Categorías

En Japón comienzan a darle segunda vida a las baterías usadas por autos eléctricos

Sumitomo Nissan Leaf EV Battery

Una de las grandes barreras para la masificación de los vehículos eléctricos es el alto costo de los bancos de baterías que requieren para entregar energía a sus motores. Se espera que el precio vaya cayendo con el avance de la tecnología en la fabricación de celdas y  la mayor demanda de los productos, pero los precios seguirán siendo altos para lo que estamos acostumbrados con autos de combustión interna. Así es como el precio de un Mitsubishi i-MiEV en Chile, lo hace completamente inaccesible y como el Nissan Leaf, el Renault Zoe y hasta el Chevrolet Volt (híbrido-eléctrico) se venden con dificultad y logran con retrasos las metas que se habían planteado desde producción. Esto porque el incentivo a comprarse un auto eléctrico todavía no es tan alto, el combustible no es tan caro y los autos de combustión interna cada vez fallan menos. Para peor, las baterías de los autos eléctricos duran un determinado número de ciclos ya que después de eso, su capacidad no es suficiente para permitir un viaje «razonable» de ida y vuelta a casa.

¿Todo mal? Tal vez justo por ahí va la solución al problema: La segunda vida de las baterías. Si la batería del auto que no sirve más para movilización, es comprada por otro usuario a un precio menor, el precio de la batería original baja. Si este comprador está asegurado, puede descontarse el valor directamente del precio. No suena mal. Este es un tema que ya habíamos conversado hace un buen tiempo, con un proyecto que estaban planteando ABB y Chevrolet para las baterías del Chevrolet Volt. Bueno, ahora resulta que en Japón han instalado el primer sistema de baterías que funciona integralmente con baterías «desechadas» por vehículos eléctricos y permite cumplir una función útil para la sociedad.

Los responsables del trabajo son de la empresa Sumitomo Corporation y es el primer sistema de baterías (BESS, Battery Energy Storage System) de gran escala fabricado únicamente con baterías usadas por autos eléctricos. El BESS fue construido en Yume-shima Island, Osaka y estará operativo desde ahora, Febrero de 2014. El proyecto nace de una asociación realizada en 2010 entre 4R Energy Corporation, Nissan Motor Company y Sumitomo para reciclar baterías usadas por autos eléctricos, en particular, el Nissan Leaf. Después de un mantenimiento realizado por 4R Energy, las baterías fueron entregadas a Sumitomo para la construcción de los BESS. En particular, la unidad instalada en Osaka tiene 16 baterías usadas por autos eléctricos y alcanza una potencia de 600 kiloWatt y tiene una energía de 400 kWh.

El BESS será utilizado para suavizado de la salida de energía eléctrica de la planta de energía solar Hikari-no-mori y será utilizado a modo de prueba, esto es, con una estricto programa de revisiones, con el objetivo de hacer esta tecnología masiva en el corto plazo, ya que esta primera unidad podría llamarse una unidad prototipo.

El programa de Sumitomo cuenta cuenta con el apoyo del Ministerio del Medio Ambiente de Japón.

Fuente: Lo vimos en Green Car Congress.

 

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password