Categorías

IndyCar presenta la primera iteración de los nuevos modelos que veremos desde el 2012

¿Te gusta lo que ves? Son los nuevos prototipos de los autos del mañana para la IZOD IndyCar Series. (Imagen: IndyCar Media - Ron McQueeney)

Hay mucho pasando detrás de escena en las oficinas de la IZOD IndyCar Series en Indianapolis y no solamente porque se viene la carrera más importante del año, la Indy 500, sino porque los plazos se acortan y la temporada 2012 se acerca con fuerza, y con ello los nuevos autos de la IndyCar, que utilizará nuevos chasis después de usar el mismo modelo practicamente sin cambios desde 2003. En ese sentido, hoy la categoría ha dado un paso relativamente importante hacia el 2012 al presentar la primera iteración o prototipo que produjo Dallara Automobili de lo que serán los vehículos el año que viene, presentando dos conceptos bastante diferentes para óvalos y circuitos permanentes o callejeros.

Más imágenes, algunos detalles de los autos, la polémica que siempre acompaña a toda decisión (al menos en la IndyCar) y los siguientes pasos que tomará la categoría con respecto al proyecto 2012, tras el salto.

Contextualización

Hace cerca de un año, el 14 de Julio de 2010, te contábamos que el CEO de la IndyCar, Randy Bernard junto con el equipo denominado  ICONIC con representación de dueños de equipo, expertos y promotores de la categoría, había tomado la decisión de elegir la propuesta de Dallara para el diseño y construcción del nuevo auto de la categoría a partir de 2012. La idea de Dallara consistía en que el monoplaza tenga una parte estándar, el cockpit (o IndyCar Safety Cell como le llamaron), pero que la aerodinámica de los pontones, alerones y cubremotor pudiera ser trabajada libremente por otros proveedores, de modo de que cada equipo elija el que más le parezca entre una variedad de opciones. Esto es lo que se conoce como aerokits.

Además de lograr que los autos se vean distintos, algo que no pasa desde hace mucho tiempo, específicamente desde 2003, permite algo que tampoco se puede hacer con el modelo actual, tener dos configuraciones externas completamente distintas para óvalos y circuitos, lo cual es bastante interesante en el sentido de que permitirá mejorar la performance del auto en los circuitos, para los cuales no fue diseñado originalmente y solo fue «adaptado».

El prototipo 2012 para circuitos tradicionales y callejeros. (Imagen: IndyCar Media - Ron McQueeney)

Mucho se ha discutido al respecto de la idea, pero la verdad es que más allá de rumores y alguno que otro detallito de los autos, poco se sabía de como se verían los nuevos IndyCar hasta hoy. En el Indianapolis Motor Speedway mismo, la categoría ha presentado lo que parece ser la primera aproximación y debiera ser lo que veamos en las pistas desde Enero del 2012, cuando comiencen las pruebas con el nuevo monoplaza. Lógicamente, dado que la gracia del concepto son los aerokits (aunque a los dueños de equipo no les guste mucho el tema, ver más abajo), IndyCar y Dallara pusieron especial énfasis en el tema de que el aspecto externo, y por tanto la aerodinámica, de los autos será radicalmente distinta para circuitos permanentes y callejeros, en comparación con la de óvalos. Por eso, presentaron dos autos. Y si, se ven bastante distintos.

El prototipo inicial 2012 para óvalos. (Imagen: IndyCar Media - Ron McQueeney)

Puede ser confuso, pero IndyCar quiso dejar en claro (y queremos que te quede claro) que estos modelos son solo prototipos y que el modelo definitivo que veremos en las pistas en 2012 no tendría porque parecerse en 100%, pero que la idea «va por ahí». Motivar a los fanáticos, entusiasmarlos con la idea de que una misma categoría tendrá autos muy diferentes por primera vez desde 2003, cambiando el concepto de «monomarca» (aún cuando los motores han sido distintos, pero en cuanto a aspecto externo) que la categoría perdió cuando G-Force abandonó la serie dejando exclusivamente a Dallara como proveedor. Ojalá la idea se mantenga.

