Categorías

[Test Drive] Subaru Outback 2.5i CVT Limited «Full Tech» 2012

Subaru Outback 2.5i CVT Limited «Full Tech»

En una nueva edición de nuestros Test Drive Express «24 horas de amor con…», tuvimos el placer de probar un auto que es bastante conocido por todos y que ha demostrado que en algunos casos, se puede tener casi todo lo que uno busca, en un solo modelo.

Esta es la Subaru Outback de 4ta generación, que ya lleva un tiempo con nosotros en el mercado, pero que para el 2012 viene con un interesante adicional, un completo sistema multimedia con pantalla táctil. Estas versiones son denominadas «Full Tech», donde por 800 mil pesos adicionales al precio de cada versión (incluyendo la más básica) puedes adquirir una Outback que incluya este novedoso equipamiento.

Sin embargo en Racing5 no habíamos probado de manera oficial este modelo, por lo que tratamos de sacarle el jugo durante el corto tiempo que la tuvimos, para que tú, que quizás no te has subido todavía a una Outback, conozcas todos los detalles de este vehículo, los que te presentamos a continuación, después del salto.

El diseño si bien no es lo mas atractivo, tampoco es feo. Busca ser funcional y sobrio, al estilo Subaru. Aunque, echamos de menos las puertas sin marco y las ventanas traseras cubriendo el pilar D juntandose con el cristal trasero, detalles clasicos de la Legacy.

Para ir por partes, comenzaremos con el diseño, donde nos encontramos con una imagen mucho más madura que en las Outback anteriores, donde predominaban los clásicos clichés de la época, como la carrocería bicolor, los grandes neblineros y llantas en dos tonos. Lógicamente en ese tiempo Subaru necesitaba de hacer evidente el look más offroad que llevaban los SUV en las primeras encarnaciones de la Outback, la que básicamente es una versión de la Legacy mas apta para todo terreno. En estas últimas versiones, el nombre Legacy se ha ido perdiendo para ser conocida solo como Outback. Para que no nos desviemos, el diseño de ahora prescinde de todas esas cosas, para llevarnos a un lenguaje mucho más sobrio, donde el carácter «todo terreno» se ve en las protecciones de plástico en los parachoques, los neumáticos para todo clima y el despeje extra al suelo. Los pasos de rueda ensanchados le dan mayor actitud y nos recuerdan que este auto también puede hacerle fuerte a condiciones climáticas adversas y terrenos difíciles. Por lo demás la carrocería «Station Wagon» le añade el toque deportivo, siendo más larga pero menos voluminosa que un SUV.

Hay mejoras notables en la calidad del interior con respecto a otros modelos de Subaru como la Forester, donde aun queda trabajo por hacer.

El interior es sencillamente un lugar muy cómodo y fácil de convivir. La versión Limited, además de la tapicería de cuero, trae el asiento del conductor con reglajes eléctricos del respaldo, cojín y zona lumbar, además de 2 memorias para guardar los seteos en caso de que otra persona quiera ajustar los asientos y no se pierdan los ajustes previos. El volante es ajustable en altura y profundidad, algo que Subaru siempre ha equipado en todos sus modelos y que se agradece porque nos permite tener la mejor postura al volante. La visibilidad también es muy buena para un vehículo de este tamaño, con espejos que cubren bien el largo del auto y los paneles interiores que rodean las ventanas con un diseño que permite maximizar la vista hacia atrás. Con los plásticos también es otra cosa. Subaru nunca se ha caracterizado por la calidad de los plásticos de su interior, sin embargo con la Outback hay un salto sustancial, incluyendo la imitación aluminio «cepillado» de la consola central. Eso sí, faltó cariño en las imitaciones aluminio «anodizado» del volante, consola y puertas, el que simplemente parece más plástico que otra cosa. La ergonomía es bastante buena, salvo quizás por los botones del climatizador dual, algo pequeños, y los relojes tienen una iluminación clara y buena distribución. En la zona superior central encontramos la computadora de a bordo que nos muestra el consumo instantáneo, promedio y los kilómetros restantes para el vaciado del estanque, además de la temperatura exterior y la hora.

