Categorías

Lanzamiento: Great Wall Voleex C10, poniéndole la vara alta a los compactos chinos

Este es el nuevo Great Wall Voleex C10, el nuevo compacto de la marca china, que pretende sumarse a la oferta de autos de pasajeros que ya ofrecen en nuestro país como el Florid, Florid Cross y el Voleex C30. La idea es que de a poco los modelos Voleex reemplacen a los Florid. Lo probamos y nos sorprendimos con muchas de sus características, las que se encuentran a un nivel bastante superior a lo que conocíamos dentro de los autos de origen chino (con excepción quizás de los MG), colocándose como una peligrosa oferta para todos sus rivales, incluyendo a modelos muy conocidos como el Chevrolet Aveo, Toyota Yaris, Volkswagen Gol y Nissan March.

Great Wall, encabezando la oleada china

Great Wall la está llevando. Es la marca china con mayor crecimiento en su país, con niveles de exportación que van en considerable aumento y liderando las ventas de camionetas y SUV a nivel local por bastante tiempo. A nivel internacional se encuentran en más de 80 países y para seguir potenciando estas cifras, están construyendo una planta en Bulgaria, la primera planta de un constructor chino en Europa, con un potencial de ensamblaje de 50.000 unidades.

Otros aspectos a considerar son los 500 millones de dólares invertidos en los últimos 5 años en Investigación y Desarrollo, con 5000 empleados en dicho departamento, lo que se traduce en una inmediata mejora de todo lo que tiene que ver con los procesos de manufactura de sus vehículos, algo que de verdad se nota en el Voleex C10.

En Chile son la marca china más vendida, ubicándose 11 en el ranking general con un total de 3783 unidades a la fecha.

Toyota nuevamente es la fuente de inspiración de los autos de Great Wall.

Que trae de nuevo el Voleex C10

Lo primero es su diseño, donde, aunque no nos gusta decirlo, tiene más que un parecido con el Toyota Yaris en su exterior; los costados y la parte trasera son muy parecidas al Yaris de la generación anterior y el frontal al Yaris actual.

Sin embargo, la copia resultó mejor que el original, en el sentido de que las líneas de expresión por las puertas, las llantas y los parachoques deportivos, hacen del conjunto un auto con mucho más carácter y estilo.

Un gran salto en el interior, en armado y calidad.

Sin embargo, donde comienzan los puntos a favor, son en su interior, el que denota un gran salto en lo que estábamos acostumbrados para un auto chino. Plásticos duros, pero con textura, tela en las puertas, diseño cuidado en la consola y una gran mejora en el ensamblaje, con puertas que no se sienten huecas, piezas que no tienen holguras desmedidas y de instalación solida. Claro, aun hay piezas que merecen cuidado extra, pero son las menos. Incluso el olor a «auto nuevo» es mucho más cercano al de un auto japonés o europeo que el que acostumbramos a sentir en otros autos, más parecido al de un pote de pegamento universal. Ah y no hay color beige.

Los únicos peros se los podemos otorgar a la palanca de cambios que si bien es correcta, podría tener un accionar más deportivo y las pantallas de la radio y odómetro son poco legibles de día por una pobre iluminación.

Full seguridad: Frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS+EBD, 5 cinturones de 3 puntas y doble AirBag.

Las sorpresas siguen al aproximarnos a los ítems de equipamiento, tanto en seguridad como en confort, con elementos que son impensados para un vehículo de este segmento y de este precio. El kit eléctrico es completo, con vidrios y espejos eléctricos, cierre centralizado, aire acondicionado, proyectores delanteros con altura regulable, neblineros, radio con 4 parlantes (2 tweeter más 2 frontales y espacio para instalar 2 parlantes más en las puertas traseras) CD/MP3/USB/AUX, con comandos al volante, tacómetro y asiento del conductor regulable en altura.

En materias de seguridad destacan de sobremanera, los cuatro frenos de disco con ABS+EBD y los 5 cinturones de 3 puntas (si, incluye el asiento trasero central, son todos pretensados con limitador de carga). Se suman los anclajes ISOFIX, el inmovilizador antirrobo y doble Airbag frontal.

Dejamos para el final, el volante ajustable en altura, el detalle de la ventana del pasajero que es one-touch y los asientos traseros, que son plegables en relación 60:40 y que además son reclinables y ajustables horizontalmente. De todos modos, jamás tuvimos que ajustarlos, ya que la habitabilidad también es muy buena en las plazas traseras.

Por fuera, los espejos y manillas son del color de la carrocería, los espejos llevan luces intermitentes y el spoiler trasero lleva la tercera luz de freno.

Tranquilo papá: motor correcto en carretera, aun mejor en ciudad.

La mecánica del Voleex C10 es una unidad de aluminio y 1.5 litros, con cuatro cilindros, doble árbol de levas a la cabeza y 16 válvulas con sistema VVT. Este entrega 103 caballos de fuerza y 138 Nm de torque. Va acoplado a una transmisión de 5 velocidades manual, con relaciones un tanto largas para la carretera, pero bastante elásticas para moverse en ciudad. El motor es más que adecuado y si bien es un poco ruidoso sobre las 3500 rpm, trabaja sin sobresaltos o sintiéndose demasiado exigido. Si la caja de cambios llevara una sexta marcha, se podría desestresar aun más el motor al circular en carretera, lo que ayudaría en el consumo, el que es algo elevado para un vehículo de este segmento. Según el 3CV, el C10 homologa 11.6 km/l en ciudad, 16,2 en carretera y 14,1 en régimen mixto, cifras que son variables según tu estilo de conducción.

