Categorías

Ahora eléctrico: Renault presentó el Mégane E-Tech en el Salón de Munich

Tal como se anunció hace un par de meses, el Mégane E-Tech de producción fue revelado en el Salón de Múnich como el primer vehículo eléctrico de la estrategia corporativa Renaulution. Ahora en forma de crossover, tendrá dos opciones de motores y baterías que prometen 300 y 470 kilómetros de autonomía.

El Mégane E-Tech fue diseñado sobre la nueva plataforma CMF-EV, dedicada para modelos eléctricos, y sigue varias líneas conocidas el año pasado en el conceptual Renault Morphoz. Este lanzamiento también es el primer vehículo de la marca que usa sistemas multimedia desarrollados por Google con base Android, compatibles, además, con Google Assistant.

Aprovechando el espacio

Renault lleva más de 10 años trabajando con autos eléctricos y ha puesto más de 400.000 unidades de con este tipo de propulsión en las calles del mundo. Esa experiencia les permitió crear una batería que, pese a ir en el suelo del auto, le quita poco espacio al habitáculo, puesto que sólo mide 11 centímetros de alto.

Aunque en imágenes luce robusto y grande, sólo tiene 4,21 metros de largo, es decir, incluso menos que el actual Renault Captur que todavía tiene pendiente su llegada a Chile. Pese a eso, con 2,7 metros entre sus ejes le gana en 6 centímetros, lo que libera más espacio para los ocupantes; una característica ya casi inherente de los autos eléctricos.

El Mégane E-Tech es el primer auto en lucir el nuevo isotipo de su fabricante en su rostro y en su zaga. Los ópticos, tanto adelante y atrás, son muy delgados gracias a las posibilidades que abre la tecnología LED, mientras que su perfil es protagonizado por llantas de hasta 20’’. Entre los seis colores de carrocería y las opciones para el techo, los pilares y los espejos laterales, serán 30 las combinaciones cromáticas en este modelo.

Tecnología y ecología en el interior

El Mégane E-Tech da un salto importante en diseño y materiales en su interior hacia las tendencias vistas en segmentos superiores. Sin embargo, los dos aspectos principales de este habitáculo son sus enormes pantallas de 12,3’’ para el panel de instrumentos y 12’’ para la multimedia y la responsabilidad medioambiental mediante el reciclaje.

Dichas pantallas implementan el sistema OpenR Link, que funciona con Android Automotive OS, un sistema operativo similar al que usan actualmente alrededor del 75% de los teléfonos inteligentes de todo el mundo. Al ser desarrollado por Google, este software es de código abierto, escalable y siempre podrá estar al día con actualizaciones que amplíen sus funciones o corrijan errores.

Este será el primer modelo fabricado completamente en ElectriCity, el nuevo centro industrial del Grupo Renault ubicado en el norte de Francia. Gracias a esto, toda la tapicería del habitáculo (en dos acabados), los paneles inferiores y la estructura interna del salpicadero están hechos con materiales reciclados. Renault incluso afirma que un 95% del auto podría ser reciclado al final de su vida útil.

Renault aprovechó la ausencia de un túnel de transmisión y aprovechó para crear varios espacios portaobjetos. Por ejemplo, al reubicar el selector de marchas en la columna de dirección, se pudo crear un hueco siete litros entre los asientos delanteros donde cabría hasta una cartera. En la misma área hay dos litros para posavasos y tres litros de guantera central. En total, son 30 litros de almacenamiento en el habitáculo, el mejor dato de su categoría. Y su maletero tampoco se queda corto, pues llega a 440 litros.

Propulsores eléctricos

El nuevo Mégane E-Tech tendrá dos alternativas motrices completamente eléctricas desarrolladas por el grupo Renault. En ambos casos se trata de motores síncronos que no necesitan tierras raras para su fabricación, lo que reduce su impacto ambiental en la producción y el costo de fabricación a larga escala.

En la balanza el motor y transmisión marcan solo 145 kilos, lo que es un 10% más liviano que el usado actualmente en el ZOE, el city car eléctrico de Renault, a pesar de su mayor potencia y torque. En este aspecto, el primero de estos nuevos motores ofrecerá 96 kW (130 Hp) y 250 Nm y el segundo alcanzará los 160 kW (218 Hp) y 300 Nm. La aceleración, como todo auto eléctrico, es instantánea y en este caso marca un 0 a 100 km/h en 7,4 segundos.

También habrá dos opciones de baterías, una de 40 kWh con una autonomía de 300 kilómetros, o bien una de 60 kWh con 470 kilómetros de autonomía. Dependiendo de la versión, el Mégane E-Tech puede llegar a cargar 300 kilómetros de autonomía en 30 minutos con un cargador rápido de 130 kW; todo esto siempre según los datos del ciclo WLTP.

Por otra parte, este crossover puede hacer frenada regenerativa al levantar el pedal del acelerador, maximizando así la eficiencia energética. La cantidad de esta frenada puede variar en cuatro niveles a discreción de el o la conductora: va desde nula frenada regenerativa en el nivel 0 hasta la posibilidad de conducir con un solo pedal en ciudad, en el nivel 3.

Este nuevo modelo del fabricante francés comenzará sus preventas a inicios de 2022 en Europa y sus primeras unidades deberían ser entregadas antes de finalizar el primer trimestre.

Soy un tipo sencillo. Cuando chico me picó el bichito de la pasión por los autos y los síntomas todavía no se me pasan. Los efectos secundarios me llevaron a estudiar periodismo. Hoy estoy acá para entregarme a quienes leen a la naranja.

Forgot Password