Categorías

Debuta la 4ta generación de la Honda CR-V en Chile

Honda CR-V EXL 2012

Más elegante, más eficiente y más sofisticado. El nuevo CR-V hizo su lanzamiento el día de ayer en Chile, ya a varios meses de que hayamos mostrado las fotos teaser que se filtraron en Octubre desde un catalogo japonés, en la previa de su lanzamiento en Los Ángeles y Tokio.

Como bien mencionamos en dicha ocasión, el CR-V viene mejorado y más contundente, en el sentido de que es un producto mucho más redondo y pulido que su antecesor, tanto en su mecánica, como en su diseño y comodidad, un producto al cual se nota que Honda le puso cariño, reflejando muchos de los valores por los que la marca es conocida.

Su perfil con pasos ligeramente abultados y el corte en la ventanilla trasera, le confiere una imagen más deportiva y con más personalidad.

Su diseño es menos ambiguo que en las otras generaciones, dando cuenta de un producto más maduro. La primera generación de la CR-V (así como en su tiempo la primera generación de la Toyota Rav4 y de la Subaru Forester) fueron puntales de un movimiento que la prensa internacional llamó «híbridos» y es probablemente el primer uso de esta terminología antes de que pasara a ser la nomenclatura oficial de los autos con motores eléctricos-asistidos-con-gasolina. El truco era el mismo que el que usaban las SUV, una carrocería station wagon, más corta y más alta, pero con mayor despeje para el suelo, pero a diferencia de las SUV de ese tiempo, eran más pequeñas y se maniobraban más como auto que como todo-terreno.

Los «crossover» se han masificado y han adquirido una imagen mucho más orgánica, algo que también tiene que ver con el paso del tiempo y las nuevas tendencias en diseño, las que buscan mejor aerodinámica y una mejor optimización del espacio. De hecho la CR-V en ese aspecto logra un coeficiente de arrastre de 0.32 Cd, lo más bajo en su categoría.

De la CR-V pasada se hereda un poco el diseño del perfil, con las ventanas curvas. Claro que el corte en la ventanilla trasera es distinto, en vez de terminar en línea con las otras ventanas, se levanta, sugiriendo una forma mucho más angulada, en punta hacia atrás, haciendo que el pilar D se «quiebre» en la mitad, silueta que también continúan los focos traseros montados en el pilar, un sello característico de la CR-V. En la cintura vemos líneas más definidas, más gruesas, gracias a unos pasos de rueda ligeramente más musculosos. El frontal es netamente más deportivo con una toma frontal que parece estar unida a los focos laterales y en la parte inferior del parachoques, vemos como también se busca una mejor aerodinámica, con un ángulo mucho más inclinado, lo que también mejora el ángulo de ataque. Vale decir que esta puede que sea una característica de ciertos modelos, ya que en las fotos que revelamos hace 5 meses atrás, se ve una toma de aire y unas protecciones plásticas algo más deportivas que acortan este ángulo de ataque y le dan una imagen más convencional.

En cuanto a diseño interior, el CR-V adopta una versión suavizada del lenguaje futurista que llevan otros autos como el Fit o el Civic.

La CR-V se nos anunció que llegó a Chile de manera prematura, es decir, las unidades que tuvimos en nuestro poder, corresponden a la versión EXL (full equipo) las que solamente están para compradores con privilegio en Honda, como son clientes frecuentes y cercanos a la marca. Para un par de meses más estarían llegando las versiones LX con tracción simple y tracción integral on-demand. También vale mencionar que si bien, estas primeras unidades son de origen japonés, las siguientes exportaciones se realizaran desde la planta de El Salto, Jalisco, en México, tal cual como las unidades de la generación pasada, aunque en Honda hicieron un llamado de atención, declarando que independiente de la planta de fabricación, los estándares de calidad y manufactura son los mismos que en Japón.

Esta versión full comprende un nivel de equipamiento bastante completo, el que incluye sistema multimedia i-MID (como el del Civic), muy personalizable y que reúne algunas funciones de mantención, así como el sistema de radio, bluetooth (HandsFreeLink), entre otros. Enumeramos, completo kit eléctrico, climatizador electrónico dual, asientos de cuero ajustables eléctricamente, comandos al volante para el Bluetooth, control crucero y radio (MP3,USB, AUX) con 328 watts, streaming de audio vía Bluetooth y 6 parlantes más subwoofer, volante ajustable en altura y profundidad, asientos delanteros calefaccionables, sunroof, cámara de retroceso, consola central (lo mencionamos porque en la presentación vimos imágenes de versiones que probablemente no la equipen), tecnología ECON y EcoAssist, anclaje para asientos de niños LATCH, 6 Airbags (Frontales, laterales y de cortina), focos de encendido y apagado automático y una práctica palanca en el maletero que pliega los asientos traseros (con reposacabezas y todo) como si fuera magia. Es una larga lista, de la que he dejado el equipamiento más mecánico y técnico para profundizar más adelante en el.

