Categorías

Salón de Tokio: Algunos curiosos conceptuales japoneses

Japón es un país loquillo. Desde su moda, sus bandas de música, sus series de animación japonesa y sus construcciones. Por lo mismo, en el Salón de Tokio no pueden faltar autos extraños, visiones futuristas de autos que solo podríamos ver a corto plazo en alguna película.

Pasemos a revisar algunos modelos de Toyota, Honda, Nissan, Suzuki y Daihatsu, los que se destacan por su alta tecnología, su desarrollo ecológico y por sus futuristas diseños que nunca veremos en la calle.

El EV-Ster, resucitando el espíritu del Beat. NÓtese que las luces frontales del Beat terminaban en los pasos de rueda, al igual que en el EV-Ster ¿Intencional?

Honda y sus naves espaciales.

Honda podría haberse asociado con la NASA. Es que todos sus autos parecen alguna especie de nave futurista. No nos quejamos, de hecho, nos gustaría que más elementos de estos conceptuales llegaran a sus modelos de calle. Al menos en materia de interiores, tienen muy buenas propuestas, pero si el Civic llevara un frontal como el del EV-Ster o el Fit Type-S llevara asientos y llantas como las del ya mencionado mini deportivo, otro gallo cantaría.

El primero en la lista es el EV-Ster, que lleva el espíritu del Beat (supongo que se acuerda del Beat, ese pequeñísimo convertible de Honda), pero con tracción trasera y un motor eléctrico que rinde 160 km, que le permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 5 segundos. Sus baterias se cargan en 3 horas (en un enchufe de 220v). Otro conceptual es el AC-X, una suerte de hibrido familiar con sistema plug-in. Lleva un motor de 1.6 litros y 127 caballos, los que aumentan a 161 caballos en conjunto con el motor eléctrico. El truco de este auto está en su aerodinámica, con un coeficiente de arrastre de 0.21 cd, lo que sumado a su mecánica le permiten en modo Plug-in lograr la épica cifra de 110 km/l y en modo Hibrido 36 km/l, lo que tampoco es malo.

El curioso Micro Commuter de Honda.

El Micro Commuter debe ser de los conceptuales, el más alejado a nuestros tiempos. Tiene más en común con los modelos que se ven en las series animadas japonesas de corte futurista que con un citycar actual. Esta pequeña nave espacial de configuración 1+2 lleva un pequeño motor eléctrico de 22 caballos de fuerza, logrando una autonomía de 60 kilómetros, un número similar a su velocidad máxima. Cuenta con un sistema de frenada regenerativa y su batería de Ion/Litio se puede sacar y usar como generador para cargar objetos electrónicos.

El último en la lista es el N Concept 4, basado en el EV-N Concept y que, al igual que otras marcas, busca resucitar una imagen retro, en este caso del antiguo Honda N360. Aquí lleva un motor eléctrico pero no se descarta una variante de gasolina, ya que se dice, podría ser un citycar global.

¡Regina, yo te elijo!

Suzuki y sus «bichos raros»

Este alegre modelo que te mostramos en la imagen superior, es el Regina, un estudio de Suzuki para un probable compacto global. Su diseño es como la cruza entre un sapito, un pokemon y un Citroën de los antiguos. Te guste o no, no pasara desapercibido, lo que es mucho mejor que un auto beige sin carácter.

El Regina lleva un interior de curiosas formas, donde el tablero en su parte central parece encogerse hacia el cortafuego. Predominan las superficies blancas, tapiz con forma de pixeles y superficies transparentes, elementos que jamás llegarán a una versión de producción. Su impulsor es una unidad de 800 cc, la que unida a una transmisión CVT, logra 32 km/l. Además cuenta con un coeficiente de arrastre menor que muchos pequeños compactos y es más ligero.

Por otro lado tenemos al Q, que bien como dicen en AutoBlog, parece un Discman con ruedas. El unico pero de este curioso vehículo, es que tiene una autonomia de 10 kilómetros. O sea, te sirve para ir a la esquina, a comprar pan o a visitar a alguien que viva cerca tuyo.

El Pico de Daihatsu

Daihatsu: los Kei Car, la especialidad de la casa

Daihatsu le pega al tema de los Kei Car. Desde siempre que se ha dedicado a autos muy pequeños, salvo alguna que otra excepción. Para este Salón presentaron dos propuestas que son una vuelta de tuerca más en este nicho.

El primero es -ejem- el Pico. El Pico de Daihatsu mide cerca de 2.4 metros, y sienta a 2 personas en tándem. Su motor eléctrico tiene una velocidad máxima de 50 km/h y tiene una autonomía de 50 kilómetros. Está pensado para la ciudad y para las calles chicas. Olvídate de sacar el Pico por la carretera. El Pico pesa tan solo 440 kilos y sus baterías se cargan en 2 horas. Si te reíste, bueno, sabrás que si Daihatsu alguna vez lo desarrolla y lo vende en Chile, tendrán que cambiarle el nombre.

El segundo es el D-X y podríamos decir que es como si al pequeño Copen lo cruzaran con un crossover. O sea, un Kei Car convertible pero con look outdoor. Y no solo es un convertible, sino que puede transformarse en un hatchback, en un hard-top o en un speedster. Lleva un motor de 660 cc pero con turbo e inyección directa.

Un tercer prototipo fue presentado, el FC Case, que bien parece una lonchera con ruedas. La idea del FC Case, más que su diseño de living minimalista, es su tecnología de combustible, una síntesis entre Hidrógeno e Nitrógeno, que es poco inflamable pero con una densidad energética más alta y lo mejor, la puedes cargar con un surtidor de combustible normal, o sea facilita su incorporación a las tecnologías actuales.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=uXLXUyZzsrE[/youtube]

Nissan Pivo 3: el campeón de los estacionamientos.

Todos los Pivo de Nissan se caracterizan por llevar la movilidad y la conducción al extremo. El Pivo 1 giraba su cabina completamente, cambiando el sentido de la marcha automáticamente. El Pivo 2 giraba sus ruedas y era copilotado por un robot en el interior, tu propio «Arturito». Ahora, el Pivo 3 puede girar sus 4 ruedas y mediante un sistema de Valet Parking automático, se estaciona solo.

Toyota Fun-VII. Si el Jobso estuviese vivo ¿que pensaría de este auto?

Toyota: No solo de Toyobaru es el Salón.

Claro que no. De hecho, tecnológicamente hablando, Toyota se la jugó con un prototipo mucho más interesante, el Fun-VII, el que ha sido -repetidamente- promocionado como el equivalente tuerca de un «Smartphone». El auto esta hecho de paneles que se iluminan, cambiando de color e imagen casi como si fuera una pantalla. Se sincroniza con dispositivos multitouch y su interior es casi holográfico. Si viste el video que te dejamos al principio, te debe quedar claro para donde quiere apuntar Toyota.

En la otra vereda se encuentra el FCV-R, un vehículo más familiar, que utiliza celdas de hidrogeno comprimido, que le permiten andar casi 700 kms. Lo pronostican para el 2015.

Gracias a WorldCarFans, Autoblog y CarScoop

[nggallery id=463]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password