Categorías

IndyCar: El superóvalo de Fontana regresa a la categoría para el 2012

Un rumor que circulaba desde hace un año se hizo realidad para deleite de los fanáticos más acérrimos de la IndyCar: El Auto Club Speedway (o California Speedway, ubicado en Fontana) volverá a ser parte de la categoría el próximo año, y además será un evento nocturno. Esta noticia trae mucha emoción ya que marca el regreso de los óvalos de 2 millas, pistas en las cuales la acción y la velocidad están garantizadas. La última vez que la IndyCar (en ese entonces IRL) corrió en Fontana fue el 2005.


Fontana está de vuelta. Un anhelo de todos los fanáticos de la IndyCar era que volviera a la categoría un superspeedway en donde las altas velocidades y la emoción del ver el rueda a rueda están garantizados. Michigan, Pocono, Daytona, Talladega y Fontana son los únicos óvalos de 2 o más millas que tienen la capacidad de hospedar un evento de la IndyCar (obviando claro Indianápolis) en los Estados Unidos. Sin embargo, Daytona y Talladega se descartan debido a que su alto peralte pondría en riesgo la seguridad de los pilotos y el público presente; mientras que Pocono no ha mostrado interés concreto en contar con una fecha de la IndyCar. Por lo tanto, sólo quedaban Michigan y Fontana como las únicas opciones viables.

Michigan siempre daba carreras emocionantes. Fuente: IndyCar Media.

Los carrerones que por años se disfrutaron en estas pistas fueron dejados de lado por la IndyCar debido a varios factores, entre los cuales se encontraba la pobrísima asistencia de público, las altas velocidades que se obtenían y a que ambos circuitos son propiedad de International Speedway Corp. (ISC, parte de Nascar) y que obviamente tiene su prioridad en Nascar…o tenía.

El Michigan Speedway por muchos años hospedó una fecha de IndyCar. A mediados de los 90s, cada evento tenía las graderías repletas de gente viendo la acción de los autos, pero que sin embargo con la separación de IndyCar en CART-IRL, comenzó a decaer progresivamente. El accidente de Adrián Fernández en 1998, donde un neumático suyo voló hacia las gradas matando a tres espectadores, fue un punto de inflexión, y la poca asistencia de gente marcó las fechas siguientes, llegando hasta el 2007 donde no más de 15 mil personas vieron la última carrera de IndyCar en esta pista, perdiéndose hasta el día de hoy a este óvalo. No ha existido interés aun por parte de Michigan (ISC), ni tampoco de IndyCar por volver a este óvalo en el corto plazo (al menos públicamente).

Las carreras en Michigan con poca gente en las tribunas. Fuente: IndyCar Media

Su «hermana gemela», el California Speedway (hoy llamado Auto Club Speedway debido a un acuerdo publicitario), parecía correr la misma suerte. Esta pista fue construida en 1995, terminando su construcción en 1997 por Roger Penske (mítico dueño de equipo en el automovilismo estadounidense) en los mismos terrenos donde existió el Ontario Motor Speedway hace varios años atrás, allá en la zona de Fontana, distante alrededor de dos horas de Los Ángeles, la ciudad principal del estado. Con una configuración en «D», esta pista fue diseñada  teniendo en mente las carreras de open-wheel, y es casi igual al Michigan Speedway.  La primera carrera de IndyCar (en ese entonces CART) fue en 1997 siendo el ganador Mark Blundell. La pista actualmente posee una capacidad de albergar a 100 mil personas.

Imagen panorámica del California Speedway. Fuente: ACS.com

Los primeros tres años fueron muy buenos en términos de asistencia de público. Sin embargo, al decadencia comenzó desde el 2000, donde progresivamente se vio la disminución de gente en las carreras de CART, siendo la última en el año 2003 (que no se realizó debido a incendios forestales que afectaban la visibilidad en la pista). Ese mismo año el California Speedway decidió hospedar una fecha de la Indy Racing League, pero las carreras de esta categoría no tuvieron el éxito esperado, y en donde la última vez que se corrió, el año 2005, no más de 10 mil personas vieron ganar a Dario Franchitti, lo cual fue el factor decisivo para no seguir ahí.

