Categorías

Great Wall introduce en Chile a la ambiciosa Poer

Pese a las complejidades de este año, el mercado de las pick-ups ha recibido varios nuevos competidores desde China. Así, Great Wall esta vez aporta con una de las opciones más interesantes por técnica, equipamiento y tamaño. Llega desde cerca de 15 millones de pesos en cuatro versiones con dos niveles de equipamiento y en variantes 4×2 y 4×4, siempre impulsada por un motor turbodiesel.

A las camionetas medianas tradicionales les ha salido gente al camino con las novedades asiáticas. Poer, en particular, es una de las más grandes del segmento. Con 5,36 metros entre sus parachoques es más larga que una Toyota Hilux, una Mitsubishi L200 y una Changan Hunter, aunque es más corta que la JMC Vigus Work. De todas estas es también la más alta con 1,88 metros verticales.

Tiene una capacidad de carga estándar en el segmento de 1.050 kg y un buen tamaño de pick para ser de doble cabina. La caja de carga es cuadrada, es decir, mide los mismos 1,52 metros de ancho y largo y tiene una profundidad de 53 cm. En total alcanza un volumen de 1,25 m3.

Datos curiosos: el emblema de la parrilla frontal es específico para la Poer; este nombre, por cierto, deriva de la palabra power, el inglés de “poder”. Este modelo comenzó su comercialización con una preventa que duró apenas 24 horas.

Poer llega en su variante “multiuso”

Great Wall ha diseñado cuatro variantes de esta camioneta. En Chile ahora recibimos la “multiuso” y en marzo se agregará la “Premium”. Existe interés de parte de Great Wall Chile en traer la configuración “off-road” que tiene una suspensión trasera multibrazo. La concreción de esta iniciativa depende de la disponibilidad de la fábrica para producirlas. Por último, la cuarta forma de Poer es la eléctrica “EV”.

Ahora ¿qué significa que tengamos la variante multiuso? Esta es el punto medio en la gama. Pese a que Poer no es una camioneta concebida para el trabajo más duro, esta es la versión que más cerca está de serlo. Su diseño es el más sobrio de toda la gama, pero no deja de lado las comodidades que la ubican como una de las más equipadas entre sus pares chinos.

Su habitáculo se encarga de confesar su propósito para sus usuarios: muestra un diseño que se asimila más a un SUV familiar que a una camioneta de trabajo. Predominan las líneas horizontales que resaltan la amplitud del espacio. Se notan una ergonomía y una materialidad aparentemente bien logradas.

La Poer llega, por el momento, en dos niveles de equipamiento. El primero de estos, Elite, equipa elementos típicos de versiones de entrada: doble airbag frontal, anclajes ISOFIX, asistente de salida en pendiente, aire acondicionado, computador a bordo, controles de radio al volante, entre otros.

Sin embargo, se distingue por incluir frenos traseros de discos, control de estabilidad, tracción y descenso, sensores de retroceso, monitor de presión de los neumáticos, control de velocidad crucero, luces LED diurnas y llantas de aleación, entre otras cosas.

También incluye unas pisaderas integradas en la carrocería; una solución bastante peculiar. De esta manera están presentes en todas las versiones y se evita perder algunos centímetros de altura libre al suelo.

El acabado Deluxe agrega: dos airbags toráxicos frontales, cámara de retroceso, infoentretenimiento con Apple CarPlay y Android Auto en una pantalla táctil de 9’’ y climatizador (monozona). Ahora, esta también tiene diferenciadores de su competencia con una cámara monitora de punto ciego, tapiz de ecocuero, apertura y encendido keyless, asientos delanteros calefaccionados, asiento del o la conductora con ajustes eléctricos, sensores de luz y lluvia, como lo más reseñable.

En marzo se debería ver la llegada de la versión Super Deluxe, que será la variante “Premium” previamente mencionada. Esta, además de tener una estética distinta, considera mucha más tecnología: cámaras de 360°, cargador inalámbrico de teléfonos y asistencias a la conducción de nivel 2.

