Categorías

Audi A1 ClubSport Quattro: Torpedo en miniatura

Audi A1 ClubSport Quattro

Cuando los fans pujan, la mayoría de las veces, las marcas deciden hacerles regalos. Saben que parte de la mística y de la imagen de sus autos se ve siempre fuertemente apoyada por estos grupos, los que muchas veces inspiran y han mantenido autos en producción extendida.

Así sucede con el Grupo Volkswagen en Europa, donde cientos de seguidores se reúnen en el Wörthersee festival, en el que puede ser una de las aglomeraciones más grandes de fanáticos de la casa germana y sus productos. Es tanto el fervor que Audi y Volkswagen no escatiman en gastos para llevarles algún que otro exclusivo modelo a la fiesta.

Ese modelo en esta ocasión es el Audi A1, pero en una exclusiva configuración ClubSport Quattro, que transforma al moderno -pero hasta ahora inofensivo- citycar en un misil de bolsillo, fabricado como solo saben hacerlo en Ingolstadt.

La ficha técnica y las sabrosas fotos, después del salto.

El interior esta manufacturado con la más exquisita calidad. Asimismo, no trae absolutamente nada que vayas a extrañar en la pista. Solo el volante, el asiento, la palanca de cambios y los relojes.

Las cifras que avalan el Hardware

Preste harta atención y lea con detenimiento: Motor de 5 cilindros turbocargado de 2.5 litros, derivado del TT RS y del RS3, pero con ajustes al Turbo, Intercooler y entradas de aire para lograr la ridícula e insana cifra de 503 caballos de fuerza y 660 Nm de torque. Esta potencia es enviada a las ruedas vía el sistema de tracción integral Quattro, derivado del Audi TT RS con una caja de cambios manual de 6 velocidades.

Pesando tan solo 1390 kilos, acelera de 0 a 100 km/h en 3.7 segundos y de 0 a 200 km/h en 10,9. Su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h.

Terminan el conjunto, llantas de 19», suspensión deportiva ajustable y 4 frenos de disco de 6 pistones adelante y atrás. Los de adelante son de fibra de carbono/cerámica y los de atrás son de metal.

Bocetos. Nos encantan los bocetos.

Solo para correr

Audi solo pensó en la competición a la hora de crear esta versión del A1, al punto de eliminar todos los componentes que no tengan estrictamente que ver con esto. Así es como llegamos a una carrocería ensanchada, techo de fibra de carbono y un interior que solo trae lo que se necesita. Olvídate del MMI, del aire acondicionado e incluso de las manillas de las puertas. Los asientos traseros se cambiaron por una jaula, una superficie plana y espacio para dos cascos, los que se ubican detrás de los enormes asientos deportivos sacados directamente del Audi R8 GT. Destaca además un tacómetro con fondo rojo, las manijas hechas con una correa roja, la fibra de carbono mate para todo lo que queda al descubierto y el volante de diseño muy deportivo.

¿Para la producción? Jamás, aunque no se descarta que sirva como posible plataforma para algún futuro S1 o RS1. En Europa los fans de Audi van a estar muy contentos.

Fotos y Fuente: Carscoop

[nggallery id=258]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password