Categorías

[Test Drive] Citroën C3 Aircross, para familias con estilo

Es el primer SUV de Citroën y fue creado con la clara premisa que los conceptos «familiar» y «estiloso» pueden convivir en un solo automóvil, echando por tierra el prejuicio de que los autos para la familia son aburridos.

El Citroën C3 Aircross respira diseño por donde se le mire, y si a eso le sumamos el atractivo color Spicy Orange de nuestra unidad de prueba, el conjunto no hace más que llamar la atención.

De proporciones dignas de un SUV compacto el C3 Aircross de Citroën destaca a primera vista por su grupo óptico frontal en dos niveles con firma lumínica superior y focos inferiores cuadrados que coronan el conjunto frontal compuesto por un parachoques de generosa entrada de aire subrayada en su parte inferior por un embellecedor que otorga mayor carácter de SUV al diseño.

Los marcados pasos de rueda en color negro se extienden por toda la parte inferior de la carrocería conectando con la parte posterior que presenta un generoso paragolpes trasero con una reinterpretación del embellecedor que se presenta en el frontal, logrando un diseño armónico entre el frente y la zaga que es coronada por un portalón corto que alberga los emblemas de la marca.

Las luces traseras con efecto 3D no hacen más que acentuar el lenguaje de diseño del modelo con su característico rectángulo de esquinas redondeadas presente en diversos detalles del vehículo.

En su lateral destaca la zona vidreada gracias a que todos los pilares, independiente del color de la carrocería, se presentan en color negro, lo que hace que se perciba una sola zona que recorre el C3 Aircross en 360 grados, separando la carrocería del techo. Esta zona acristalada reduce su tamaño hacia la parte posterior, específicamente a partir del pilar C, donde destaca la ventanilla lateral posterior por la incorporación de una gráfica característica del C3 Aircross, que además de embellecedor cumple la función de reducir la visibilidad hacia el interior en la zona de carga del vehículo.

Mención aparte para el techo que puede presentarse en 4 colores distintos independiente de los 8 colores disponibles para la carrocería y que incorpora barras longitudinales a tono con el paquete de color que incluye los espejos retrovisores laterales y las gráficas laterales y de alrededor de los focos delanteros. Cabe destacar que el techo se extiende hacia la parte posterior sobre el portalón trasero formando un atractivo spoiler que a su vez alberga la tercera luz de freno.

Al ingresar al Citroën C3 Aircross nos encontramos con un interior que respira tecnología, principalmente por su pantalla multimedia de generosas proporciones que alberga desde el navegador satelital hasta los comandos de climatización, solución que respira tecnología, pero que a ratos se hace un tanto tedioso tener que comandar todo a través de la pantalla, pues si vamos conduciendo con la pantalla en función GPS, debemos salir del mapa para encender o apagar el aire acondicionado. Un detalle que se hace costumbre luego de algunos kilómetros recorridos con el Citroën C3 Aircross.

Esta configuración interior centrada en la pantalla multimedia hace que el conjunto interior se presente lleno de diseño minimalista, de líneas rectas e incorporación de los característicos rectángulos de esquinas redondeadas como característica de diseño.

Los asientos son bastante cómodos y el hecho de no contar con tapiz de cuero es solucionado a través de una tapicería de tela con un interesante diseño muy a juego con el concepto minimalista interior.

Las plazas traseras presnetan un muy buen espacio para las piernas, el que puede regularse gracias a la banqueta de corredera que se puede mover hasta 15 centímetros eligiendo entre espacio para los pasajeros o capacidad de carga del maletero, pasando de 410 litros a 520 litros en su posición más adelantada. El respaldo trasero también es abatible en proporción 60/40 generando una capacidad de carga total de 1.289 litros.

Toda esta habitabilidad interior es realzada gracias al gran techo panorámico de un área acristalada de casi un metro de largo, el cual puede abrirse para disfrutar de la experiencia de un paseo a cielo abierto.

El C3 Aircross de Citroën en la versión probada es impulsado por el moderno motor Puretech 110, un propulsor turboalimentado de 110 caballos de fuerza y 205 Nm de torque, asociado a una transmisión automática electrónica de 6 velocidades que se comporta bastante bien, respondiendo a las exigencias del acelerador. Cabe destacar que Citroën ya no monta la caja de cambios pilotada que mermaba bastante la experiencia de conducción de sus modelos.

En el apartado tecnológico del Citroën C3 Aircross podemos destacar:

  • Entrada y partida sin llave, un sistema de acceso y arranque manos libres que permite al conductor usar el vehículo sin la llave.
  • Cámara trasera de visión superior para visión extendida y maniobras más fáciles en reversa, gracias a una cámara que muestra la vista trasera del vehículo en la pantalla táctil de 7 pulgadas complementada por puntos de referencia de color que indican la proximidad de cualquier obstáculo, así como una imagen reconstituida que muestra una vista de 180 grados del entorno.
  • Sistema de alerta de salida de carril para combatir la somnolencia al volante o un simple momento de desatención a más de 60 km/h. El sistema detecta cualquier cruce accidental con el indicador no activado, y advierte al conductor con una señal de sonido y mensaje en el grupo de instrumentos.
  • Sistema de reconocimiento del límite de velocidad y recomendación mediante el cual los conductores son informados de esta información a través del grupo de instrumentos y el sistema registra la velocidad indicada como ajuste para el sistema de control de velocidad / limitador de velocidad.
  • Coffee Break Alert, sistema con el que los conductores son alertados cuando es el momento de tomar un descanso después de manejar por dos horas a velocidades de más de 70 km/h.
  • Grip Control® con Hill Assist Descent para una conducción altamente modular adaptada a todo tipo de carreteras y velocidad reducida, incluso en pendientes pronunciadas.

Sin lugar a dudas el Citroën C3 Aircross es la prueba real que un vehículo familiar no tiene por qué ser aburrido de manejar o carente de estilo. Amplio, dinámico y funcional, el C3 Aircross se puede transformar en un gran integrante de la familia por un precio de $15.990.000 en la versión PureTech Shine Special Edition probada para este artículo.

[Best_Wordpress_Gallery id=»156″ gal_title=»Citroen C3 Aircross»]

Director General Racing5.cl - n.espinoza@racing5.cl

“Soy un amante de los autos casi por genética y con el tiempo he aprendido de mis amigos mecánicos a desenvolverme humildemente en el mundo de los fierros. En los autos encuentro el relajo y tranquilidad que a veces se pierde con la rutina del día a día.”

Forgot Password