Según Tony Cotman, director del proyecto IndyCar 2012, la gracia del concepto es que «Existe mucho espacio para el desarrollo de kits aerodinámicos y de eso se trata esta plataforma. Permitir que la gente diseñe con la libertad que desee, soñar como quieran y sacar un producto superior que otro. Esto es lo que lleva a la competencia.» Los diseños pueden no ser demasiado estéticos por ahora pero se ven mucho mejor que el auto actual y nos acostumbraremos de a poco con el tiempo, además con un poco de esfuerzo en túnel de viento y CFD (computer fluid dynamics), se tendrá un producto mucho mejor logrado que llevará a la categoría a dar un paso adelante. O sea, van bien encaminados. Ojalá los modelos definitivos representen una innovación, algo más revolucionario que lo visto hoy, que permita a IndyCar tomar el lugar que le corresponde como categoría líder tecnológica en los Estados Unidos: Desarrollo, el objetivo final del automovilismo, no correr por correr.

La polémica

Como siempre en la categoría, la polémica va por detrás de toda decisión y muchos dueños de equipo (Ejem, todos) han señalado que no desean aerokits para 2012, sino que quieren postergar esta compra para 2013, y usar en 2012 un kit estándar cambiando la idea original que fue anunciada hace un año. Por kit estándar debemos entender que en realidad son dos kits, el de óvalo y circuito, pero la idea básica y que fue «vendida» a los fans y aceptada por ellos,  y por la cual el equipo ICONIC antes descartó a otras alternativas (aparentemente más atractivas, pero también más caras) de Swift y Lola, entre otras.

Otra vista del modelo 2012 preliminar para circuitos tradicionales y callejeros. (Imagen: IndyCar Media - Don McQueeney)

 

El argumento de los dueños de los equipos es que dado que el primer prototipo recién estará 100% probado a finales de Noviembre, no habrá tiempo para los desarrolladores de aerokits para crear opciones aerodinámicas para la primera carrera, luego probablemente las presentarían en Indianapolis en Mayo. Pero para correr las fechas anteriores, ellos deberían adquirir el kit estándar entregado por Dallara y luego casi que se verían en la obligación de comprar otro kit más en Mayo… Eso no es tan cierto, porque solo gastarán los que quieran hacerlo y supongan que la inversión justifica más velocidad en la pista. Cada kit vale solamente US $70.000 dólares extra, que no es tanto para organizaciones que se manejan con bastante más capital. Como sea, se ve mal que los dueños de equipo no sigan lo que ya fue aprobado y se pongan a reclamar cuando aceptaron la idea el año pasado. La discusión no solamente depende de ellos, sino de los intereses de la categoría y la opinión de los seguidores de la IndyCar ya que si los planes para 2012 cambian aunque sea un poco, la opinión pública y los pocos fanáticos que quedan en Estados Unidos podrían darle la espalda definitivamente a la serie.

Una segunda vista del modelo para óvalos. La IndyCar 2012 será mucho más interesante con los nuevos autos. (Imagen: IndyCar Media - Ron McQueeney)

¿Qué viene?

Según Dallara, el 95% de las partes del primer prototipo real está en producción actualmente. Esperan tener el modelo listo para Agosto, y allí comenzar la producción en masa para lograr tener al menos 30 o 40 vehículos en partes para el final de ese mes. Allí comenzará el lento ensamblaje que tomará hasta Diciembre para completar el batch completo. Las primeras pruebas comenzarán tan pronto se pueda, probablemente en Septiembre, pero con un único equipo escogido para realizarlas. Recién en Enero, los equipos recibirán sus primeros autos y comenzarán las pruebas comunitarias. Los modelos 2012 estarán expuestos todo el mes de Mayo en Indianapolis.

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password