Categorías

Se lanzó esta semana: Honda Fit 1.5 Type-S, más elegante que deportivo

Honda Fit Type-S

Ayer fuimos cordialmente invitados al lanzamiento de un nuevo integrante en la familia del Honda Fit, la versión EXS Type-S, que busca incorporar algunos elementos de lujo y de mayor deportividad en la gama de este practico monovolumen.

El Fit, que ya va en su segunda generación y que tiene una reputación probada en el mercado ofrecerá al mercado una propuesta que no había sido tomada por ningún fabricante, que es la de tener un monovolumen compacto, con un alto nivel de equipamiento, lo que lo deja atravesado justo entre el terreno de los autos compactos y de los hatchbacks y sedanes medianos, tanto así que es un auto que es difícil de abordar en cuanto a competencia, pero por lo mismo muy particular.

Nos subimos, lo manejamos y lo intruseamos para conocer un poco más las características de esta versión Type-S y para que tú, fiel lector de la naranja mecánica también sepas en que consiste este nuevo modelo y algunas de sus prestaciones.

En cuanto a diseño, el Fit es un auto muy moderno y bien proporcionado.

Como deportivo es muy elegante

La etiqueta Type-S es bastante conocida en algunos modelos de Honda y Acura. Por lo general los Type-S hacen una apuesta mucho más recatada en lo que es la deportividad, con elementos más de lujo que los Type-R, que son las versiones donde buscamos una experiencia completamente orientada hacia la competición. Sobretodo aquí en el Fit, donde si lo miramos desde el punto de vista deportivo, sencillamente la etiqueta le queda grande.

Si bien no es una auto que te brinde una experiencia más deportiva, si es un auto muy agradable de conducir y muy confortable, y eso es gracias al equipamiento extra de esta versión, como son los asientos y el volante de cuero, las llantas un numero más grande, el climatizador, el sistema de audio y la transmisión automática con paddle shift. En el exterior se mantiene la tendencia sobria; no veras alerones ni faldones extra y podrías confundir fácilmente un Fit Type-S con uno normal. Solo se destaca por los neblineros, llantas de 16», señalizadores en los espejos y un discreto spoiler superior.

Corre ligero

Esta versión del Fit lleva un motor de 1.5 litros con sistema i-VTEC, que le permite subir la potencia de 102 a 118 caballos de fuerza. No es mucha la subida en potencia, lo suficiente como para añadirle algo de empuje extra. Junto a este particular impulsor, solo se ofrecerá una transmisión automática con paddle shift de 5 velocidades.

Para sacarle carácter al Fit hay que andar ligero, o sea, no más de dos personas. Así el auto logra tener mucha más dinámica. El paddle shift también actúa bastante bien, y su función, más que transformar la automática en una manual es poder jugar más con las relaciones del Fit y sacarle más trote. Ahora, el auto con peso (cuatro adultos y sus respectivas poncheras), es uno completamente distinto, con un rendimiento que francamente, no es suficiente, con un motor muy forzado, que no se puede el auto en subidas y le cuesta recuperar. Lo mismo para la suspensión, donde es lógico que el auto se sienta menos firme que con menos peso. Algo bastante bueno en el Fit es la dirección, que si bien es eléctrica y ajustable automáticamente, es bastante firme, lo mismo de los frenos, donde al parecer los 4 discos con ABS+EBD son algo que le quedan bastante bien al Fit, con una frenada muy estable y equitativa.

El consumo mixto promedio es bastante bueno con 16 km/l, aunque esta cifra cambia automáticamente si pisamos el acelerador. En ese caso, como siempre, un manejo suave te permitirá estrujar mucho más la gota de bencina que corriendo.

¿Sabía ud. que un 95% de los materiales con los que se construye el Fit son reciclables? Buena iniciativa.

De concepción práctica y futurista

El interior es uno de los puntos altos del Fit, pero vamos a comenzar con lo que podría ser mejorable, que son los plásticos, muy duros. Lo mismo en las puertas, donde incluso vimos texturas de plástico tratando de imitar costuras de cuero. A nosotros no nos engañan tan fácilmente. Por lo demás el armado es muy bueno e incluso se siente mejor que en el nuevo Civic.

