[Test Drive] MINI Countryman, el karting feeling en formato XL

MINI Countryman

Es el más grande de la familia, pero en ningún caso eso lo hace aburrido. Es el MINI Countryman que en su renovada plataforma propone un look más agresivo y un manejo que combina a la perfección el confort y la deportividad.

Con una estética un tanto más agresiva, detalles de diseño característicos de MINI y con la clara idea de competir en el segmento SUV, el MINI Countryman que probamos en su versión Cooper S con motor turbo de cuatro cilindros de 2.0 litros y una potencia de 192 caballos de fuerza con un par máximo de 280 Nm y 300 Nm con la función Overboost, asociado a una transmisión automática con paddle shifts al volante, la que responde bastante bien a las exigencias de una conducción un tanto más agresiva.

MINI Countryman

Interior

Al ponernos tras el volante del nuevo MINI Countryman inmediatamente nos sentimos en una atmósfera mucho más premium que su modelo predecesor, con una excelente combinación de materiales, volante de cuero de muy buena sujeción y asientos también de cuero con un diseño que envuelve bastante bien al conductor, lo que se agradece sobretodo al tomar curvas en velocidad, condición casi natural de cualquier MINI.

Se echa de menos eso si el odómetro central característico de la marca y que en esta plataforma pasa a una posición más bien standard tras el volante, restando protagonismo al tacómetro. Ahora el protagonismo lo tiene la pantalla multimedia que nos permite explorar archivos de audio, consultar sobre el estado del vehículo y administrar los modos de manejo, sobretodo el modo Green donde podemos monitorear en tiempo real que tan eficientes estamos siendo en nuestra conducción.

La pantalla multimedia, que no es táctil sino comandada por un joystick en la parte baja de la consola central, está acompañada del MINI Excitement Package, un accesorio lumínico que cambia de color según la acción que realicemos en el automóvil, como por ejemplo subir o bajar el volumen, cambiar el modo de manejo o simplemente ajustando el color de preferencia del conductor. Esta luz circular que rodea al panel multimedia también se encuentra ubicada en los laterales de las puertas, debajo de los asientos y en los tiradores de los cinturones de seguridad, agregando un ambiente más lúdico al conjunto.

Mención aparte merece su sistema de sonido Harman Kardon de alta fidelidad que ofrece una excelente calidad de sonido envolvente, ideal para acompañar una entretenida ruta con buena música para quienes prefieran la música a todo volúmen en vez de escuchar la música del escape del cual podemos escuchar algunas explosiones en su modo Sport al levantar revoluciones o bajar marchas, una característica de la marca.

Tren motriz

Al encender el motor y ponernos en marcha nos encontramos con un automóvil ágil y potente, sale bien desde abajo, estira las revoluciones según el modo de manejo y si comandamos la transmisión a través de las paletas al volante nos responde sin problemas tanto cuando estiramos las marchas como cuando bajamos un cambio para enganchar y tomar una curva.

En el modo Green, aunque restringido, continúa sintiéndose un automóvil liviano no obstante su tamaño, lo que no nos obliga a pisar exageradamente el acelerador y así obtener un buen rendimiento de combustible. Si esto lo apoyamos con un correcto monitoreo de las recomendaciones de conducción eficiente lograremos más kilómetros con cada litro de combustible.

MINI Countryman

Exterior

Al bajarnos del auto es inevitable darse vuelta a mirarlo y observar su bien logrado diseño exterior de carrocería bicolor, su grilla frontal amplia y agresiva, su parachoques frontal de tres aberturas con focos neblineros incorporados, sus focos ópticos LED con línea luminosa característica del modelo y su capot abultado al centro y hacia los laterales dando cuenta que a pesar de su tamaño se trata de un MINI.

Desde el costado nos encontramos con un techo que va cayendo hacia la zaga sobre unas bien proporcionadas puertas cuyos pilares negros se mimetizan con el horizonte acristalado y el techo del mismo color. Hacia la zona posterior se observan unos focos traseros de mayor tamaño que su generación anterior y un amplio emblema Countryman en el portalón del maletero. Su parachoques con doble salida de escape corona el conjunto.

MINI Countryman

MINI Autohome

La unidad testeada tenía montada el MINI Autohome, accesorio opcional que incorpora una carpa para dos personas en el techo de nuestro Countryman. Incluye escala retráctil, colchón, almohadas y luz interior. Se abre en unos pocos segundos y permite tomar un descanso en cualquier lugar de manera muy cómoda. La escala se puede guardar al interior de la carpa cuando esta se encuentra cerrada al igual que las frazadas o cobertores que podamos llevar para abrigarnos, por lo que no ocupa espacio del maletero del Countryman. Eso si, cuidado con la altura pues es probable que quedes algo justo en estacionamientos subterráneos.

En resumen el nuevo MINI Countryman se plantea como una excelente opción polivalente que por un lado funciona como un utilitario familiar de amplio espacio interior y por otro como un deportivo entretenido de manejar que mantiene el karting feeling que caracteriza a la marca. Sin lugar a dudas hace gala de lo que se refiere el concepto SUV: Sport Utility Vehicle.

Las versiones disponibles del nuevo MINI Countryman con sus respectivos precios las puedes encontrar en nuestra nota de lanzamiento del modelo.

Compartir este Artículo

Sobre el Autor

Nicolás Espinoza

Nicolás Espinoza

Director General Racing5.cl - n.espinoza@racing5.cl “Soy un amante de los autos casi por genética y con el tiempo he aprendido de mis amigos mecánicos a desenvolverme humildemente en el mundo de los fierros. En los autos encuentro el relajo y tranquilidad que a veces se pierde con la rutina del día a día.”