Categorías

Dejando la mesa coja: Dodge anuncia que no seguirá en NASCAR en 2013

Don Mike Helton, el presidente de NASCAR, posa junto al nuevo Charger 2013. Este modelo se convertirá en uno de los adornos más caros que hay, ya que Dodge se retira de NASCAR al terminar este año... (Imagen: Ezra Shaw/Getty Images)

NASCAR se levantó con una mala noticia hoy. Una de las cuatro marcas comprometidas con la actividad automovilística más importante de Estados Unidos confirmó durante la mañana que dejaría las divisiones nacionales de NASCAR a finales de la temporada 2012, después de no encontrar un socio lo suficientemente competitivo para justificar el esfuerzo económico que significa seguir en NASCAR y luchar por victorias.

Dodge sufrió el golpe de que Penske Racing, el equipo del legendario Capitán Roger Penske, dejaría a Dodge para cambiarse a Ford en 2013 después de utilizar autos de la marca durante 11 años.  Penske era el único equipo de tiempo completo que corría con Dodge, luego naturalmente esto ponía en gran riesgo su operación desde el próximo año, debiendo encontrar un nuevo equipo con el cual asociarse y probablemente, encontrar a alguien que pudiera preparar los motores V8 de 800 HP, ya que estos eran fabricados dentro de la planta de Penske Racing en Mooresville, Carolina del Norte.  La decisión de Penske no fue tomada al azar. Penske quiso continuar su relación con Dodge, pero ellos no pudieron asegurarle el suficiente compromiso en un proyecto de al menos cinco años. Dado lo anterior, al Capitán no le quedó otra que cambiarse, para no poner en riesgo su equipo, uno de los mejores de NASCAR.

Brad Keselowski ha sido el piloto más exitoso para Dodge en esta era 2001 - 2012. Logró un título en la Nationwide Series y lleva tres victorias este año, ambos logros junto a Penske. (Imagen: Justin Edmonds/Getty Images for NASCAR)

La alianza Penske – Dodge solo logró un título, el campeonato 2010 de la Nationwide Series con Brad Keselowski. Este año, Penske y Keselowski han logrado tres victorias en la Sprint Cup y tienen prácticamente asegurado su clasificación al Chase que define al campeón 2012.

Dodge no pudo comprometerse a largo plazo por restricciones impuestas desde sus nuevos dueños en el consorcio Chyrsler-Fiat. La gente de Fiat había mostrado no estar demasiado encantada con NASCAR y la forma en que esta aportaba para vender más autos para las marcas de Detroit. La inversión es muy alta, y a pesar de ser la marca que menos gastaba, Dodge es sin duda también la marca que menos aprovechaba su éxito en las pistas, probablemente también por la falta de más equipos y autos.

La mala noticia para el 2013, es que nos perderemos la opción de ver el Charger 2013 para NASCAR, presentado en Marzo y que ha visto su muerte antes de nacer. El modelo nunca tendrá un motor V8 dentro, ni verá las pistas. Si es que Dodge vuelve a NASCAR, no será dentro de poco tiempo. Habrá mucho que planear para volver y eso lo saben perfectamente: La última vez que Dodge se retiró fue en 1977 y solamente regresaron en 2001.

Con esta noticia, el próximo año en la NASCAR Sprint Cup Series, Nationwide Series y Truck Series solo habrán tres proveedores: Toyota, Chevrolet y Ford. En la Sprint Cup, Toyota correrá con el Camry, Chevrolet con el nuevo SS y Ford con el Fusion.

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password