El diseño del interior es simplemente espectacular y aunque está algo sobrediseñado, es muy futurista y ergonómico. Nos gusta como el climatizador electrónico rodea por el lado izquierdo al sistema de audio, la amplia consola superior y la cantidad de lugares que tenemos para guardar cosas. Los asientos de cuero son muy cómodos pero echamos de menos palancas más prácticas para ajustar la altura y el respaldo, en vez de perillas. El volante es de excelente tacto y el forrado en cuero le añade grip y sensación de calidad. Los comandos al volante, aunque de botones pequeños, son fáciles de usar y están bien ubicados. Por si acaso, la columna es ajustable en altura y profundidad. El sistema de audio es bastante bueno y fácil de operar, pero el puerto USB está ubicado muy abajo, donde no hay luz y no sabemos si es un problema de nuestra unidad o del modelo, pero el conector esta tan hondo que es muy difícil conectar un pendrive.

Lo mejor del interior es el espacio. Las plazas traseras y el maletero son muy amplios y hay bastante espacio entre la cabeza y el techo. Debajo de la banca trasera hay aún más espacio extra para guardar cosas. El plegado de los asientos traseros es muy inteligente y permite doblar los asientos (60/40) con un solo movimiento, donde la banca baja hasta el piso, beneficiándose del espacio inferior, y los respaldos cayendo completamente sobre la banca, permitiendo un área de carga completamente plano, algo en lo que deberían comenzar a pensar otras marcas con monovolúmenes como solución.

 Veredicto

El Honda Fit Type-S es un auto de dos mundos. Primero no es precisamente un citycar, y por su concepción monovolumen parece más un auto familiar. Por otro lado, no es tan grande como un sedán o hatchback mediano, lo que lo deja en tierra de nadie. Es un monovolumen compacto. Lo segundo, como no es un auto más grande, esperamos un precio más acorde a su tamaño y motor, sin embargo pagar cerca de 11 millones de pesos por el Type-S se nos antoja caro, a sabiendas de que hay autos que por ese precio te ofrecen más espacio, un motor más grande, un equipamiento que justifica más el precio y por el lado de la deportividad, mucho más fuá que el Fit.

Dejamos en claro que el Fit no es para nada un mal auto, de hecho es muy cómodo y muy práctico y con el equipamiento extra, es mucho más refinado, aunque no sabemos muy bien si el inyectarle algo de deportividad a un auto que es derechamente familiar (tanto por su postura de conducción como por su diseño y distribución) es una movida demasiado audaz. Por lo general si uno busca un auto más deportivo, se queda con un hatchback o un sedán en ese sentido y no con un auto que no te da esa sensación. Solo el tiempo le dará la razón.

Jumbitos

  • Espacio interior: los espacios portaobjetos, el espacio debajo de la banca trasera, la consola amplia, muy bien aprovechados en cuanto a diseño.
  • Diseño moderno, futurista y bien proporcionado tanto por dentro como por fuera
  • Dirección con tacto, frenada muy firme, ambas le otorgan seguridad y confianza a la conducción.
  • El cuero y las llantas, definitivamente son un plus (y el apoyabrazos también).

Houston…

  • La etiqueta «Type-S» le quedó grande. Como decíamos con anterioridad, como deportivo es muy cómodo y elegante.
  • Nos faltó más motor, probablemente por la misma ambigüedad de que el auto queda atravesado entre dos segmentos, se quedó con un motor del segmento inferior.
  • Plásticos muy duros, lo acotamos a la misma observación del punto anterior.
  • El precio se nos antoja caro.

Nuestra versión

Honda Fit 1.5 EXS Type-S 2012, incluye transmisión automática de 5 velocidades con paddle shift, 4 frenos de disco con ABS+EBD, cuero, sistema de audio con 6 parlantes (AUX/MP3/USB), llantas más grandes, reposacabezas activos, computadora de a bordo, reposabrazos, neblineros, climatizador electrónico y doble airbag, avaluado en $10.990.000.

*Como referencia, el Fit 1.3 LX mecánico tiene un valor de $8.990.000, y la misma versión automática $9.490.000

[nggallery id=434]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

  • Carlos
    18 noviembre 2011 at 22:16

    Lo mejor del Type-S es Carolina de Moras. La aparición de lindorfo era parte del experimento?

Forgot Password