[Lanzamiento] Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo, sus 680 caballos ya corren sobre tierra chilena

Porsche lanza sus modelos por goteo. La actual generación del Panamera fue lanzada en 2016, mientras que un año más tarde se presentó mundialmente su variante más más espaciosa, la Sport Turismo. Hoy ya está disponible en Chile la versión más reciente y poderosa del Panamera Sport Turismo, el Turbo S E-Hybrid, que combinadas las potencias de su motor V8 biturbo y el eléctrico suman nada menos que 680 HP.

Tras haber heredado la sangre del hypercar 918 Spyder, el nuevo Panamera Turbo S E-hybrid Sport Turismo mezcla en su receta los 550 HP de su 4.0 V8 biturbo, los 136 HP de su motor eléctrico y una caja de cambios automática de doble embrague (PDK) de ocho marchas que transmite los 850 Nm de torque producidos por ambos motores hacia las 4 ruedas. El resultado de esto es el tercer auto de producción más potente jamás hecho por Porsche, sólo superado por el bestial 911 GT2 RS (690 HP) y el mismo 918 Spyder (887 HP).

Una de las ventajas de la electromovilidad es la facultad de los motores eléctricos de entregar todo su par a mínimas revoluciones, razón por la que el Turbo S E-Hybrid entrega todos su torque apenas superado el ralentí, a las 1.400 rpm. A través de la gestión del Porsche Traction Magament (PTV) se adapta la distribución de esa fuerza entre las cuatro ruedas para garantizar máxima tracción y lograr propulsar a este Porsche de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 310 km/h.

Según Porsche, el Panamera Turbo S E-Hybrid Sport Turismo puede hacer 33,3 km/l gracias a su motorización híbrida enchufable. Debido a su batería de iones de litio de 14,1 kWh enfriada por líquido “tiene una autonomía de hasta 49 kilómetros utilizando sólo la propulsión eléctrica y, por tanto, sin emisiones contaminantes”. Esa capacidad energética puede ser recargada entre 2,4 y 6 horas según la fuente a la que se le enchufe.

Hay también 4 modos de conducción “electromóvil” adicionales: E-Power, Hybrid Auto, E-Hold y E-Charge. Variando entre estos se puede especificar si se desea transitar únicamente con energía eléctrica; de manera híbrida automática para la mayor eficiencia posible; uso preponderante del V8 biturbo para el ahorro de energía eléctrica con el fin de usarla en “zonas medioambientales”; o recarga de electricidad mediante el mismo motor de combustión interna.

Para controlar toda la potencia y los más de 2325 kg de masa (en seco), Porsche dotó a este Panamera del Porsche Active Aerodynamics (PAA), un sistema de aerodinámica activa que se centra en un spoiler trasero montado sobre el portalón del maletero que puede variar su ángulo activamente según el contexto y velocidad. Este elemento adapta su inclinación automáticamente sea por la superación de los 170 km/h o por la selección de los modos de conducción Sport y Sport Plus por parte de el o la piloto para aportar hasta 50 kg de carga aerodinámica sobre el eje posterior.

El equipamiento Turbo S E-hybrid

Subir de variante en la gama Porsche no es solo más motor y precio, pues hay tecnologías que se incluyen de serie en las diferentes versiones y el Turbo S E-Hybrid Sport Turismo tiene todo lo que Porsche puede ofrecer. Y, por cierto, muchas siglas también.

En el interior lleno de tecnología, pantallas, botones virtuales, materiales de máxima calidad, un diseño pulcro y vanguardista, se integra el Porsche Advanced Cockpit y el Porsche Communication Management, sistemas de infoentretenimiento ubicados como panel de instrumentos y en la consola central, respectivamente.

El primero de ellos se maneja desde el volante y muestra informaciones predominantemente de la conducción, del sistema híbrido y otras que también se pueden consultar por la pantalla táctil de 12,3”, la cual integra Apple Car Play, la aplicación Porsche Car Connect y el audio de 710 vatios, 14 parlantes y 14 canales, firmado por Bose.

A nivel dinámico se parte por el Porsche Dynamic Chassis Control Sport (PDCC Sport), un sistema que es capáz de practicamente neutralizar la inclinación del auto en curvas y que incluye el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus), encargado de repartir la entrega de potencia a cada rueda vectorialmente en las curvas con la inclusión de un diferencial trasero autoblocante.

Tras acelerar a fondo hasta 200 km/h en sólo 8,5 segundos se necesita poder frenar igualmente rápido y sin fatiga, por lo que se equipan los Porsche Carbon Ceramic Brakes (PCCB) en el Turbo S E-Hybrid Sport Turismo. Estos consisten en gigantes discos carbonocerámicos, ventilados y perforados, de 420 mm de diámetro adelante y 410 mm atrás, abrazados por cálipers monobloques construidos en aluminio de 10 y 4 pistones, adelante y atrás respectivamente.

También se pueden mencionar las llantas de 21” sobre neumáticos 275/35 ZR en el tren delantero y 325/30 ZR en el trasero, dirección asistida Power Steering Plus, el Sport Chrono Package y la suspensión neumática de tres cámaras Porsche Active Suspension Management (PASM) que permite regular el comportamiento y enfoque de la suspensión a discreción.

Por eso y una gran lista de otros opcionales que se pueden encontrar en el configurador de Porsche, hay que desembolsar una suma de 183.900 dólares, y puede ascender fácilmente si quieres añadir elementos como el eje trasero direccional o el Porsche 4D Chassis Control.

Compartir este Artículo

Sobre el Autor