Pequeñas ventajas

Esta pick-up es construida sobre una moderna plataforma modular llamada P71, la que fue diseñada con el objetivo de cumplir con estándares europeos. Es por este elemento que la Poer puede tener, por ejemplo, una variante 100% eléctrica. También admite automatismos de conducción de hasta nivel 3, el que es el más avanzado permitido por la norma europea. Es decir, esta camioneta todavía tiene un margen de mejora en ese ámbito.

En la presentación de este modelo, Antonio Karmy, gerente comercial de Great Wall Chile, hacía gala de la ventaja de cerca de 10 hp de Poer contra su competencia. Su motor diesel de 2 litros con un turbo de geometría variable e inyección por riel común (4D20M) entrega 161 hp y 400 Nm de torque.

La culata del bloque tiene admisión variable y una EGR integrada y el enfriador de aceite está integrado en la bomba de aceite. También hay un botón en el habitáculo para activar a discreción la limpieza del filtro de partículas de diesel (DPF), aunque el sistema lo haga periódicamente de forma automática.

La transmisión es manual con 6 velocidades en todas la versiones y puede ser 4×2 o 4×4. En el último caso se usa una caja de transferencia BorgWarner que puede bloquear un reparto 50:50 entre ambos ejes. Este sistema funciona con un selector electrónico que tiene las opciones 2H, 4L y Auto. En la función automática el sistema puede —teóricamente— acoplar los embragues de la caja de transferencia en 0,2 segundos.

Pese a estas ventajas, el Ministerio de Energía la homologó con consumos que son hasta 4 km/l menos eficientes que su competencia. En el laboratorio de pruebas rindió 8,9 km/l a ritmo urbano, 11,5 km/l a velocidad de carretera y promedió 10,4 km/l.

La Poer no fue diseñada para ser la última palabra en el todoterreno, pero puede defenderse. Su anatomía le permite unos ángulos prudentes de 29,8° de ataque, 23,2° ventrales y 25° de salida y puede aguantar hasta 45 cm de vadeo. Su suspensión delantera de dobles triángulos superpuestos debería cooperar en terrenos ásperos. El tren trasero de eje rígido sobre ballestas con amortiguadores, en cambio, está pensado en el transporte de cargamento.

Propuesta agresiva

Probablemente la mayor herramienta de la Poer, más que sus atributos per sé, es su relación precio/producto. Además, Derco ha lanzado con este modelo un servicio de asistencia en ruta 24/7 con geolocalización por GPS que se instala en todas las versiones. Este tiene un período de prueba sin costo por los primeros 3 meses, aunque luego significa una tarifa de $9.990 mensuales.

En marzo, junto a la versión Super Deluxe ya descrita, se agregará una versión Deluxe con una transmisión automática de 8 velocidades desarrollada por ZF. Asimismo, en febrero la Poer estará disponible con pintura de carrocería roja.

Por el momento llegan a Chile cuatro versiones de Poer, todas con transmisión manual. Todos los siguientes corresponden a los publicados en diciembre e incluyen el respectivo “bono marca”:

  • Elite 4×2: $12.623.000 + IVA
  • Elite 4×4: $14.023.000 + IVA
  • Deluxe 4×2: $13.623.000 + IVA
  • Deluxe 4×4: $15.023.000 + IVA

Por la contratación del financiamiento Amicar se aplica otro descuento de algo más de 800 mil pesos. Finalmente, la diferencia en precio con una camioneta de un fabricante tradicional suele ser de al menos 5 millones de pesos en versiones equiparables (incluyendo el IVA). No obstante, con una Changan Hunter, que podría ser la competidora más cercano a la Poer, las diferencias de tarifas son mínimas.

Soy un tipo sencillo. Cuando chico me picó el bichito de la pasión por los autos y los síntomas todavía no se me pasan. Los efectos secundarios me llevaron a estudiar periodismo. Hoy estoy acá para entregarme a quienes leen a la naranja.

Forgot Password