Categorías

Dossier BMW: Conociendo a los todo-terreno de la marca

El X5 no presentó problemas con el agua.

No hay mejor panorama que salir a jeepear un sábado en la mañana. Sobre todo cuando la invitación te la hace BMW. Así que tomamos nuestras cosas y nos juntamos en Williamson Balfour Motors para partir rumbo al Fundo Las Varas, camino a Farellones, donde tendríamos la oportunidad de subirnos a los X3 y X5, los que serian pilotados por conductores profesionales de BMW en un circuito muy complejo, con mucho barro, pendientes y rocas, a modo de demostración de su sistema de tracción xDrive. Una segunda particularidad de este evento, es que no solo fue invitada la prensa especializada, sino que también clientes de la marca. También se sumó a la aventura Neumáticos Maxxis, quienes se encargaron de cambiarles las zapatillas por bototos a los X3 y X5 que harían la demostración. Hasta aquí todo bien.

Diagrama xDrive

¿Qué es xDrive?

BMW comenzó sus experimentos con tracción integral allá por los años 80, sin embargo estos operaban como cualquier otro sistema de dicha época, o sea con un rango fijo de torque entre ambos ejes y en el caso de BMW, con un diferencial delantero libre y los otros dos de acople viscoso con opción de bloqueo. Por lo demás, todos los modelos presentaban (y presentan) tracción trasera, como parte del pedigree deportivo de la firma.

El sistema de tracción integral volvió a aparecer con la llegada del X5 y más adelante con el 330xi, donde los tres diferenciales funcionaban de manera libre y las variaciones de torque eran reguladas por el control de estabilidad (DSC), o sea, con los frenos del vehículo. Hay que considerar que la llegada del X5 fue en parte gracias a la adquisición de Land Rover por parte de BMW, antes de que fuera re-vendida a Ford, por lo que aprovecharon de aprender bastante en lo respectivo a sistemas de control de descenso y programas de tracción para los diferenciales.

Con el boom de la tracción integral en el segmento alto, BMW desarrollo xDrive, un sistema que se configura con dos diferenciales libres en ambos ejes y un embrague hidráulico multidisco accionado electrónicamente, que permite modular la entrega de torque. Los modelos X6 y otros llevan el sistema DPC (Dynamic Performance Control) que al contrario del sistema regulado por el DSC, que frena la rueda que está perdiendo tracción, le entrega más potencia a la rueda que tiene grip, para mejorar la estabilidad. Con esta configuración, el sistema xDrive es una excelente arma de ataque en asfalto, donde los BMW son letales, pero… ¿Qué tan efectivo es el sistema en terrenos complejos?

El X3 si bien la sufrió con el barro, al final sorteó todo de buena manera y cargada con 5 pasajeros. Su mecánica es lo más destacable.

BMW X3 (F25) xDrive20d: buen torque y un par de sorpresas

Vamos a comenzar por el X3, modelo que tiene como rivales en el mercado al Audi Q5 y al Mercedes-Benz GLK. Además, por motivos de tiempo (y de otras cosas que ya vamos a contar) fue el único auto al que nos logramos subir. Lamentablemente no pudimos ponerle nuestras manos, pero si viajamos como pasajeros, por lo que fuimos testigos de su desempeño. La unidad que BMW dispuso para la prueba, corresponde al xDrive20d, que lleva un motor 2.0 Turbodiésel de geometría variable e inyección directa Common Rail con 181 caballos de fuerza (@4000 RPM) y 380 Nm de torque (@1750–2750RPM), todo asociado a una caja automática de 8 velocidades. El interior es clásico de BMW, de muy buena factura, tanto que nos daba algo de pena subirnos con los pies embarrados. En el circuito probamos el control de descenso, el que se puede ajustar electrónicamente con los botones del control crucero y es bastante útil en pendientes muy inclinadas.

El punto más alto fue la motorización, con mucho torque disponible, desde muy abajo y una conducción que ni siquiera podemos catalogar como la de un Diesel silencioso, porque no parece Diesel, es como estar trabajando con un motor a gasolina. Ahora nos queda claro porque Toyota quiere trabajar tanto con BMW.

