Categorías

La IndyCar no regresará a Las Vegas Motor Speedway el próximo año: Se complica el calendario 2012

2011 IndyCar Las Vegas priority
El homenaje a Dan Wheldon. Las últimas vueltas que autos de IndyCar realizarán al menos en un año en Las Vegas Motor Speedway. El óvalo no regresará en 2012. (Imagen: IndyCar Media, Michael L. Levitt - LAT Photo USA)

La IZOD IndyCar Series ha anunciado hoy de forma oficial que no regresará a Las Vegas Motor Speedway el próximo año, dando tiempo para analizar los resultados de la investigación  sobre el accidente múltiple que le costó la vida a Dan Wheldon. La categoría debió pagar una indemnización a SMI y Bruton Smith, propietarios de este óvalo de Las Vegas para poder hacer una exención al contrato de tres años que firmaron justo antes de largar la trágica competencia final del 2011. Sin embargo, en el comunicado de prensa presentado hoy, la IndyCar deja la puerta abierta a volver en 2013, una vez que se revisen los datos de la investigación y por otro lado, se hagan pruebas con los nuevos autos Dallara DW12 que harán su primera temporada en 2012.

Eliminar un óvalo de 1,5 millas complica de sobremanera a IndyCar ya que podría significar que la categoría no regrese a Texas, uno de los pocos óvalos que ha estado en el calendario de la categoría desde su primer año y disminuiría el número de carreras del calendario 2012 a apenas 14…

Con esta decisión, queriéndolo o no, IndyCar sitúa algo de culpa sobre Las Vegas Motor Speedway apuntando al circuito como uno de los posibles factores que causaron la muerte de Wheldon. El reconfigurado óvalo de 1,5 millas cuenta con peralte progresivo y permitió que los autos de IndyCar, con poca potencia y mucha carga aerodinámica, no pudieran separarse y corrieran lado a  lado a altas velocidades. Eso si, difícilmente Las Vegas es el único lugar donde pudo observarse el estilo de carreras en «pack». Y el óvalo de Nevada tiene los estándares de seguridad más altos dentro de Estados Unidos, siendo hace pocos años reconfiguradas sus murallas SAFER internas y externas. No es la decisión más correcta abandonar Las Vegas, sin embargo, ante falta de información, la pobre percepción que quedó en los medios estadounidenses después de la muerte de Wheldon (y que IndyCar no supo responder adecuadamente) y las inquietudes de los pilotos, puede resultar una decisión sensata. Más aún si se demuestra que es factible volver en 2013.

Pero dejar Las Vegas no es la solución de fondo. La «fórmula» utilizada por los autos de IndyCar, todos idénticos, con las condiciones antes señaladas hicieron una grilla increíblemente pareja con autos que no se podían alejar entre sí. Eso y el hecho de que los autos se levantaron del suelo con facilidad fue la receta perfecta para un desastre de proporciones, que pudo terminar con varios pilotos además de Wheldon muy graves o también muertos. El modo de carreras en grupo debiera ser el eliminado por IndyCar con un nuevo auto para poder retornar a pistas de 1,5 millas, sin embargo, tal vez el nuevo vehículo DW12 no pueda asegurar eso. Texas Motor Speedway (con fecha programada para 2012 pero sin contrato firmado y poco optimismo de parte de Bruton Smith, dueño del circuito) y Kentucky Speedway (que no volverá el próximo año por problemas de público) fueron los otros dos óvalos similares a Las Vegas en longitud y peralte en los cuales la categoría compitió en 2011. Para el próximo año está programada una fecha en Fontana, California en Septiembre, un óvalo de 2 millas donde si bien el peralte es relativamente bajo, las condiciones de velocidad y modo de carrera podrían ser similares.

En Texas también se corre en pack. Y la configuración del óvalo es muy similar a Las Vegas (sin el peralte progresivo) ¿Volverán en 2012? (Imagen: IndyCar Media)

Por ahora, IndyCar solo tiene programadas entre 14 y 15 fechas para 2012, y no hay nada que pareciera indicar que habrá más competencias. De estas, solo tres serían en óvalos de confirmarse la salida de Texas, el corazón del calendario de la categoría hace menos de 10 años: Iowa, Indianapolis y Fontana. La falta de tiempo para organizar visitas a otros trazados apremia y la categoría se vería obligada  a publicar el calendario completo recién en Enero del próximo año, lo cual es negativo para los equipos que deben encontrar auspicios. Y peor aún considerando que si la IndyCar elimina pistas, son socios comerciales que podrían no estar interesados en volver a recibir a la categoría en el corto plazo, obligando a la categoría a buscarse otros circuitos para tener un calendario con suficientes fechas…

Más le vale a Randy Bernard ordenar el rebaño o la situación puede tornarse especialmente complicada.

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password