Categorías

La víbora ha salido de su escondite: el SRT Viper 2013 es el lanzamiento más esperado del Salón de Nueva York

Aqui esta, en su debut, el nuevo Viper 2013 (Imagen: Drew Phillips para AOL/Autoblog)

Y como no lo va a ser, siendo que es casi un emblema del mundo tuerca, un auto que todos deseamos tener. El súper-muscle-car por excelencia. Así de bueno es el nuevo SRT Viper 2013, el que si bien se ha modernizado, se ha perfeccionado y ha dejado un poco la vibra más espartana de las primeras versiones, mantiene intacto su exuberante diseño (incluyendo todos los detalles que hacen que un Viper sea un Viper) y su bestial motor V10 completamente atmosférico, sin ningún tipo de turbocargadores.

Después de tanto teaser, es bueno ver que el auto cumple con todas las expectativas que se han formado con respecto a su concepción. No decepciona en ningún aspecto de su mecánica o de su diseño y sabemos que los fans del Viper deben estar muy contentos con lo que Dodge SRT ha logrado.

Con el que probablemente sea el lanzamiento más importante de Nueva York, le damos el puntapié inicial a nuestra cobertura de este emblemático salón.

Y pensar que el Viper estuvo a punto de desaparecer. Un regreso en gloria y majestad.

Todos sabemos que reinterpretar un diseño que es parte esencial del modelo, es una tarea difícil, o sino pregúntenle a los chicos de Porsche como se las arreglan con la difícil tarea de renovar al 911. Por lo mismo el Viper no puede perder ciertas características, como son su largo y abultado capot, la mítica parrilla con la cruz, las tomas de aire en los costados, las salidas de escape bajo la puerta, el techo de doble burbuja a-lo-zagato, entre otros.

Por lo mismo, la parrilla con la cruz, sigue ahí, pero ahora es una pieza inserta dentro del parachoques, de color negro, muy similar a las parrillas de los Dodge actuales y algo más afilada, pero esta ahí. Las tomas de aire son de nuevo diseño, más integradas a las líneas del capot. Los focos son más pequeños y más angulosos, pero mantienen la mirada agresiva. De perfil, las tomas de aire laterales y la zona de los hombros en los cuartos traseros, son ligeramente más rectangulares, más definidas y me atrevería a decir, inspiradas en el Dodge Charger, lo que se traduce en una imagen poderosa, que no pierde nada de Viper, pero que lo acerca a los otros Dodge. Las salidas de escape están cubiertas, pero aun vemos salir el tip por los costados.

Citándome en el artículo de esta mañana, con relación a la frase de SRT que indicaba que el Viper tendría su diseño inspirado en una chica desnuda en la playa: «Si los primeros Viper tenían más en común con una estrella pornográfica, esta ‘sexy mujer desnuda en la playa’ ahora es más refinada y quizás más erótica.»

El V10 está de regreso. En la actualidad solo Audi y Lamborghini emplean motores V10 en algunos de sus modelos. BMW tambien lo hizo con el M5 de la generación pasada, pero si a mi me preguntan por V10, voy a responder lo que me es más natural, el Viper.

El sistema de entretenimiento motor del Viper, se rumoreaba bastante fuerte que iba a recibir downsizing, pasando de un V10 a un V8. Sin embargo, esto quedo en como partió, o sea, un vil rumor, ya que el Viper 2013 lleva orgullosamente un motor V10 pushrod (OHV) de 8.4 litros, hecho artesanalmente y 100% fabricado en aluminio. Claro que este motor integra algunas modificaciones «pasivas» que mejoran su desempeño como entradas de aire ultraligeras hechas de compuestos y resinas, pistones forjados para alta resistencia, válvulas de salida tratadas con sodio para mejorar el enfriamiento de estas, nuevos catalizadores y un volante de inercia fabricado en aluminio.

Todo esto le permite alcanzar las increíbles cifras de 640 caballos de fuerza y 600 lb/pie de torque, transformándose en el motor aspirado con más torque de la industria. La potencia se transmite a las ruedas traseras a través de una transmisión manual Tremec de 6 velocidades.

