Categorías

Salón de Ginebra: Mercedes Benz renueva ambos extremos de su line-up, debuta el nuevo Clase-A y el SL63 AMG

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=enRfOv-P1ss[/youtube]

Si bien Ginebra se acabó para la prensa, para el publico aun no se cierra, por lo que seguiremos cumpliendo nuestra misión de reportear sobre lo que han estado presentando algunas marcas.

Mercedes-Benz ha preparado para Ginebra dos nuevos autos que darán que hablar. Providencialmente, estos autos se sitúan a ambos extremos del line-up; por el lado que será la gama de entrada de Mercedes-Benz y por el otro lado, la deportividad y lo exclusivo.

Estos son el totalmente nuevo A-Class y el legendario descapotable SL-Class pero en sabor AMG. Dos polos opuestos; un auto con historia y un recién llegado hecho completamente de nuevo, un auto de porte clásico y de alto desempeño, deportivo a rabiar y el otro un tecnologizado y juvenil compacto premium.

El A-Class posando en Ginebra (Imagen: Carscoop)

Mercedes-Benz A-Class: de monovolumen a compacto

El A-Class cuando vio la luz por primera vez en 1997 tenía la forma de un pequeño monovolumen, un auto bastante curioso para una marca de lujo como Mercedes-Benz. Durante ese tiempo se vieron bastantes proyectos revolucionarios, como el ejercicio de diseño de la nueva Clase-E con sus famosos focos redondos, elemento que se llevo al CLK y a la Clase-C, el debut del SUV ML, el que sería el primer todo terreno de Mercedes desde el G-Class y el SLK roadster con uno de los primeros techos metálicos plegables.

Pero bueno, lo que nos convoca es la radical apuesta de Mercedes por cambiar a la Clase-A. La respuesta a esto es muy simple y se llama Serie-1 de BMW. El compacto  de la marca bávara ha tenido tanto impacto en el mercado que solo Mercedes se estaba quedando atrás. Pero para competir, lo hacen como si fuesen los mejores y por eso es que las críticas hacia el esperado Clase-A han sido tan altas, sobre todo lo que se refiere a su calidad interior y su diseño.

A250 con el paquete opcional AMG Sport Package, que incluye un bodykit deportivo y algunas mejoras dinámicas.

Como hacen todas las marcas europeas el abanico de motores se separa en dos pintas, las unidades gasolineras y las diesel.

De las de gasolina, se tienen contempladas tres opciones tetracilíndricas: el A180 con un motor 1.6 turbo de 121 caballos de fuerza, seguido del A200 que lleva el mismo motor pero modificado para alcanzar 154 caballos de fuerza y finalmente el A250 con una unidad 2 litros turbo de 208 caballos de fuerza. Los motores diesel comprenden de igual manera tres motores de cuatro cilindros, los que comienzan con el A180 CDI 1.8 de 108 caballos de fuerza y 250 Nm de torque, pasando por el A200 CDI, exactamente igual, pero con 134 caballos de fuerza y 300 Nm de torque para finalizar con el A220 CDI que lleva un motor de 2.2 litros turbo que eroga 168 caballos de fuerza y 350 Nm de torque.

Todos los modelos son tracción delantera y se equiparan de serie con la función ECO Start/Stop. Las transmisiones disponibles son una caja manual de 6 velocidades o una de 7 velocidades automática con doble embrague. La versión AMG queda pendiente por el momento pero se dice que probablemente su potencia se encuentre cerca de los 300 caballos de fuerza.

SL63 AMG, el V8 biturbo al fin encuentra una plataforma que le juegue a favor.

Mercedes-Benz SL63 AMG: el poder de la experiencia

Con seis generaciones en el cuerpo, el SL es un auto que, al menos en su evolución, ha visto el pasar de los tiempos y las épocas, destacándose siempre como un exquisito deportivo, muy elegante, pero con un motor que te hace olvidar todos los protocolos.

El SL63 es el modelo tope de gama de este nuevo SL y su desempeño esta a la altura. Su unidad motriz es el motor que actualmente lleva el CLS63 AMG y el ML63 AMG, un V8 de 5.5 litros biturbo, que lógicamente le queda mucho mejor al SL que a sus hermanos más ejecutivos y mas familiares. Este motor eroga 529 bhp y 800 Nm de torque, potencia enviada a las ruedas traseras gracias a una transmisión Speedshift de 7 velocidades. Alcanza los 100 km/h en 4.2 segundos y tiene una velocidad máxima limitada de 250 km/h.

Ahora, si eso es muy poco, con el AMG Performance Package, el motor sube su potencia a 550 bhp y 900 Nm de torque, suficientes para bajar el tiempo a cerca de 4 segundos para alcanzar los 100 km/h y disparar la velocidad máxima a cerca de 300 km/h.

Todo esto acompañado de llantas de 19», frenos de alto desempeño y los clásicos detalles que distinguen a los modelos AMG de sus versiones más civilizadas.

[nggallery id=555]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password