Categorías

No todo estaba dicho: el Toyota Yaris 2012 aterriza en Chile

«Alucinante». Con esta frase se lanzó el nuevo Toyota Yaris, el compacto que faltaba en la lista de lanzamientos de este año. Es que la competencia ha sido descarnada y la línea entre los City Cars y los autos compactos cada vez se hace más delgada. No todo estaba dicho, faltaba el regalón, uno de los más vendidos y queridos en el mercado nacional, que después de casi 6 años recibe una nueva edición. El Oráculo Racing5 lo comenzó a anticipar el año pasado y así fue como le seguimos la pista en sus lanzamientos por Europa y Estados Unidos hasta su llegada a Chile con su presentación oficial anoche.

Como hemos dicho muchas veces, ha pasado harta agua bajo el puente y la realidad del mercado es muy distinta a la de años anteriores. ¿Cómo preparó Toyota a su nuevo Yaris de 3ra generación frente a la competencia? Después del salto te contamos nuestras primeras impresiones, lo alucinante y lo no-tan alucinante del nuevo LamborYaris

Yaris XLI 3P Mecánico, equipado con neblineros y unas preciosas llantas de 15'' en unos neumáticos 205/55-R15, lamentablemente para la exposición.

El Yaris, aunque mantiene en todas sus líneas la idea del modelo original, es un auto nuevo, más grande y más espacioso que su predecesor. Estéticamente el tamaño podrías no notarlo, ya que solo ha crecido 10 centímetros, sin embargo, entre ejes tiene 50 milímetros extra, lo que va en beneficio de la habitabilidad interior. El auto es más bonito en persona que en fotos y busca un look con más carácter y más elegancia, dejando de lado las líneas más redondeadas del modelo anterior (y esto se lo debemos a su nuevo diseñador Akihiro “Dezi” Nagaya).

Detalles como unos pasos de rueda ligeramente ensanchados, líneas de carácter un poco más marcadas (se nota con colores menos intensos que el legendario tono «Súper Rojo» de Toyota), los costados de los paragolpes más perfilados (elementos derivados del Prius), un frontal con tomas de aire más amplias y de formas más anguladas, y la cola con la posición de la matricula sobre el portón trasero, buscan darle al auto un espíritu más masculino y elegante, sin perder lo juvenil. El año pasado nos quejábamos que lo encontrábamos algo recargado en cuanto a diseño, pero sin los reflectores traseros del Vitz (el Yaris en Japón) y la línea cromada en la parrilla (del Yaris Europeo), el auto gana mucho más.

Se mantiene el propulsor del Yaris anterior, conocido por su buen consumo y agradable respuesta.

En el aspecto mecánico, en nuestro mercado el Yaris mantendrá el motor de 1.3 litros, VVT-i y 16 Válvulas (2NZ-FE) que llevaba el modelo anterior. En un momento se pensó que podría llegar la versión más nueva de este motor, de 1.3 litros, Dual VVT-i y 100 caballos (1NR-FE), que es el actualmente equipa el Urban Cruiser. Como todo motor Toyota, es una buena máquina, a la que, si nos ponemos exigentes, nos gustaría que entregara el torque un poquito antes quizás. En pista (los pilotos del CMA organizaron un circuito para probar algunas de las aptitudes dinámicas del Yaris) el auto responde bien, mostrando ser bastante suave.

Se ofrecerán las clásicas transmisiones de 5 velocidades manual y 4 velocidades automática.

El interior del modelo XLI. Buenos materiales, equipamiento muy básico.

En el interior, como ya habíamos notado en reportes anteriores tiene dos novedades sumamente importantes. El primero es el cambio en la posición de los relojes. En Toyota se hizo un esfuerzo por mejorar la seguridad, poniendo los relojes en el centro de la consola (para evitar desviar la mirada de la pista), característica distintiva de todos los Yaris, aunque muchas veces la costumbre es más segura que la opción calculada y las personas desviaban más la mirada. Es por eso que, por demanda, el tablero ha vuelto a su posición original. Lo segundo es el notable salto en la calidad y factura de los materiales, donde hay un muy buen armado y buenas texturas, algunas incluso las que nos recuerdan al Toyota Avensis, con un feel mucho más europeo. El diseño del interior no pierde lo juvenil en sus formas con un diseño igualmente osado en formas (incluso recordándonos a los modelos de Scion), en 2 colores, algo que se repite en los asientos, los que se optimizaron en su diseño para mejorar la comodidad y espacio interior. Algo que también creció es el maletero, detalle que agradecerán muchos anteriores usuarios de Yaris.

El Yaris se ofrecerá en dos acabados, XLI y GLI, en configuración 3 puertas y 5 puertas con 2 posibles transmisiones, para un abanico final de 5 versiones. El XLI debemos decir que es bastante básico, teniendo como únicos lujos, la radio con MP3, USB  y entrada auxiliar, aunque esta sea de instalación local, espejos eléctricos y la alarma de luces encendidas. El GLI equipa alzavidrios eléctricos, cierre centralizado, asientos abatibles 40/60, volante forrado en cuero con controles de audio al volante, radio de doble DIN con entrada auxiliar, MP3, USB y 4 parlantes. Todos los modelos llevan de serie doble AirBag, dirección eléctrica y sistema inmovilizador antirrobo integrado. Suponemos que los neblineros, el aire acondicionado y las llantas, serán opcionales.

De noche y en el Club de Planeadores de Vitacura, fue el lugar donde probamos al Yaris.

Vamos a ser sinceros; quedamos con gusto a poco, pero no se lo tomen a mal. Sentimos que el Yaris se ha superado bastante a sí mismo, pero no tanto así a la competencia y no porque no tenga aptitudes, de hecho sabemos que en otros mercados se ofrece un equipamiento mucho más elevado, con frenos ABS, tacómetro, climatizador, intermitentes en los espejos y hasta un sistema multimedia con pantalla touch (similar al del Nissan March), además de llantas más grandes, un kit deportivo, entre otros, pero todo esto que mencionamos, no va a llegar a Chile, que era la expectativa que teníamos, siendo que el mercado está siendo más exigente y ya hay autos que por menos precio ofrecen este tipo de equipamiento. Si, la calidad ha subido, con un interior bien acabado y la reputación de Toyota por tener autos tremendamente confiables, es una garantía única, pero si la oferta ofrece más equipamiento, por menos precio y con la misma calidad, significa que en Toyota tendrán que hacer algo más para convencer al cliente. En Toyota estiman vender alrededor de 150 unidades mensuales en una primera etapa.

Los precios se sitúan entre los $6.990.000 del XLI 3P Mecánico y los $7.990.000 del GLI 5P Mecánico. El GLI 5P Automático se encuentra a $8.590.000.

[nggallery id=406]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password