Categorías

Porsche presenta el Cayenne GTS 2020 y le devuelve su motor V8

Porsche ha liberado al mundo la variante GTS del Cayenne y Cayenne Coupé, el que es probablemente uno de los SUV más deportivos en el mercado. Esta iteración, además de compartir las bondades de la actual generación del Cayenne, trae consigo devuelta un motor V8 bajo su capó, pero en esta ocasión junto a dos turbos; sí, las prestaciones lo valen.

Las variantes GTS en Porsche representan el mayor dinamismo en el modelo sin llegar a los tratamientos del departamento GT, si es que lo hay en el modelo. En el caso del Cayenne, el GTS se ubica por encima del Cayenne S, pero por debajo del Cayenne Turbo y Turbo S. Este último par lo superan en potencia, pero el GTS adjunta una serie de tecnologías que mejoran su comportamiento respecto de un Turbo estándar.

La generación anterior del Cayenne, al igual que ocurrió con el 911, perdió en su facelift los motores naturalmente aspirados en casi toda su gama y eso presentó un problema. El GTS particularmente recibió un V6 biturbo de 3.6 litros que, si bien era efectivo, no terminó de conquistar a los seguidores de la línea GTS.

Una buena segunda oportunidad

Porsche Cayenne GTS Coupé con llantas opcionales de 22″.

Para esta tercera generación del Cayenne Porsche decantó por volcarse totalmente a los motores turbocargados, sin excepción. No obstante, aprovecharon la segunda oportunidad que todavía tenían con el GTS y replicaron la movida que hicieron con el Panamera el año pasado: tomar el motor V8 biturbo de las versiones Turbo y transferirlo en una programación suavizada al GTS.

Aquel bloque V8 biturbo de 4 litros genera 550 hp en la Cayenne Turbo, pero con el GTS se tamizaron los caballos hasta los 460 hp y el torque hasta los 620 Nm. Este motor va conectado a una transmisión automática de convertidor de par con 8 velocidades. Con el paquete opcional Sport Chrono se accede al launch control que propulsa al Cayenne GTS de 0 a 100 km/h en sólo 4,5 segundos y seguiría fuerte y derecho hasta los 270 km/h, su velocidad máxima.

Las mejoras de esta planta motriz con respecto a la anterior son 20 hp y 20 Nm extras, así como un descuento de 0,6 segundos del esprint hasta los 100 km/h. Se confirma, entonces, que el Cayenne GTS es SUV muy veloz, pues hay que considerar su tamaño, que son 4,93 metros de largo, 1,98 metros de ancho y 1,67 de alto; y su peso, que no es nada menos que 2.220 kilogramos. A la carrocería coupé se le agregan otros 30 kg más.

Cayenne GTS en su carrocería Coupé.

El motor responsable de esto, si bien tiene mucho potencial reservado para la variante Turbo, no se queda escaso de trucos técnicos. Por ejemplo, tiene igual relación entre el diámetro y la carrera de sus pistones, por lo que es un motor “cuadrado”. Esto le permite, teóricamente, equilibrar la alegría con la que sube de revoluciones y su entrega de torque en bajas revoluciones para minimizar el consumo.

Los turbos en este motor son alojados en medio de la V del bloque, lo que mejora su respuesta y con ello la viveza del acelerador. Esto suele generar problemas de temperaturas, pues la temperatura del motor puede afectar directamente a la de los turbos y reducir su efectividad y la potencia. Sin embargo, Porsche declara haber puesto especial atención en la gestión térmica.

Por otro lado, el sonido del sistema de escape de este V8 probablemente genere una aprobación más consensuada entre los fanáticos, pese a estar restringido por el filtro de partículas exigido por las normas medioambientales europeas. Opcionalmente, el Cayenne GTS Coupé puede llevar un sistema de escape deportivo que libera más sonido, aunque se debe equipar como parte del paquete Deportivo Ligero.

El chasis que lo hace ser GTS

Siuleta del Porsche Cayenne GTS de carrocería «completa», no coupé.

Puede ser confuso que la versión más dinámica de la gama no sea la más potente o la más rápida, pero el argumento de Porsche es hacer de los GTS una variante que condense las tecnologías de chasis opcionales a un mejor valor.

Desde esa premisa Porsche equipó al Cayenne GTS con una suspensión 20 milímetros más baja y también más rígida a través de todos los modos de manejo del Porsche Active Suspension Management (PASM). Agrega de serie igualmente el diferencial trasero de bloqueo electrónico con asistencia por frenado (PTV Plus) y una dirección con menor asistencia para darle un tacto más preciso.

El GTS recibe un equipo de frenos específico, más potentes que los del Cayenne S, con pinzas monobloque autoventiladas hechas de aluminio, con seis pistones para el eje delantero y cuatro para el trasero, que muerden discos de acero. Junto a los frenos van las llantas de 21’’ multirayo de estilo RS Spyder, estándar para este modelo.

La lista de opciones, propiamente del estilo de Porsche, es muy amplia. A nivel de chasis se puede todavía optar por una suspensión neumática, un sistema de barras estabilizadoras magnéticas (PDCC) o el eje trasero direccional.

Hay también dos opciones de sistemas de frenos, el del Cayenne Turbo con discos de carburo de tungsteno y pinzas de 10 pistones en el eje delantero (PSCB), que tienen una mayor vida útil y no emiten hollín, además de mejorar la capacidad de frenado; y el PCCB, con discos de compuesto cerámico.

Deportivo por dentro y por fuera

El interior del Cayenne GTS se distingue del resto de la gama por la inclusión del paquete GTS alcántara de forma estándar. Este consiste principalmente en los asientos delanteros deportivos de configuración eléctrica de 8 vías con el centro en alcántara.

Este material también se repite en los reposabrazos y en el tapiz del techo, todo en tonalidades oscuras. Para rematar el acabado interior se incluyen las incrustaciones de aluminio pulido oscuro en el salpicadero y puertas, y los logotipos GTS en todo el interior.

También se puede optar por una particular tapicería de cuero, pero en lugar de los insertos de alcántara, se usa tela con una trama en tonalidades de grises. Fuera de eso, el interior tanto por arquitectura como por tecnología es prácticamente idéntico a lo que se puede configurar en otras variantes del Cayenne.

Este es el sistema de escape opcional, con las colas de escape centradas para emular al Porsche 911.

En el exterior destacan los componentes de iluminación LED, parrilla frontal, los marcos de las ventanas, las colas de escape y las letras de los emblemas, todos pintados o tintados en negro para resaltar la agresividad de la estética del modelo.

El Cayenne GTS también está disponible con los paquetes opcionales Lighweight Sport y Sport Design. El primero, por irónico que sea en un auto cuya tara sobrepasa ampliamente las dos toneladas, emplaza una llantas de 22’’, un techo de fibra de carbono y otros componentes decorativos en el interior hechos del mismo material. El Sport Design reemplaza algunos paneles exteriores, como los parachoques, los faldones, los arcos de ruedas y el spoiler trasero.

Porsche anuncia que los Cayenne GTS en sus dos carrocerías ya están disponible para pedido desde US$131.900. La llegada de las primeras unidades a Latinoamérica está contemplada para el cuarto trimestre de este año.

Soy un tipo sencillo. Cuando chico me picó el bichito de la pasión por los autos y los síntomas todavía no se me pasan. Los efectos secundarios me llevaron a estudiar periodismo. Hoy estoy acá para entregarme a quienes leen a la naranja.

Forgot Password