Categorías

Un viernes AMG: Mercedes-Benz presentó en Chile al CLS63 AMG 2012

Si pasas frente al Hotel W y miras hacia abajo, este CLS63 será el modelo que te recibirá.

Es que a quien no le va a gustar ir a Mercedes-Haus, ese pequeño local instalado bajo el Hotel W, sobretodo cuando la invitación dice AMG.

Y más aun cuando sabemos que se trata del CLS, probablemente uno de los Mercedes Benz más hermosos del ultimo tiempo y el que comenzó a popularizar la carroceria tipo «Coupe de 5 puertas».

Entonces. Juntamos al Mercedes Benz mejor diseñado y uno de los más refinados en cuanto a posicionamiento en la gama y lo pasamos por los talleres de AMG. El resultado: ¿Estamos ante el mejor producto de la casa alemana?

Algo muy bonito del CLS63, es que es más discreto que otros modelos AMG.

CLase Superior

Todos somos románticos.  A todos nos gustaban los Mercedes antiguos, sobredesarrollados y fríos, pero muy elegantes, como si se tratara del mejor traje de dos piezas, pero con corbata. Al pasar del tiempo, la imagen de Mercedes Benz se fue transformando, perdiendo esa imagen más limpia por una más estilizada y después por una con más pliegues y cortes, dejando de lado el carácter de antaño para sumarse a formas más genéricas. Como que Mercedes Benz se nos estaba poniendo mainstream. Hasta que llegó el CLS.

Si, tiene parte del lenguaje de diseño que llevan sus otros compañeros, pero en una silueta tan estilizada y con tanto carácter, que simplemente nos hace traer de vuelta esa elegancia y esa innovación que tanto nos gusta de la casa de la estrella.

El CLS queda entre el E-Class y el S-Class, pero sienta a solo 4 personas. Es un auto para los precisos, retomando esa sensación de exclusividad. Y como en Mercedes Benz no puede faltar el desempeño, necesita lo mejor en hardware, elementos que solo pueden ser armados por AMG.

La fórmula se completa. Es un sedán, pero no aburrido como el C-Class o el E-Class. Tiene todo el refinamiento y la tecnología del S-Class, pero en un empaque mucho más orientado a la conducción y menos voluminoso. Tiene lo mejor de la ingeniería y la precisa artesanía alemana en su mecánica sin ser un biplaza. Si tuviéramos que elegir un solo representante de la casa alemana que reúna todos los valores que la marca representa, ese auto es el CLS63 AMG.

En AMG optaron por bajarse del 6.2 al 5.5 pero ahora, en vez de ser atmosférico, es biturbo.

Se rompe la tradición

Poder germano equivale a un motor -por lo general- de ocho cilindros, en V, de gran litraje, monstruoso torque y áspero sonido en la banda alta de revoluciones. El uso de un compresor puede permitirse ya que su conexión al motor es mecánica. Sin embargo los tiempos han cambiado y en la actualidad se necesitan autos que gasten menos combustible y produzcan menos emisiones. De todos modos, nadie se compra un gran deportivo para contribuir al planeta.

Aun así en AMG han decidido que había que hacer a un lado la larga tradición y usar los recursos que se están usando en otros lados para lograr el máximo de rendimiento de manera más eficiente. Entonces este CLS63 achica su planta V8 de 6.2 litros por un bloque de 5.5 litros (aunque mantiene la nomenclatura CLS63 y no CLS55, probablemente por temas de marketing) pero le añade a la receta dos tremendos turbocargadores e inyección directa estratificada. Herejía, que en este caso rinde sus frutos. El auto tiene un poder de 525 caballos de fuerza, 700 Nm de torque y alcanza los 100 km/h en 4.4 segundos. Si ud. pide a su distribuidor Mercedes el opcional AMG Performance Package, la potencia se eleva a 557 caballos de fuerza y 800 Nm de torque, gracias a un aumento en la presión de los turbocargadores. Además reduce el tiempo para lograr los 100 km/h a 4.3 segundos. ¿Quiere más? Pida el paquete AMG Driver que corre el limitador electrónico de potencia desde los 250 km/h a 300 km/h. Todo esto va acoplado a una transmisión automática AMG Speedshift MCT de 7 velocidades con doble embrague. Y lo mejor, brinda un rendimiento mixto de 10,1 km/l mejorando en un 32% el consumo con su antecesor.