Un punto muy alto es la habitabilidad, con plazas traseras muy amplias y un maletero muy grande (526 litros), el que plegando los asientos, logra dimensiones gigantescas (1.726 litros), esto obviamente gracias a la carrocería «Station Wagon». Se agradecen detalles como las palancas para plegar los asientos desde el maletero, lo que ayuda mucho a extender la zona de carga.

El freno de estacionamiento electrónico deja en el pasado las antiguas palancas mecánicas, por un sistema mucho más seguro y sofisticado, ademas que libera espacio en la consola central para más áreas de espacio.

El equipamiento de nuestra versión es bastante nutrido y casi no le falta nada, siendo que es la versión semi-full. Esto incluye los asientos de cuero con reglajes eléctricos para el conductor, climatizador dual con ductos hacia los asientos traseros, freno «de mano» electrónico, comandos de control crucero y radio al volante, focos de Xenón, entre otros. A lo más nos hizo falta el plegado electrónico de los espejos retrovisores, un detalle que incluso autos como el Kia Morning, lo llevan. Nos llama la atención un curioso indicador análogo de consumo, el que sube a la zona verde cuando nuestro consumo está siendo bueno y baja a la zona amarilla cuando estamos gastando más de lo que deberíamos, excelente para mantenernos alerta de nuestro comportamiento al volante. En materias de seguridad tenemos frenos ABS con EBD y asistencia electrónica, modo Hill Holder que funciona como un sistema anti-reculamiento en pendientes, sistema electrónico de estabilidad (VDC), doble airbag frontal, lateral y de cortina, cinturones de tres puntas y anclaje Isofix para silla de niños. A modo de referencia, la versión 3.6R (full equipo) lleva además encendido automático de luces y limpia-parabrisas, transmisión automática de 5 velocidades, SI-Drive, sistema SmartKey para encendido sin llave y reglajes electrónicos también para el copiloto.

Sistema «Full Tech»: A veces el sistema táctil es «medio porfiado» pero todo funciona de manera impecable.

La novedad esta aquí, es el sistema de entretenimiento que le da nombre a la versión «Full Tech». Este sistema de pantalla táctil se parece bastante al de las unidades que hemos probado en la Great Wall Haval H5 y en el Nissan March. Este sistema incluye un sistema de radio AM/FM con sistema RDS que permite ver el nombre de la emisora en la pantalla, ecualizador gráfico18 memorias para almacenar emisoras FM6 para AM. Junto al sistema de radio, además esta una caja de discos virtual donde puedes almacenar hasta 5 discos compactos completos en la memoria del sistema, bastante parecido al sistema que trae el Land Rover Evoque. Siguiendo con la lista, tenemos conexión Bluetooth con el celular, el que además permite streaming de audio vía Bluetooth, sistema reproductor de DVD, MP4, MP3, entrada auxiliar de audio y USB, conexión para iPod, un sistema de navegación satelital GPScámara de retroceso. El sistema tiene soporte para Televisión y Radio Satelital Sirius/XM, aunque estos no están disponibles en los modelos que llegaran a Chile.

El sistema es algo complejo de usar. Nosotros tuvimos el auto 24 horas, pero un potencial cliente, podría dedicarse un fin de semana a conocer el sistema de modo de poder acostumbrarse bien. El sistema funciona muy bien y suena de manera increíble, con mucha potencia a través de sus 6 parlantes, aunque curiosamente los DVD no se escuchan tan bien como la música a través del USB. Cosas que notamos, primero está en la dificultad para volver al menú principal en algunos de los modos como el DVD y GPS. El GPS funciona bastante bien pero el sistema touch no es muy rápido y cuesta mover la pantalla. Lo mismo con el DVD, sobre todo si uno está en el menú de alguna película y quiere seleccionar algunas opciones. El sistema Bluetooth no permite descargar la agenda al sistema, aunque te permite manejar algunas funciones del teléfono desde la pantalla. El uso de un stylus y un control remoto (que vienen incluidos) podrían ayudar en el manejo de la interfaz. Este tipo de detalles podrían ser corregidos con alguna actualización del firmware del sistema.

