Categorías

Lo mejor de la primera Feria de Autos Solares organizada por Atacama Solar Challenge en Santiago

IMG_1603
La maqueta del Antunekül de la Universidad de Concepción en la Primera Feria de Autos Solares, organizada por Atacama Solar Challenge

El viernes pasado en el Campus Santiago de la Universidad Técnica Federico Santa María, una veintena de equipos participantes en Atacama Solar Challenge (ASC), la primera carrera de vehículos solares a nivel latinoamericano, participaron de la 1° Feria de Autos Solares en la cual expusieron maquetas, modelos y sus ideas al público y también a posibles auspiciadores que los acerquen a cumplir el sueño de ver sus vehículos girando sobre las carreteras que cruzan el desierto nacional, desde finales de Septiembre próximo. La mayoría de las escuadras, principalmente universitarias, se encuentra en plena fase de construcción y diseño final de sus vehículos, luego el encontrar financiamiento e interés del público es clave para ellos.

Tras el salto, te hacemos un resumen de lo mejor que vimos en la Feria de Autos Solares realizada en Santiago, y te dejamos con una pequeña galería fotográfica que incluye las maquetas de estos modelos que se están construyendo no solamente en nuestro país sino que también en otros de Latinoamerica para participar de ASC.

Los equipos de Atacama Solar Challenge, la primera carrera de vehículos solares que se realizará en Latinoamérica, a fines de septiembre en el norte de Chile con partida en Iquique y cierre en Chañaral, están enfrentando el principal desafío para poder competir en la carrera: armar los vehículos que recorrerán  los 933 kilómetros de ruta que la organización tiene pensada para la competencia, de tres días de duración.

Y para ello, la organización decidió realizar en el Campus Santiago San Joaquín de la Universidad Técnica Federico Santa María la primera Feria de Autos Solares, donde 18 de los equipos nacionales, presentaron en sociedad sus modelos y prototipos de los vehículos que desarrollarán, con el fin de conseguir financiamiento para terminar su construcción. En total, serán 20 los equipos nacionales y 12 los extranjeros que tomarán parte del certamen en las dos categorías disponibles, La Ruta Solar para vehículos que utilizan tanto la tracción humana como la solar, y Desafío Solar Atacama, para automóviles puramente eléctricos.

IMG_1572

Si bien en general, para los prototipos de cada una de las categorías existen tendencias claras dadas por el reglamento que impone aspectos como la energía máxima almacenada en baterías, cantidad de celdas fotovoltaicas y potencia de los motores, y por seguir aquellos conceptos que han sido exitosos en otras partes del mundo, en materia de vehículos solares, como es natural en una instancia que involucra tanto trabajo e innovación por parte de los equipos participantes, realizar algo nunca antes hecho en Latinoamerica, la cantidad de ideas que cada uno de las escuadras propone es alucinante, aprovechando las diferentes ventajas competitivas de sus universidades.

Destacó por ejemplo, el equipo Apolo de la Universidad de Santiago, que pretende convertirse en el primer auto solar de tela del mundo. ¿De tela? Si, la idea es que el fuselaje sea de una tela a base de poliuretano, suficientemente resistente para resistir el viento y el roce con el aire sin deformarse al estar apoyada sobre el chasis que le entrega la rigídez. La gran ventaja que entrega tiene que ver con el peso: con la tela, se estima que el peso del fuselaje será 1 kilogramo, en comparación con los 20 kilos que requeriría un fuselaje de un material como fibra de carbono. La idea está inspirada en el concepto presentado por BMW en su concepto GINA hace unos años, sin embargo, cuenta con todo un trabajo academico por detrás para determinar si la solución es efectivamente factible: trabajo docente en líneas de investigación, ensayos en la USACH y simulaciones computacionales de alto nivel. Con esto, el peso total del Apolo será de 150 kilos en total para alcanzar una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora.

IMG_1589
La maqueta del Apolo, que pretende ser el primer auto solar con fuselaje de tela del mundo. Tal cual.

En el caso de Ergón, de la Universidad Técnica Federico Santa María, el trabajo se está enfocando en la aerodinámica del modelo. Para ello, el equipo está trabajando directamente con el Centro de Aeronáutica de la Universidad, y con la FACH. El diseño realizado difiere bastante de los que fueron presentados en maquetas y modelos en la Feria, ya que tiene dos «alas» que permiten reducir el tiempo de contacto del aire con el fuselaje.

