Categorías

IndyCar: Se confirma a Las Vegas como sede de la última fecha con un gran incentivo

Después de meses de espera, la Izod IndyCar Series ha confirmado hoy en conferencia de prensa que Las Vegas Motor Speedway será la sede del evento final de la temporada 2011. Sin embargo, este anuncio trae consigo una noticia que sin duda será publicitada y generará un interés aun mayor por este evento. Toda la información a continuación en Racing 5.

El calendario 2011 de la Izod IndyCar Series durante estos meses no estuvo finalizado debido a la falta de la pista que iba a acoger la última carrera de la temporada. Las Vegas siempre corrió con ventaja ya que el CEO de la IndyCar, Randy  Bernard, desde que asumió el cargo que quería contar con este óvalo como sede final, debido a todo lo que esta ciudad ofrece en materia de espectáculo. Sus años como CEO de la asociación de rodeo así se lo confirmaban (Las Vegas fue siempre sede final de este tipo de eventos), por lo que se la jugó al máximo para contar con esta ciudad en el calendario,  a pesar de que las tratarivas se extendieron más de lo esperado, y en donde incluso se rumoreaba que el superóvalo de Fontana podría ser la sede final.

Pero hoy ya se confirmó que Las Vegas acogerá la fecha cúlmine de la temporada 2011, siendo el 16 de octubre el día escogido, y como nos tiene acostumbrados Randy, este anuncio viene con algo más que sin duda generará un interés mayor de parte de los fans y también de pilotos que no participan en la IndyCar: La categoría le pagará 5 millones de dólares  a cualquier piloto que no corra regularmente en la IndyCar y que gane la carrera. Con esto la IndyCar quiere convertirse definitivamente en el serial que tiene los pilotos más versátiles en el mundo. Bernard señaló  en la conferencia » Queremos mostrar que nuestros pilotos son los más rápidos, mejores y versátiles en el mundo, y queremos poner nuestro dinero para reafirmar eso. Si hay algún piloto en el mundo que no corra en la Izod IndyCar Series y gane la carrera de Las Vegas, le daremos 5 millones de dólares».

Este «llamado» a los pilotos de otras categorías hecho por Bernard tiene cinco vacantes, y los pilotos que ocupen estos lugares serán seleccionados por una comisión de expertos.


Sin duda alguna este incentivo tiene un objetivo determinado, y son los pilotos de NASCAR.  Bernard quiere desesperadamente que estos conductores participen en alguna carrera de la IndyCar, y la única forma de atraerlos en estos momentos es con dinero. Ya hay un intento con los 20 millones de dólares a quién gane la Indy500 y la CocaCola 600, pero esto es más bien imposible. Sin embargo, el ofertón hecho para la carrera de Las Vegas sí podría atraer a más de algún piloto de la NASCAR, ya que hay algunas variables que están a favor de que ello ocurra, que son:

– Ese fin de semana (14-16 de octubre), la Nascar Sprint Cup corre el sábado por la noche su fecha en Charlotte, por lo que es factible de que los pilotos puedan hacer el viaje de esa pista a Las Vegas (lo mismo ocurre para los pilotos de la Camping World y la Nationwide).

– Hay varios pilotos que han tenido experiencia con autos Indycar, siendo los más destacados Juan Pablo Montoya, Sam Hornish Jr, Tony Stewart, Jason Leffler, Robby Gordon, AJ Almendinger, Max Papis, Patrick Carpentier, entre otros, por lo que la transición no sería tan complicada.

– Al estar la Nascar Sprint Cup en el Chase para esa fecha, posiblemente más de algún piloto de renombre no esté peleando el campeonato, por lo que resultaría atractivo el reto de ganar la carrera de Las Vegas y llevarse estos 5 millones, y no hipotecaría el ganar el campeonato en Nascar ya que no está peleando por él.

– La opción de ganar 5 millones de dólares es algo que para pilotos que no han tenido un buen año en Nascar puede ser atrayente.

– Las Vegas es una pista conocida para todos los pilotos Nascar, ya que hasta el año pasado corrieron dos veces por año, y además para las características de los autos IndyCar y las velocidades que pueden alcanzar, no es «tan peligrosa» como sí lo es Indianápolis, por lo que el temor a sufrir algún accidente serio no es tan latente (caso de Jimmie Johnson y su negativa a correr en Indy500 debido a lo peligroso que le resultaba y al miedo de su esposa).

Por otro lado, los factores negativos que harían que pilotos de Nascar no estén interesados en este desafío serían, entre otros:

– Al estar en el chase, los pilotos que sean partícipes de ellos no querrán hipotecar su opción del campeonato por un «desafío» al cual tienen muy bajas probabilidades de ganar.

-La necesidad de contar con experiencia en el manejo de autos open wheel hace que una gran cantidad de pilotos Nascar puedan descartarse de este desafío.

– La necesidad de contar con un auto de punta o con posibilidades de ganar realmente hacen que no todos los pilotos de Nascar puedan tener esta opción. Actualmente Penske, Ganassi y quizás en parte Andretti son los únicos equipos que ofrecen la real opción de ganar, por lo que se tendría que llegar a un acuerdo con ellos para contar con un auto competitivo.

– Simplemente el dinero no es un atrayente para los pilotos de Nascar, por lo que no van a estar interesados en competir en esta fecha sea el dinero que se ofrezca.

Para los pilotos de otras categorías tales como la Rolex Grand Am, la American LeMans Series o categorías promocionales open wheels, sean estadounidenses o europeas, este desafío sí que es atrayente por todo lo que se generaría en recursos monetarios y en a la vez en publicidad.

Todo el marketing y publicidad que obtendría la IndyCar con la llegada de algún piloto de renombre a esta fecha final sería fenomenal y muy bueno para su difusión, sin embargo una de las desventajas que podría existir con esta oferta es que la lucha por el título de la categoría pueda ser opacada por la victoria de un piloto «foráneo», y el mismo campeonato de la Izod IndyCar Series pase a un segundo plano por el hecho de que un piloto fuera de la órbita IndyCar resulte ganador de la prueba, lo cual no sería muy beneficioso para la competencia de IndyCar.

Asimismo, otra novedosa idea de la categoría es la de regalar una entrada a la carrera de Las Vegas a todos los fans que hayan comprado algún ticket para cualquier otra fecha de la IndyCar. Es decir, si un fan compró una entrada para la fecha de St. Petersburg automáticamente obtendrá una entrada para asistir a la carrera de Las Vegas. Esto será solamente para los primeros 80 mil fans que compren su entrada para otro evento. Esta idea sin duda será beneficiosa para generar una mayor asistencia a la carrera, y para los fans será una forma de ahorrar dinero y contar con un incentivo extra para ir a ver el season finale.

Por lo tanto el calendario final y definido de la temporada 2011 de la IZOD Indycar Series queda en 17 fechas.

Esta idea de Randy Bernard generará sin duda mucha polémica y debate entre los fans de la IndyCar, y también interés en más de algún piloto de Nascar y otras categorías. Solo esperemos que sea beneficioso para la Izod IndyCar Series para salir de las penumbras en que se encontraba en los últimos años.

Siga la temporada 2011 sólo por Racing5.cl

Fuente: www.indycar.com

Colaborador Racing5 -Especialista Automovilismo Norteamericano

“Devoto de los autos desde chico, pero sobretodo del automovilismo americano y los óvalos, tipo de pista con la que alucino cada vez que veo una carrera en ellas y donde me distraigo del mundo por un momento y disfruto mi pasión con todo.”

Forgot Password