Categorías

Lo bueno se hace esperar: Chevrolet Cruze Hatchback hace su debut en Chile

El Cruze se tardó en ser lanzado debido a su facelift, el que también debería recibir el sedán en un tiempo más.

La primera vez que obtuvimos información sobre el Chevrolet Cruze 5 (o Cruze Hatchback) fue casi hace un año atrás, en Septiembre, cuando espiamos una de las unidades de este modelo, estacionado con camuflaje en el centro de Santiago. Se hicieron esperar pero llegaron las tres versiones del nuevo Chevrolet Cruze, el que no solo exhibe una nueva configuración de carrocería, sino que también un restyling en su frontal y mejoras mecánicas con respecto al sedán, para ofrecer un producto más orientado a la deportividad.

El Cruze 5 mantiene el diseño general del sedán, pero en su frontal recibe un sutil lavado de cara, con tomas de aire laterales más agresivas y una parrilla que cambia la malla de panal por una conformada por barras longitudinales de color negro. La zaga queda muy bien resuelta, con un pilar C bastante aguzado, lo que le confiere un aspecto más aerodinámico que en la mayoría de los hatchbacks. La tapa es de aspecto limpio (sin elementos que lo recarguen como la patente, adornos de los focos y muchas insignias) y en su parte superior busca dar la impresión de un sutil spoiler, para un toque más deportivo.

Las diferencias entre las distintas versiones se encuentran en las manillas y las llantas; el LS MT lleva tapas de rueda de 15»; el LS AT, lleva llantas de aleación de 16»; el LT Turbo Diesel lleva llantas deportivas de 17» y manillas cromadas.

Interior del Cruze LT: moderno y muy bien equipado.

En el interior, se mantiene el diseño general del Cruze, inspirado en el Corvette (concepto Dual Cockpit) pero que exhibe un nuevo sistema de audio, de mejor diseño, pero de menor visibilidad, cambiando el lugar de la pantalla por un receptáculo portaobjetos donde se encuentra oculto el puerto para iPod/USB.

El equipamiento es bastante nutrido para todas las versiones, incluyendo de serie aire acondicionado, alarma, alzavidrios eléctricos (cuatro puertas) con sistema «one-touch», asiento del conductor regulable en altura, computador a bordo, sistema de audio AM/FM/CD con 4 parlantes y 2 tweeter, compatible con MP3/USB/iPod y entrada auxiliar, comandos al volante para el sistema de audio, sistema bluetooth con comandos al volante y soporte para streaming de audio, control crucero, espejos eléctricos (plegables eléctricamente y autodesempañantes), guantera con luz, asientos plegables (60/40), volante y pomo de la palanca de cambios forrado en cuero. La versión LS AT agrega Sunroof eléctrico y la versión tope LT Turbo Diesel, el tapiz de cuero, el climatizador electrónico y llave electrónica con sistema Keyless (Passive Entry/Passive Start) y botón Start/Stop.

Preliminarmente, el auto presenta muy buenos acabados y se siente moderno y solido. El techo peca de ser algo bajo para los que son muy altos (sobretodo en las plazas traseras) y los asientos un poco duros. El maletero es muy generoso, con una capacidad de 450 litros.

En el apartado mecánico comienzan algunas mejoras con respecto al Cruze sedán, esencialmente en la relación final de la caja de cambios, lo que propicia un mejor rendimiento. Esta unidad Ecotec de 1.8 litros y doble arbol de levas a la cabeza también es empleada en otros modelos del grupo GM (especialmente algunos Opel) y exhibe 140 caballos de fuerza a 6200 RPM y un torque de 176 Nm, cerca de las 3800 RPM. Este motor impulsa las versiones LS, con una transmisión manual de 5 velocidades o una automática de 6 velocidades con modo manual.

Durante las pruebas de ruta realizadas entre Santiago y El Tambo (lugar donde se realizó el lanzamiento) el vehículo se siente pesado; es rápido, pero le toma tiempo alcanzar buena velocidad, a menos que pises el acelerador, encontrándose más cómodo sobre la línea de torque, o sea desde las 3800 vueltas hacia arriba, pero es un rango donde nadie pone sus autos si van en carretera. El consumo preliminar que obtuvimos fue de 14 a 15 km/l a una velocidad de 110 km/h, con la caja automática de 6 velocidades.

Sin embargo, la sorpresa llega con el propulsor Turbo Diesel de 2 litros, el que eroga 161 caballos de fuerza a 3800 rpm y 360 Nm de torque entre las 1750 y las 2750 vueltas. Este va acoplado a una caja manual de 6 velocidades, muy deportiva y que es el mejor aliado de este motor. Esta unidad también la testeamos en el mismo trayecto y es sencillamente sorprendente. El torque se siente inmediatamente, respondiendo como un auto deportivo de verdad y tirando fuerte incluso en 5ta. Lo mejor de todo es su consumo, donde monitoreamos casi 30 km/l en carretera entre 100 y 120 km/h. Una mecánica excepcional que se transforma en el punto más atractivo de este auto.

En materias de seguridad, todos los Cruze 5 equipan frenos de disco con ABS+EBD, doble Airbag frontal, inmovilizador antirrobo y 4 cinturones de 3 puntas más un cinturón central de 2 puntas. La versión LS AT agrega doble Airbag lateral en los asientos delanteros y la versión LT Turbo Diesel, Airbags laterales de cortina, control de tracción y control de estabilidad.

El gerente de Marketing de Chevrolet, Mariano Domínguez, explicó que con la llegada de esta nueva versión se busca brindar una interesante opción al público objetivo, hombres y mujeres cercanas a los 35 años, jóvenes profesionales, que buscan un atributo diferenciador que los distinga. “Con Chevrolet Cruze cambiamos las reglas de un sedán y ahora estamos haciendo lo mismo con un hatchback, considerando el nuevo lenguaje global de diseño de la marca y haciendo de esta versión un verdadero modelo deportivo que cuenta con un innovador diseño y equipamiento interior que facilita una conexión total con el exterior”, agregó.

Los precios comienzan con los $8.590.000 del LS MT5 1.8, seguido del LS AT6 1.8 avaluado en $9.090.000 y cerrando con el tope de línea LT MT6 2.0 Turbo Diesel en $11.690.000, precios que posicionan al Cruze 5 como un peligroso rival en su segmento por su agresiva relación precio-calidad.

[nggallery id=674]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password