Por otro lado, Eolian 2 de la Universidad de Chile apela a la experiencia de que es la única Universidad nacional que ya compitió en una carrera de este tipo, con el Eolian que corrió en el World Solar Challenge en Australia realizado el año 2007. Luego, la mayor parte de los avances tienen que ver en mejoras realizadas sobre la base de la aventura anterior: utilización de mejores materiales que permiten la disminución de peso, a través de un chasis de fibra de carbono y exteriores de fibra de vidrio, disminución del tamaño de la cabina para reducir la sombra sobre las celdas, mejora en la eficiencia propia de cada una de las celdas y aumento de la velocidad máxima, ahora hasta 130 kilómetros por hora. La experiencia también se ve por el lado de que están enfocando sus esfuerzos también en el aspecto estratégico de la carrera, como completar el recorrido de la forma más rápida pero también de forma de no quedarse sin baterías a mitad de camino. Para ello, cuentan con una sección de optimización de ruta dentro de su equipo eléctrico. Eolian 2 y la Universidad de Chile pretenden estar además de en Atacama Solar Challenge, también en la World Solar Challenge en Australia en octubre. Por esta razón, los costos que tienen son mucho mayores ya que deben trabajar en dos proyectos prácticamente paralelos. Luego, para financiarse están utilizando un mecanismo que pretende involucrar más gente que solamente sus auspiciadores, y han implementado el programa «Adopta una Celda», en la cual cualquier persona puede adquirir una celda de las 2000 que necesitan, por un costo de $20.000 pesos chilenos y ser parte del equipo Eolian.

IMG_1601
La maqueta del Eolian 2 de la Universidad de Chile.

En Antunekul de la Universidad de Concepción, piensan en un proyecto a largo plazo, que comienza con ser ganadores en Atacama Solar Challenge con su modelo actual, pero que permita en un tiempo, desarrollar todos los elementos necesarios para construir un automóvil de este tipo, dentro de Chile: motores, piezas, controladores, etc.

Finalmente, una parte importante de una carrera como esta, es la educación, y por eso dos de los equipos participantes Antakeri de la Universidad de La Serena y Antucar de la Universidad de la Frontera, piensan involucrar a municipalidades, colegios y liceos para que puedan trabajar con ellos en algunas etapas, y así aprender lo que es la tecnología solar. Recordemos que si bien puede ser que la movilidad solar sea una realidad practicamente imposible de aplicarse, si entrega una restricción muy importante a la cantidad de energía que un vehículo eléctrico puede utilizar, luego basicamente permite desarrollar todos los elementos necesarios para producir o mantener un auto eléctrico de forma mucho más rápida y eficiente. Ambos equipos pretenden involucrar a gente de sus regiones, educar e informar sobre las nuevas tecnologías además de pelear por los premios principales en la carrera.

Marga Marga Uno, desarrollado por el equipo Solaria compuesto por estudiantes de diseño.

En la categoría La Ruta Solar, para vehículos que además de la energía solar pueden usar la propulsión humana, además de la solar debido a la menor disponibilidad de celdas y presupuesto máximo para estos competidores, destacamos dos ideas que pretenden llevar sus vehículos a la realidad, que alguna vez logren circular por las ciudades. CBC´s Grupo trabaja en un modelo que pretende ser un futurista city car con características mecánicas orientadas al confort del ocupante, que le permitirán no solamente ser rápido en la carrera sino adaptarse a las condiciones de una ciudad. Por otra parte el equipo Solaria, formado por estudiantes de diseño de la Universidad de Valparaíso y apoyados  por la empresa especialista en tecnología solar Solaria, está trabajando en Marga Marga Uno, que pretende ser un city car turistico que podría ser replicado en flotas distribuidas en ciudades como Valparaíso y Viña del Mar, que destacan por sus características turísticas. Con el objetivo de mostrar y probar su diseño, el equipo participará en La Ruta Solar, y su auto cuenta con un diseño pensado en la comodidad de los pasajeros y además con innovación en el uso de materiales, entre ellos diferentes tipos de poliuretanos muy resistentes y livianos.

El modelo del equipo CBC´s Grupo.

 

Lo que dijeron

La jornada contó con la asistencia de las principales autoridades en materia de energía del país: el Biministro de Minería y Energía, Laurence Golborne y la Ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, además autoridades de la Universidad Técnica Federico Santa María y de los auspiciadores de la competencia, Gener, Codelco, CGE, SQM, Chemetall, Eurener, Marubeni y Fensa.

Laurence Golborne (Bi-Ministro de Energía y Minería): «Quienes hoy toman este desafío y quienes emprenden en esta carrera son las personas que ser los líderes de nuestro país, los líderes que el país necesita en el desarrollo de fuentes de energías renovables para el futuro. Hoy están experimentando, haciendo autos para una carrera, pero lo que están desarrollando es un liderazgo y un conocimiento técnico para el futuro de Chile”.

María Ignacia Benitez (Ministra de Medio Ambiente): «[Desataco a quienes] han hecho posible que esto sea una realidad y que podamos tener en Chile el Atacama Solar Challenge. Con la innovación y emprendimiento que ustedes hagan podrán tener un futuro mejor, un país mejor. Para eso los necesitamos a ustedes, sus ideas y así tener un país mejor desarrollado”

Leandro Valencia (Coordinador Atacama Solar Challenge): «El tema energético es fundamental para Chile, que no dispone de abundantes recursos en energías convencionales, como el petróleo, gas natural o carbono. La abundancia del recurso solar en nuestro país y los desafíos en el uso eficiente de la energía definen el marco ideal para el desarrollo de una competencia que fomente la creatividad de las futuras generaciones en busca de nuevas energías para el desarrollo de nuestro país. Este desafío es desarrollado en su mayoría por jóvenes que se atreven a pensar en grande”.

Galería de Imágenes

[nggallery id=263]

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password