Ahora podrás decir que tu super-muscle-car esta vestido de traje. Un matón, que le hace a la tecnología y que se viste de Armani.

El interior mantiene un poco el diseño de la generación pasada. Claro que se distancia completamente del Viper inicial, un auto que no conocía la palabra «comfort». Esto es gracias a la alianza con el Grupo Fiat, ya que todo lo que tiene que ver con materiales y superficies, son obtenidos de los mismos proveedores de Ferrari y Maserati. Y esto es verdad. Oye, hasta los asientos del Viper los hace Sabelt, los mismos quienes se encargan de las butacas de los equinos de Maranello. De todas maneras, aunque el auto tenga más cuero, más pantallas y más botones, sigue siendo un deportivo brutal, con la diferencia que en la luz roja, tendrás un asiento más cómodo para estirarte y un sistema multimedia que evitara que te comas las uñas y te saques los mocos aburrido esperando la verde.

El Viper lleva dos pantallas. La primera es de y va en el lugar que deberían ir los indicadores. Claro obviamente emulando las agujas a-lo-Jaguar, pero permitiéndote monitorear el control de tracción (ups, se que te dolió la guata al leer eso, ya te contare más), temperatura y los clásicos reglajes de un superauto como este.

La segunda pantalla integra el sistema multimedia de Dodge, el Uconnect, que ofrece los mismos servicios que cualquier otra plataforma multimedia incluyendo, monitoreo del motor, navegación vía GPS, Bluetooth, climatizador y un sistema de sonido Harman/Kardon con 11 canales de amplificación, 18 parlantes con certificación Logic 7 y 4 subwoofers, en caso de que el sonido del V10 no sea suficiente música para tus oídos.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=103bfu6fz58[/youtube]

Cosas que también llegan como novedad al Viper y que te revolverán un poco el estomago son el Control Crucero, algo que personalmente jamás ocuparía en un auto como este, el Launch Control que siempre es útil y un sistema de control de tracción/control de estabilidad, el cual estaré muy feliz de desactivar cada vez que me suba (imaginando que tengo uno en mi estacionamiento). El Viper no es un auto tranquilo, es un auto difícil de manejar y estos chiches solo hacen más desabrida la experiencia. El uso de aluminio en las puertas y fibra de carbono en el capot, cola y otras piezas, ayuda a que el Viper sea más ligero, y por ende tenga una mejor relación peso/potencia.

El SRT Viper se ofrecerá en dos sabores. El SRT a-secas que es la versión más básica y más cruda y la versión GTS, que es la que puedes ver en las fotos, con una experiencia más refinada. Esto incluye el sistema de suspensión ajustable Blistein DampTronic. SRT también pondrá a tu disposición el Track Pack, con neumáticos Pirelli P Zero Corsa (el normal emplea las P Zero normales) con diseño de pista y compuesto blando, frenos StopTech (los originales son Brembo), además de llantas aligeradas.

Aquí esta el GTS-R, el Viper que regresa a las pistas. Como curriculum, el Viper GTS-R hizo 12 victorias consecutivas entre 1999 y 2000, además de quedarse con una victoria en las 24 horas de Le Mans, entre otros triunfos.

Lo otro. Todos sabemos que el Viper es un ganador en los circuitos, y por lo mismo, los chicos de SRT ya tienen listo el modelo que competirá en la ALMS en manos de pilotos como Kuno Wittmer, Marc Goossens y Dominik Farnbacher, el que será construido por Riley Technologies con apoyo oficial de SRT.

Imágenes en vivo del Salón de Nueva York por Drew Phillips para AOL/Autoblog

[nggallery id=579]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

  • Matías
    5 abril 2012 at 2:03

    Sin duda el Viper es EL super auto q todos quisieramos. esteticamente lo unico q le arreglaria las luces, las delanteras las harìa un poco mas largas, y atras lo encuentro demasiado parecido a los aston martin dbs…ahora jamas le diria q no a uno de estos, son grandes en SRT

Forgot Password