Categorías

Otro que se adelantó: Mercedes-Benz SLK55 AMG debuta antes de Frankfurt

Mercedes-Benz SLK55 AMG

Por goteo van apareciendo las novedades de lo que será el Salón de Frankfurt. En esta ocasión es Mercedes-Benz, quienes tienen listo a la versión más ruda de su pequeño convertible. Hablamos del SLK55 AMG, un pequeño convertible hecho cohete y con hartas piezas nuevas que lo deja renovado para el 2012.

Todos los detalles, a continuación.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=hhjaWp0YkOM[/youtube]

Ya, lo primero es el corazón del SLK55. Este es un V8 de 5.5 litros (M152), así tal cual, sin turbo ni compresores. Este motor es el mismo que llevan el CLS63 AMG y el E63 AMG, solo que sin el biturbo.  Este motor es 60 caballos más poderoso que su predecesor, logrando 422 caballos de fuerza y 540 Nm de torque máximo. Como suele suceder, por las restricciones en cuanto a las emisiones, el mercado estadounidense recibirá un modelo más diluido, con 415 caballos y 398 libras/pie de torque.

¿Fome? No. Primero este motor está fabricado completamente en aluminio, y los cilindros son fabricados en una aleación de Silicio/Aluminio, todo para reducir peso. Además, para ahorrar combustible cuenta con un sistema de desactivación de cilindros que funciona bastante parecido al sistema que llevan los motores AMG de la Fórmula Uno, donde se desactivan un grupo de cilindros (2, 3, 5 y 8 ) en situaciones donde el motor no los requiere. Su activación es tan silenciosa que ni los sentirás. Se suman bombas de aceite individuales para cada cilindro, agujeros específicos de ventilación en el bloque (digamos que son como difusores) y sistema Start/Stop. Todo esto mejora el rendimiento y la economía en general del motor.

Acelera de 0 a 100 km/h en 4.6 segundos y tiene una velocidad máxima (limitada electrónicamente) de 250 km/h.

Por dentro, la elección de colores y los detalles más deportivos lo diferencian de un SLK común y corriente.

Con todo esto el consumo promedio del SLK55 AMG será de 12 km/l aproximadamente y emitirá 195 gramos de CO2 por kilómetro, un 20 y 30% menos que su predecesor.

Para manejar toda esta eficiencia, Mercedes-Benz ha equipado al SLK55 con una transmisión automática AMG SPEEDSHIFT PLUS 7G-TRONIC, con tres modos de operación: «Controlled Efficiency» (C), Sport (S) y Manual (M).

Otras mejoras incluyen suspensión deportiva AMG, frenos con sistema de Vectorización de Torque, sistema de dirección AMG Direct-Steer, control de estabilidad AMG con 3 configuraciones, llantas de aleación de 18» y una línea de escape que lleva una «mariposa» que modifica el sonido de los gases, conforme se acelera el motor, una primicia en Mercedes-Benz.

Lo demás es lo clásico, el Bodykit oficial de AMG, las mejoras en el interior y los opcionales como son una suspensión más firme y nuevos frenos, entre otros detalles.

El SLK55 AMG debería estar en el mercado en Marzo del próximo año, así que debes estar agradecido que lo podrás ver en Frankfurt, aunque bueno, también tendrás que aguantarte casi 7 meses para tenerlo.

[nggallery id=333]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password