El exquisito interior del CLS63.

Alta calidad

Cuando conocimos el C-Class este año, los materiales del interior, como en todo Mercedes, son dignos de disfrutar. Sin embargo, el CLS hace parecer al C-Class como un sedán cualquiera. Aquí hay cuero Nappa y Alcántara de verdad, sin imitaciones y cosido por todos lados, en las puertas y en la consola. Simplemente la experiencia AMG la puedes sentir con los dedos, donde todos los materiales y terminaciones son de máximo nivel. Los plásticos de gran textura, la iluminación interior indirecta con colores para elegir, inserciones en madera o en fibra de carbono y el uso de aplicaciones en aluminio, hasta el alfombrado de primer nivel y los portaobjetos revestidos con terciopelo.

Y no solo eso, las pantallas y sistemas multimedia son fáciles de manejar y leer, hay controles a la mano para todos los reglajes mecánicos y asistencias de seguridad y hasta un fino reloj análogo decora la consola central.

Como ya mencionamos el auto solo sienta a 4 personas. Las que van atrás más vale que no sean muy altas porque la baja altura hace que no quede mucha distancia entre la cabeza y el techo.

Todos los reglajes, el control de tracción, los modos de conducción y la suspensión, agrupados en la consola central.

Artillería personalizable

Con el toque de un botón tienes 4 modos de conducción (Comfort, Sport, Sport+, Manual) según tu perfil de conducción, ajustando la velocidad con la que actúa el acelerador y la velocidad con la que la transmisión hace los cambios. Para correr, el CLS63 equipa un sistema de launch control llamado Race Start, que prepara el auto para que salga corriendo desde las 4000 revoluciones por minuto. También puedes ajustar la suspensión con el AMG Ride Control que te permite tres niveles de dureza (Comfort, Sport, Sport+) según la situación. Todos estos seteos pueden quedar guardados en el vehículo para ser activados automáticamente según se necesiten.

La especialidad de la casa

Todos sabemos que en Mercedes Benz son líderes en tecnología e ingeniería. El CLS no puede faltar a la norma y por eso es que lleva prácticamente todos los sistemas habidos y por haber de la marca de Stuttgart. Contamos, sistema de asistencia para estacionarse Parktronic, encendido sin llave Keyless Go, indicador de ángulo muerto en los espejos retrovisores, sistema Distronic Plus para medir la proximidad con otros vehículos en el frente y evitar colisiones por alcance, detector de cambio de carril, cámara de retroceso, climatizador de 3 zonas, 10 airbags, asientos climatizados, PreSafe, sistema de audio Harman/Kardon de 14 parlantes integrado al sistema de radio Command y a la interfaz multimedia, persiana posterior de privacidad, Attention Assist para evitar accidentes por manejo en condiciones de fatiga y control de tracción ESP. Es un coctel bastante contundente de sistemas, los que harán tu experiencia a bordo más placentera y segura.

En caso de accidente tu CLS63 automáticamente desbloqueara las puertas, encenderá las luces del interior, apagará el motor y cortará la alimentación de combustible, de modo de minimizar riesgos y facilitar la salida/rescate de los ocupantes.

Aún más

Si con este extenso reporte de características aun te faltan extras, AMG pone a tu disposición adicionales extras, como pintura mate, frenos carbono/cerámicos de -más- alto desempeño, cámara de visión nocturna y un kit de fibra de carbono. Con tantos elementos, hasta James Bond o Batman pensarían en cambiar sus autos por uno como este.

[nggallery id=438]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password