La palanca de cambios es parte de la consola, un detalle que ya se hace habitual en Honda.

El diseño interior toma muchos elementos del Civic, en parte los botones del volante, la consola central y el diseño general, mucho más moderno y cómodo. Si bien el auto es muy ergonómico, la consola central pudo haber estado orientada un poco más hacia el conductor, pero es una apreciación de modo personal, ya que la idea es que sea un auto familiar, donde todos puedan encontrar los botones de manera más fácil. Otro gran detalle y algo por lo que Honda ha sacado aplausos, es por el uso de materiales ecológicos en el interior, algo que se agradece ya que, aunque tiene un poco menos de «olor a nuevo» resulta que ese mismo olor es culpa de pegamentos y plásticos muy nocivos, que en algunos autos es muy fuerte, donde terminas muchas veces drogado de tanto olor.

Dos detalles que no me gustaron mucho fueron la pantalla i-MID colocada muy arriba y al fondo, donde cuesta leerla y algunas terminaciones plásticas de las puertas, donde si bien se hizo un intento con polímeros texturados, en un auto que esta avaluado en cerca de 18 millones de pesos, se esperaba recubrimientos en cuero, gamuza o tela.

La manilla mágica de la CR-V permite reclinar en menos de 2 segundos los respaldos de los asientos.

El CR-V se conduce de manera muy sencilla y cómoda, donde se logra una excelente visibilidad panorámica y la postura es bastante relajada. En la banca trasera hace falta una mayor sujeción lateral (los asientos son muy planos) y algo estrechos para tres personas, por lo que generalmente el más chico tendrá que ser relegado al asiento central. La distancia desde la cabeza hacia el techo es algo justa también en las plazas traseras, por culpa de la estructura anti-vuelco. La cámara de retroceso debería incorporarse en todos los modelos ya que gracias al poco margen entre los ocupantes y el techo, unos pilares D muy gruesos y un parabrisas trasero muy pequeño, es casi imposible ver algo, salvo que vayas solo y con los reposacabezas traseros plegados. Los espejos laterales cubren muy bien y ayudan a suplir la falta de visión posterior.

El maletero es bastante grande, como el de todos los modelos del segmento, pero añade una práctica palanca que pliega los asientos y recoge los reposacabezas para lograr automáticamente (y sin esfuerzo) una superficie extendida de carga de 1000 litros, un poquito menos que en la generación pasada (1011 litros) pero que se debe a que ahora tanto el suelo como los respaldos de los asientos son más planos, lo que se traduce en un litraje real mas útil.

El corazon de la CR-V se las arregla con ingeniería de punta para lograr bajar sus consumos y aumentar su potencia.

La unidad impulsora de este CR-V (K24Z7) mantiene la cilindrada del modelo anterior (2400 cm3) pero con un aumento sustancial de potencia, que gracias al i-VTEC le permite entregar 187 caballos de fuerza @ 7000 RPM y 222 Nm de torque @ 4400 RPM. Esta acoplado a una transmisión automática de 5 velocidades y un sistema electrónico de tracción, al que Honda le llama Real Time 4WD, el cual se activa inteligentemente según las condiciones del camino y del vehículo.

El lanzamiento de la CR-V constaba de dos partes, la actividad inicial en Casas de Lo Matta y una segunda actividad en las viñas de Matetic en Casablanca, por lo que mi primera misión fue conducir hacia Casablanca por la carretera. El auto cuenta con una dirección asistida eléctricamente pero inteligente, lo que hace que el volante sea más ligero en ciudad y más pesado en carretera. El sistema probó ser muy suave y de funcionamiento muy gradual e imperceptible, aunque se echa de menos algo más de tacto, cosa de la que no podemos quejarnos ya que la CR-V es un auto para la familia, aunque a nosotros en la naranja mecánica se nos salga el espíritu racing. La suspensión está muy bien lograda y sumado al menor peso (-29 kilos) y más bajo centro de gravedad de esta CR-V con respecto al modelo anterior, trabaja muy bien en carretera, siempre ajustada más hacia el lado más confortable, pero sin cabeceos ni asperezas innecesarias. El motor es adecuado y se nota la potencia extra (siendo que íbamos 4 personas en mi unidad) con una transmisión que baja bastante bien los cambios, pero faltándole algo de aceleración. Sin peso lógicamente su desempeño debería ser bastante agradable.

Durante un tramo probamos el modo ECON, el cual hace que la respuesta a la aceleración sea muy lenta, lógico, porque si queremos ahorrar combustible, son las aceleraciones bruscas las primeras en tragarse nuestros preciosos litros de oro negro, y en ese sentido es muy efectivo. Además el sistema Eco-Assist tiene dos franjas de color al lado del velocímetro las cuales se encienden verde cuando nuestra conducción propicia un ahorro de combustible, y blanco cuando pisamos del acelerador y transformamos a nuestra CR-V en un traga-traga.