Victoria de Franchitti en la última carrera en Fontana. Fuente: IndyCar Media.

Ahora, teniendo consideración lo anterior, ¿Por qué entonces el Auto Club Speedway llegó a un acuerdo para volver a hospedar una fecha de IndyCar?. La respuesta es la pérdida de una fecha de Nascar.

Si bien el California Speedway es parte de ISC, que a su vez es de Nascar, las pobrísimas asistencias de público a las dos fechas de Nascar Sprint Cup que tenía el óvalo hasta el año pasado hicieron que Nascar decidiera «quitarle» una de estas carreras a California y dársela a otra pista (Kentucky). Esto obviamente afectó el balance monetario de la pista, por lo tanto necesariamente debe buscar otras formas de financiarse. IndyCar al parecer fue una solución aceptable. De otra forma no se puede entender la decisión de ISC de volver a tener una carrera de IndyCar en sus pistas.

Es conocido por todos las diferencias entre ISC e IndyCar, que llegaron al punto de que la categoría «botó» todas sus fechas  en las pistas que son parte de ISC para este año (Kansas, Chicagoland, Watkins Glenn y Homestead). Al parecer esta decisión duró solo un año. Al ingreso de Fontana al calendario, se suman los fuertes rumores de la vuelta de Chicagoland para el otro año, y el ansiado interés de Randy Bernard (CEO de IndyCar) por tener una carrera en Phoenix (propiedad de ISC), por lo que no sería raro ver a más pistas ISC en los próximos año

Vista en altura del Auto Club Speedway. Fuente: static.com

El anuncio de la vuelta de Fontana a la categoría fue hecho ayer 4 de julio en la misma pista. El presidente del óvalo, Gillian Zucker, señaló: «La pista fue construida para tener carreras open-weel, y el Auto Club Speedway hospedó algunas de las mejores carreras de la IndyCar en su historia. Estamos mirando hacia adelante para construir en el área tradición e historia para las carreras de IndyCar con nuevos records y emoción, partiendo en el 2012».

Al mismo tiempo, Randy Bernard expresó: «Sentimos que el tiempo es perfecto para que IndyCar vuelva al California Speedway. Queremos mantener la diversidad en óvalos en nuestro calendario, y la adición del Auto Club Speedway le da un mayor valor  a la categoría».

No se precisó la fecha exacta de cuándo se realizará el evento, pero se estima que será en Septiembre u Octubre del próximo año, pero con un ingrediente extra: será una carrera nocturna, y de 400 millas de distancia (200 vueltas), algo que le dará una mayor emoción y acción a la carrera. Tampoco se dijo por cuánto tiempo es el contrato, por lo que se cree que es un acuerdo de un año renovable dependiendo de si tiene éxito o no. La pista tiene capacidad para 100 mil personas, por lo que será casi imposible llenarla (ni siquiera Nascar lo ha hecho en los últimos años). Una cifra «aceptable» para la categoría sería de 45-55 mil personas, por lo que será necesario una campaña intensa de publicidad para intentar llegar a esa cifra, y así superar las escasas 10 mil personas que llegaron a la última carrera ahí en el 2005.

Carrera nocturna de Nascar. Así se verá el próximo año el evento de IndyCar. Fuente: katobug.com

Colaborador Racing5 -Especialista Automovilismo Norteamericano

“Devoto de los autos desde chico, pero sobretodo del automovilismo americano y los óvalos, tipo de pista con la que alucino cada vez que veo una carrera en ellas y donde me distraigo del mundo por un momento y disfruto mi pasión con todo.”

  • eljota
    5 julio 2011 at 22:46

    Que buena noticia con respecto a Fontana, aún recuerdo esa carrera del año 1999 cuando Greg Moore perdió la vida en ese trerrible accidente en la serie CART….ojalá se sumen otros ovalos que dan o daban espectaculo a IndyCar…buena noticia.

Forgot Password