El andar del auto es cómodo, con algunas pequeñas filtraciones del rodaje en las plazas traseras. La dirección es bastante buena, la que se siente segura y solida para un auto como este. Aunque, por nuestra propia desviación hacia una conducción algo más deportiva, echamos de menos algo de tacto, cosa de sentir las ruedas delanteras donde están y no tan desplazadas hacia atrás.

La suspensión es un punto bastante alto del Voleex C10, bastante cómodo en ciudad pero sin balanceos en carretera, lo que habla de un gran trabajo de calibración en dicha área.

Lo último son los pedales, donde el embrague es muy corto y el pedal del freno algo esponjoso, los que podrían tener una mejor regulación.

El Voleex C10 es un importante avance para los vehículos chinos, no solo por el nutrido equipamiento que lleva, sino que por los considerables avances en armado, conducción y calidad. Su orientación hacia el mercado europeo se nota en muchos de sus detalles, lo que lo pone por delante de sus símiles locales y lo acerca a los modelos más consolidados de nuestro país. C10 se comercializará a un precio y versión únicos de $5.790.000 en colores Negro, Plata, Blanco y Rojo.

Datos extra:

Peso Bruto: 1.535 kg

Estanque: 40 litros

Capacidad maletero: 330 litros (sin la bandeja) / 1.100 litros (asientos plegados)

[nggallery id=663]

 

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

  • Cristian Lopez
    19 julio 2012 at 22:20

    Mish! Parcee que los chinitos están haciendo bien la pega.
    De todas maneras siempre Great Wall se ha visto a la vanguardia en lo querespecta a autos de ese origen.

  • Rodrigo
    14 octubre 2012 at 0:34

    Hola,
    Yo me compre el Voleex C-10 hace ya tres semanas, he manejado mas de 1500 Km. de los cuales cerca de 300 sin parar, y no he tenido ningún problema. Es una auto cómodo y se siente super firme, recomendable un 100%. el único detalle es la iluminación del panel frontal, pero solo cuando se prenden las luces baja la intensidad, no lo se como lo habrán pensado, pero aquí en Chile cuando andas en carretera debes prender las luces lo que dificulta un poco la lectura. Pero en general es un gran auto.
    Saludos

  • Flash: ¡Quedan pocos días para participar para ganarte un Great Wall Voleex C10! | Racing5
    25 octubre 2012 at 10:51

    […] el 31 de octubre hay plazo para participar en el sorteo de un  Great Wall Voleex C10 0 kilómetro y full equipo, en un espectacular concurso organizado por Great Wall Chile. ¿Cómo […]

  • Boris
    16 mayo 2013 at 15:32

    hola, yo me compré un voleex c10 negro, hace 2 semanas, ya tiene 1.300 kilómetros de los cuales 900 se realizaron SIN PARAR.. desde Antofagasta a La Serena… solo puedo decir que es, lejos el mejor auto chino que he probado. Mi hermano tiene un JAC J3 2013 ya tiene 6.000 km, y hasta ahora no ha dado ningún problema tampoco., claro que al sentir a un voleex y un JAC, el voleex es muuuchoo mas confortable, cómodo, se siente bien su estabilidad en la curvas en carretera, la aislación es muy buena,las terminaciones, el diseño…(es cosa de ver con la cara que te miran en la calle los dueños de un toyota yaris) jejejej, es como que dicen: y ese auto ?? se parece a mi toyota yaris. pero es mas bonito y agresivo !!!!!! jajjajaajjaj
    bueno, hasta ahora no he tenido problemas…… el sistema de sonido de la radio es bastante aceptable, en comparación a sus pares chinos. // es un auto que yo recomendaría….!!!! los chinos estan avanzando a pasos agigantados… sin embargo las marcas consagradas siguen con los mismos parámetros de construcción…. si quieres un toyota yaris totalmente equipado, tendrás que pagar mínimo 8 millones, y voleex te ofrece un vehiculo totalmente equipado, buen diseño, amplia seguridad por tan solo 5.8 millones…// claramente los chinos en 10 años mas van a SORPRENDER……!!!

  • Lanzamiento en Chile: Great Wall Voleex C50T, tu primer Turbo | Racing5
    2 septiembre 2013 at 15:00

    […] del Voleex C50T, el nuevo sedán mediano de Great Wall, con el que siguen en la senda del Voleex C10 y C20, demostrando un importante milestone en la historia de los autos de origen Chino, no solo por […]

  • Pedro
    27 septiembre 2013 at 16:42

    Bonito auto, pero prefiero un Yaris. creo que en unos 10 años (quizas 5) los autos chinos seran una buena opcion equiparable con los autos japoneses (honda, toyota,mazda) y coreanos (Hyundai, Kia).

Forgot Password