Detalles muy inteligentes del sistema son, por ejemplo, la visualización del DVD, la que por motivos de seguridad, solo puede ser activada cuando el freno de mano esta puesto. Al hacer una llamada por teléfono, los parlantes traseros se desactivan y se mutea la música para poder escuchar la conversación de mejor manera. Asimismo al activarse la cámara de retroceso, los parlantes delanteros se desactivan de modo de mejorar la concentración a la hora de maniobrar.

En resumen, el sistema cumple y funciona muy bien, agregándole un valor añadido muy importante a la gama. Vale decir que si tienes una Outback más antigua no puedes instalar este sistema ni pedirlo como opcional. Solo puede ser adquirido a la hora de encargar tu modelo nuevo.

Viejo zorro aun conoce trucos. La infalible serie EJ de Subaru, en la que probablemente sea una de sus ultimas encarnaciones, la Forester ya lleva el nuevo motor de la serie FB.

La mecánica de la Outback es una planta bastante conocida. Hablamos del mítico Boxer de 4 cilindros de la serie EJ, con 2.5 litros, 16 válvulas, 170 caballos de fuerza y 170 lb/pie de torque, acoplada a una caja de cambios de transmisión variable (CVT Lineartronic) con un modo «emulado» de manual de 6 marchas y Paddle Shift. Leyendo en todos lados nos hemos encontrado con opiniones bastante divididas entre si la potencia del Boxer es suficiente o no para la Outback. En mi opinión, lo primero que hay que considerar es que la Outback no es un auto de carreras y está ajustado para la suavidad, algo que se logra excelentemente, siendo un auto de andar exquisito donde la gratificante linealidad de la CVT ayuda enormemente, ya que la transmisión modula el torque en tiempo real y sin límite de cambios, lo que brinda una respuesta absolutamente pareja y eliminando la búsqueda del punto óptimo de revoluciones y marchas en subidas o piques. El motor en modo automático se queda algo corto en el rango bajo-inmediato de torque, pero esta falencia se soluciona simplemente pisando el acelerador a fondo, donde simplemente quedamos sorprendidos con la aceleración que da. El modo manual no sirve en ciudad, a lo más para apurar algunas marchas sobre las 2000 revoluciones por minuto y en muchos casos no te permite subir o bajar marchas hasta alcanzada cierta velocidad. Sin embargo donde brilla es en el rango alto de revoluciones, donde la respuesta es inmediata y se siente el pedigree deportivo que es parte de la herencia de los motores Boxer de Subaru.

La gran sorpresa está en el consumo, donde los Subaru tienen mucha fama de ser gastadores. El consumo medio homologado es de 12km/l pero muchas veces en ciudad, manteniendo una aceleración suave, a 60 km/h entre las 1500 y 2000 revoluciones por minuto, logramos consumos de hasta 16 km/l. Si eres bueno pisando el acelerador, esta cifra baja a 6 o 7 km/l. Sin embargo hay que considerar que nuestra Outback viajaba vacía y que con carga (y un par de personas como pasajeros) estas maravillosas cifras de consumo podrían bajar mucho. Aprovechando el vuelo y las pendientes, se minimiza mucho el consumo. En carretera también tiene consumos bastante «increíbles» para un auto de ímpetu traga-traga donde conseguimos cifras de 20 km/l o más. Esto es mérito de la CVT y bueno, de ser suave también con el acelerador. La clave está ahí. Los puntos donde más gasta, lógicamente son las subidas y las partidas.

Todos sabemos que los Subaru llevan en todos sus modelos tracción integral de distribución simétrica (salvo algunos city cars que se venden en Japón con tracción delantera y el «Toyobaru» con tracción trasera) y con la Outback no es la excepción. Subir y bajar pendientes, enfrentar terrenos medianamente difíciles (barro, arena, nieve) y curvas sinuosas no son problema alguno para este modelo. Aunque el despeje del auto permite sortear baches y eventos sin mayor problema, no te la recomendamos para atacar vados, piedras o desniveles grandes, ya que el largo del auto no lo permite y el despeje no es suficiente. Para «jeepear» existen otros modelos más fáciles de modificar para enfrentar ese tipo de tareas. La suspensión quizás es un poquito áspera (sin ser dura) para personas que por lo general buscan que su vehículo familiar sea más «blandito». A nosotros nos gustó, pero claro, es todo una apreciación personal. Las falencias más grandes están en la dirección, poco ágil para algunas maniobras y en los frenos, algo largos y que le restan confianza a la performance general.

