Categorías

Nuevo R8 GT Spyder, sin techo para Audi

Lo diré de inmediato, este Audi es lo único que no me gustaría que la campaña «Un techo para Chile» arreglara, porque le pondría una mordaza al maravilloso sonido de su V10 resonando hacia la atmósfera. Afortunadamente  todavía no hay una sección de esta ONG en Alemania, así que para finalizar el ciclo actual del producto y demostrar su último desarrollo tecnológico, Ultra, Audi lanzó la deliciosa versión sin techo del R8 GT.  Los colaboradores de esa obra y otros fanáticos de la marca pueden conocerlo luego del salto. 

La tecnología ultraliviana de Audi, permite que el GT Spyder pese 85 kilogramos menos que el modelo en que se basa, el R8 5.2 FSI quattro. La carrocería Audi Space Frame (ASF), que consiste en paneles de aluminio, secciones extruidas y perfiles complejos, solo pesa 214 kilogramos.  Ésta se ensambla casi completamente a mano. El bastidor del motor es de magnesio ultraliviano, la cubierta del compartimiento del techo y los paneles laterales son de plástico reforzado con fibra de carbono. Este último material se usa también en el spoiler delantero, el spoiler trasero y el parachoques trasero.  Hasta los asientos son casi 32 kilos más livianos, ya que son de polímero reforzado con fibra de vidrio.

El interior es negro y puede adornarse con costuras de color gris titanio o carmesí. De serie viene con tapicería de alcántara. Todo el «monoposto«, que caracteriza al R8, es de plástico reforzado con fibra de carbono. Otro equipamiento incluye faros delanteros y luces traseras LED, sistema de navegación, climatizador e incluso un cronómetro para medir el tiempo de vuelta.

La potencia proviene del ya clásico V10 5.2 litros con inyección directa, también usado en su primo Lamborghini Gallardo. Cuenta con cárter seco, así se garantiza el suministro de aceite bajo altas aceleraciones laterales y longitudinales.  Todo esto se traduce en 560 caballos, 540 Nm de torsión a 6.500 rpm y una relación peso potencia de 2,93 kg/hp.  Acelera de 0-100 km/h en 3,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 317 km/h, todo esto por medio de una transmisión manual automatizada de 6 velocidades y el conductor puede pasar de cambios con la palanca o con levas detrás del volante. Si quiere pensar que es Tom Kristensen saliendo de los pits en Le Mans, la caja tiene una opción de launch control.

Así que estudie mucho, gane mucho dinero y luego done parte a esa hermosa campaña, así no se sentirá culpable cuando gaste al resto en uno de los 333 ejemplares que Audi puso a la venta, si es que encuentra alguno.

[nggallery id=267]

Forgot Password