Categorías

¿De dónde viene la parrilla de doble riñón de BMW?

BMW a lo largo de los años ha creado varios rasgos que hasta hoy los hacen diferentes a otros autos a primera vista. Los focos “ojos de ángel”, el “codo Hofmeister”, la cabina retrasada en sus autos con tracción trasera… todas estas cosas son parte de la impronta visual de lo que durante años conocemos como un BMW. Sin embargo, hay un elemento que impera por sobre los mencionados: la parrilla doble en forma de riñón.

Las parrillas, lógicamente, cumplen un propósito fundamental que es la refrigeración. Sin embargo, a lo largo de su historia, BMW la entendió y trabajó como un elemento crucial de diseño. De hecho, hoy, casi 90 años después de su primera implementación, la vemos integrada a los faros dobles como el emblema frontal que distingue a la marca. Y, sin ir muy lejos, hace muy poco hablamos del nuevo Serie 4 y su polémica parrilla por su llegada a Chile; antecedente perfecto para revisar de dónde viene este tema.

1. BMW 303 – 1933

Anoten este hito de BMW: el 303 fue el primer modelo del fabricante con un motor de seis cilindros. Además, este diseño inició con la característica parrilla doble con forma de riñón.

2. BMW 503 – 1956

Este modelo de dos puertas y cuatro plazas dio paso a una parrilla doble de altura media y totalmente cromada. El formato de menor tamaño fue posible también porque la rejilla del radiador ya no era la única responsable de refrigerar el motor, sino que contaba con la ayuda de doble ventilación lateral. Los modelos BMW 3200 CS de 1962 y BMW 2000 CS de 1965 continuaron con este estilo de parrillas.

3. BMW 507 – 1956

El 507 Roadster apareció el mismo año que el 503, pero con un diseño mucho más avanzado: fue el primer BMW con dos grandes tomas de aire en horizontal. Su creador, Albrecht Graf von Goertz, se permitió esta osadía creativa en el diseño de la doble parrilla, algo que sólo se volvería a ver en BMW en un par de proyectos en los 90´s. Ahora, claro, el 507 necesitaba toda esa apertura para tragar el aire fresco que ventilaría al motor V8 bajo un capó tan bajo. Ojo, recordemos que eran los años 50’s.

4. BMW 1500 – 1961

Los modelos de gama media marcaron un punto de inflexión en muchos aspectos importantísimos para BMW: técnico, comercial y en su relación con el diseño típico de la marca. La parrilla doble del 1500 y de los modelos 1600, 1800 y 2000, tenía algo en común con la del 503, pero en esta oportunidad por primera vez las dos partes se unían, eran más estrechas que nunca e iban entre dos amplias parrillas horizontales. Este fue el patrón para las fascias de BMW hasta inicios de los 80´s.

5. BMW M1 – 1978

El legendario BMW M1 tiene muchos motivos para ser admirado y no podía faltar en esta lista. Si bajísimo frontal obligó a que las entradas de ventilación fuesen planas, con lo que resultó ser una de las parrillas más pequeñas que se hayan usado en un BMW.

Estas parecían estar “incrustadas” y separadas de las tomas de aire secundarias por el mismo molde de la carrocería, y estaban acompañadas por focos pop-ups. Este diseño luego fue argumento para las parrillas de otros clásicos como el Z1 de 1988 o el Serie 8 de 1989.

6. BMW Serie 3 (E36) – 1990

Era ya la tercera generación del Serie 3 y BMW dio vuelta el paradigma que había creado con la parrilla de riñones horizontales, verticales y rectangulares con esquinas redondeadas y separados entre sí. Sin embargo, no estaban separadas de los faros por otras parrillas, simplemente contaba con una superficie plana en el color de la carrocería. Este diseño influyó en muchos modelos de los 90´s.