La CR-V no mostro ningun problema para subir y bajar las largas pendientes de tierra en la Viña Matetic.

En Matetic, Honda diseñó un trazado complejo que contemplaba las rutas que usan los tractores para recorrer los cortafuegos de la viña, por lo que mi segunda misión fue conducir de ida (y afortunadamente al ir solo, también el regreso) por un camino de tierra, polvo y muchas pendientes. Aquí quedo demostrado que la CR-V si bien es una SUV orientada a la familia, también podrá recorrer caminos de tierra y pendientes sin ningún problema, comportándose de manera muy correcta, con un trabajo de suspensión que ayuda bastante a suprimir la dureza de los baches. Enganchado en primera, sube y baja las cuestas con mucha seguridad y sin perder potencia ni tracción. La segunda queda justa y no la recomiendo a menos que vayan solos.

La transmisión de 5 velocidades automática prácticamente no se siente, a menos que pises el acelerador, por lo que en un momento casi nos olvidamos de con cuantos cambios funcionaba la caja, lo que a ratos te da una sensación de inseguridad por no saber exactamente en que está la caja de cambios.

Los consumos oficiales son de 9,2 km/l en ciudad y 12,6 en carretera. La CR-V le lleva control de estabilidad VSA, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS+EBD, acelerador electrónico (Drive-By-Wire), transmisión automática con sistema Grade Logic Control que mediante un mapa virtual de pendientes optimiza el uso y las marchas necesarias para operar, sin recurrir a cambios innecesarios, inyección programada PGM-FI y sistema VTC de control de fase de las válvulas de entrada.

Carolina De Moras nos comentó sus experiencias con una antigua CR-V que tenia, antes de subirse a la Honda Pilot que hoy en dia conduce. Nos confesó que quiere renovarle la CR-V antigua que conduce su mamá a esta nueva versión.

La CR-V es un producto superior a su predecesor, siendo 30 milímetros más baja y 20 milímetros más corta, aunque se ve más grande y sea más cómoda. Lo mismo con el motor, el cual por su avanzada ingeniería, logra casi 20 caballos de fuerza extra consumiendo un 10% menos de combustible. Sumado a su gran despliegue tecnológico y su comodidad, es una apuesta segura para los usuarios de CR-V así como para los que andan en búsqueda de una SUV espaciosa y sofisticada. Honda se puso a la altura y ha creado un producto con muy pocos peros. No por nada la CR-V representa un 30% de las ventas de la marca en Chile, es un auto importante al cual no le pueden quitar peso.

Por el momento la versión EXL se encuentra a un valor de $17.990.000. En unos meses más deberían arribar las versiones LX con tracción simple y con tracción Real Time, entre los $14.990.000 y los $15.990.000 (aprox.). Se estima un volumen de ventas de 1000 unidades anuales.

[nggallery id=558]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

  • Lanzamiento: llegaron los otros Honda CR-V 2012 | Racing5
    11 junio 2012 at 14:57

    […] En Marzo fuimos testigos del lanzamiento de la cuarta generación del Honda CR-V,  un crossover muy conocido en nuestro país, el que también goza de buenas ventas. Sin embargo, durante dicho lanzamiento solo pudimos conocer al modelo tope de gama, el EXL, que llegó en una partida limitada de ventas para un público exclusivo, haciendo un poco la antesala del embarque que llegaría este mes. Y bueno, la semana pasada conocimos al resto de la familia, donde aparecieron las cuatro otras versiones del CR-V, con tracción simple y tracción Real Time. Ligeros cambios cosmeticos distinguen a las versiones menos equipadas de la versión full equipo. […]

  • Renovación total: Toyota presenta la nueva cara de la RAV4 en el Salón de Los Angeles | Racing5
    28 noviembre 2012 at 21:37

    […] a sus ventas actuales de 170 mil unidades anuales. En Estados Unidos, un paraíso para los SUV, el Honda CR-V es el modelo más popular con 230 mil unidades comercializadas en 2012, seguido por el Ford Escape. […]

  • [Lanzamiento] Lavado de cara y nueva caja de cambios para el Honda CR-V | Racing5
    9 marzo 2015 at 18:19

    […] El año 2012, tuvimos el honor de recibir al Honda CR-V en su cuarta generación. Más maduro, más familiar, se transformó en un superventas y referente del segmento, siendo uno de los modelos más vendidos de la japonesa en Chile. Para el 2015, la CR-V recibe un facelift que la acerca a los diseños de sus nuevos modelos como el Fit y el City, además de nuevas tecnologías. […]

Forgot Password