Conclusiones. Nos queda bastante claro el porqué de la fama de la Outback. Es un auto tremendamente espacioso, muy cómodo y fácil de conducir para su tamaño. Sumado al uso de la CVT, las mejoras en consumo y el equipamiento «Full Tech» la hacen una opción bastante asequible si tomamos en cuenta sus rivales más directos como la Volvo XC70 si pensamos en el mismo perfil que la Outback  u otras SUV de mayor tamaño. Si, está más que claro que autos como el Volvo también tienen equipamiento superior a la Outback (para que no nos tires piedras de una), sea la versión que probamos o la versión full de 3.6 litros, pero ahí esta también la diferencia en precio. Además el sistema «Full Tech» es un añadido bastante atractivo que no equipa ningún vehículo en ese rango de precios. Sumando y restando la opción que elijas finalmente será por la cantidad de dinero que tengas disponible y el equipamiento que lleves por ese precio. Si a la Outback en ese rango de precios y tamaños le ha ido bien, es por algo.

Jumbitos

  • El consumo para un vehículo de este tamaño.
  • Transmisión CVT excelentemente bien lograda, le saca muy buen partido al motor.
  • Grata sensación al conducir, desde la postura al volante hasta su andar; suave en ciudad y con mayor carácter cuando se le exige.
  • Genial medidor de consumo análogo, permite que uno se dé cuenta de manera instantánea que tipo de consumo estamos teniendo.

Lo que falta

  • Frenos algo blandos y largos.
  • A la dirección le falta algo de agilidad para maniobras en velocidad; asistencia electrónica muy ajustada a la suavidad que le resta respuesta.
  • Interfaz touch del sistema Full Tech en algunos casos lenta y en otros poco precisa.

Nuestra versión:

Subaru Outback 2.5i CVT Limited «Full Tech» 2012 avaluada en $19.290.000

*Modelos Outback comienzan en los $14.990.000 para la versión básica y en $15.790.000 con «Full Tech» (precios Octubre 2011, Indumotora)

[nggallery id=410]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

  • Ricardo Linossier
    31 octubre 2011 at 12:45

    Buenísimas las imágenes del test drive!!!
    Saludos!!!

  • Recién llegado: Nuevo Subaru XV hace su debut exclusivo para Latinoamérica en Chile y nos anticipa el nuevo Impreza | Racing5
    26 noviembre 2011 at 21:01

    […] Test Drive Express: Subaru Outback 2.5i CVT Limited “Full Tech” 2012 31 de October, 2011 a las 12:18 pm […]

  • Rodrigo
    17 junio 2012 at 16:27

    Compré un Legacy 2012 y es exquisito en todo sentido, cuando te subes a él se siente la seguridad, el confort y la comodidad característica de un auto de esta marca. Mi único problema es que al momento de comprarlo no quedaban unidades Full Tech, así que adquirí el sistema en otro lado, pero como mi vehículo llegó al país en la última importación de Indumotora, viene con conectores distintos a los demás. Así que la unidad Full Tech que compré no me sirvió, ya que sólo sirve para Legacy/Outback desde el 2010 hasta los que llegaron a principios del 2012. Por lo tanto me quedé con la unidad Full Tech sin usarla. Así que para quien quiera transformar su Legacy/Outback en Full Tech, les dejo un link mas abajo. Muchas gracias

    http://articulo.mercadolibre.cl/MLC-41235142-radio-touch-screen-gps-dvd-subaru-legacyoutback-2010-11-12-_JM

  • mauricio sandoval
    13 marzo 2013 at 1:22

    es posible adquierir esta radio multimedia para outback 2012?
    gracias

  • Test Drive Subaru Legacy X Edition 2014, nave de asfalto | Racing5
    5 abril 2014 at 16:20

    […] al sistema Caska que se instala de manera local en Indumotora, fue hace 3 años atrás con la Outback Full Tech. Dicho sistema cumplía con todo lo que prometía, pero con un display muy feo y con torpeza en su […]

Forgot Password