7. BMW Serie 3 (F30) – 2011

Veintiún años más tarde, el F30 presentó una parrilla doble que por primera vez estaba directamente conectada con los focos, sin parrillas auxiliares ni otros elementos de por medio. La misma idea se replicó en otros modelos, como en el Serie 7 de 2015, que también fue el primero en implementar la función Air Flap Control, que cierra la parrilla cuando no se necesita el flujo de aire, con el fin de mejorar la eficiencia aerodinámica.

8. BMW i3 – 2013

Un diseño plano y ancho, una superficie cerrada y acentos en azul. Así es la parrilla que el i3 adoptó para mostrar que no sólo era un BMW eléctrico, sino que también un auto sumamente innovador. Asimismo, esta parrilla está completa y permanentemente cerrada para que el aire que enfrenta siga por sobre el auto, ya que de la refrigeración se hace cargo la toma de aire inferior. Esta parrilla, vista similarmente en el i8, es inspiración para los próximos modelos totalmente eléctricos de la marca.

9. BMW Serie 8 y Z4 – 2018

Con el Serie 8 y el Z4 llegó una reinvención de la parrilla doble, ahora compuesta por dos pentágonos horizontales anchos. Al igual que otros coupés de la marca, su agresividad se expresa en su orientación hacia abajo, que la hacen parecer más cercana al asfalto.

En este punto de desarrollo de la técnica, estas parrillas sirven como entradas de aire secundarias con la función Air Flap Control, por lo que sólo se abren cuando es necesario y se cierra para reducir la resistencia del aire. También se puede encontrar una cámara para los sistemas de asistencia al conductor que se encuentra justo entre ambos riñones de esta grilla.

10. BMW Serie 3 Sedán (G20) – 2018

En esta última generación del Serie 3 las parrillas toman más protagonismo al llegar más alto que los propios focos delanteros. Para las versiones M Performance y como en el Z4, las barras verticales que van dentro de los riñones se sustituyeron por un patrón reticular que BMW llama “nuggets”.

11.BMW X7 (G07) y BMW Serie 7 (G11/G12) – 2019

Este es un punto de inflexión rotundo en este cuento. Geométricamente, esta parrilla es similar a la de un BMW Serie 3, pero marca un hito por su descomunal tamaño. Sí, es más llamativa e impone más presencia, pero es esto mismo lo que marca el inicio de la polémica que hoy se discute en diversas comunidades interesadas en BMW.

12.BMW Serie 4 Coupé (G22)- 2020

De esto se trata la polémica, pues si los dos modelos recién citados son grandes en todas dimensiones, el Serie 4 es un deportivo más comedido en su tamaño, lo que quiebra las proporciones que acostumbramos a ver. Ahora, esta parrilla además ocupa casi todo el alto del frontal, lo que en realidad es más o menos lo mismo que ocurría en el inicio de esta historia.

El 328 Coupé de la década de 1930 y el 3.0 CS de la década de 1970 son dos de los coupés clásicos más trascendentales en BMW. Por lo mismo, es ahí donde la marca toma valores como el prestigio, el placer de conducir y su reputación deportiva para instalar esta parrilla en el G22.

13.BMW iX – 2021

Finalmente, el último punto de esta línea de tiempo pertenece al totalmente eléctrico BMW iX. Esta parrilla fue desarrollada en el Centro de Tecnología y Construcción Ligera de Landshut (LuTZ) de BMW Group y será el símbolo de la transformación de la industria: en este momento la parrilla deja atrás su historia como instrumento de refrigeración y se convierte en un componente tecnológico multifuncional. Detrás de la superficie cerrada de la parrilla ahora se alojan las cámaras, los sensores y otras tecnologías que permiten la conducción asistida y automatizada.

Soy un tipo sencillo. Cuando chico me picó el bichito de la pasión por los autos y los síntomas todavía no se me pasan. Los efectos secundarios me llevaron a estudiar periodismo. Hoy estoy acá para entregarme a quienes leen a la naranja.

Forgot Password