Un gran susto pasamos cuando vimos el X5 atrapado entre el barro y las piedras.

Usted no lo haga (o hágalo bien)

Lamentablemente, el barro estaba muy jabonoso para el X3 y el X5. El sistema de tracción no fue capaz de repartir correctamente la fuerza y los neumáticos tampoco estaban agarrando el barro. El X5 xDrive35i patinó de manera espectacular quedando atrapada entre unas rocas. La producción tuvo que sacarla con ayuda de un winch, desde un vehículo que estaba en suelo firme. ¿Qué le pasó a BMW?

Así de pegado estaba el barro. Los neumaticos, al ser de trabajo mixto, no escurren el barro tan bien como los neumáticos fabricados para dichos caminos.

Dos tips que sacamos de esta situación:

El primero es sacarle algo de aire a los neumáticos, para que la banda de rodadura sea mayor y tenga mejor agarre. No podemos pedir que todos lleven neumáticos para barro, porque después de todo, solo pilotos como Boris Garafulic llevarán su BMW por lugares complicados (y esto es solo porque lo hace en el Dakar). Los clientes mortales  jamás van a llevar su auto a lugares tan trabados, menos un BMW, que tiene una orientación mucho más deportiva. Regla de oro, sacarle algo de aire a las ruedas.

El segundo, y es más como un consejo de sentido común, es no irse a lo bestia con el acelerador. El X5 xDrive35i lleva un poderoso motor turbo de 6 cilindros en línea, el que eroga cerca de 300 caballos de fuerza y 400 Nm de torque. Si bien los pilotos que nos acompañaron, son expertos y trabajan en BMW, quien iba en el X5 parece que se quedó con la idea de que era un M3 y lo vimos con nuestros ojos pisar bastante el acelerador. Más potencia no te va a sacar del barro, de hecho, puede que te entierre más y haga que pierdas el control.

La gente de BMW recortó y modificó el recorrido para que las X3 y X5 pudieran pasar y, aunque en algunos tramos todavía les faltaba algo de grip, superaron exitosamente las zonas menos densas, los vados de agua y los pasos con desniveles. En ese sentido la X3, más liviana, con un par de milímetros extra en su recorrido y con su motor Diesel se comportó mejor que la X5.

¿Qué concluimos?

Al parecer los sistemas electrónicos y los sensores que BMW le ha puesto al sistema xDrive están más orientados al performance que a la aventura. Bueno, también hay que considerar que BMW cataloga a sus vehículos como SAV (Sports Active Vehicle) en vez de SUV (Sports Utility Vehicle), lo que los hace más dados a la vida activa y al outdoor, pero no para situaciones extremas. Los caminos han mejorado y probablemente jamás tengas que pasar por un barrizal para llegar a tu lugar de descanso. En ese sentido, el BMW es una opción confortable y de alta calidad. Ahora depende de las prioridades que tenga BMW en el desarrollo de sus futuros modelos, si quieren transformar al xDrive en un sistema mejorado para el off-road, donde se queda al debe frente a sus rivales, y lo decimos así, porque ya uno de ellos casualmente realizó sus pruebas en este mismo lugar y con las mismas condiciones superó todo tipo de obstáculos.

Por el momento, si vas a disfrutar de tu BMW, hazlo donde son verdaderos líderes: las carreteras, las autopistas y los circuitos.

Precios

  • X1 xDrive28i Standard: $21.500.000
  • X3 xDrive20d: USD $68.000
  • X3 xDrive35i: USD $73.900
  • X5 xDrive30d Standard: USD $76.000
  • X5 xDrive30d FL: USD $84.000
  • X5 xDrive35i Standard: USD $76.000
  • X5 xDrive35i: USD $84.000
  • X5 xDrive50i: USD $104.000
  • X6 xDrive35i: USD $90.900
  • X6 ActiveHybrid: USD $167.000

[nggallery id=661]

 

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password