Categorías

La nueva JMC Vigus Work llega a Chile como una gran alternativa de valor

Si de herramientas de trabajo se trata, una pick up es de las más versátiles. Por esto, JMC agregó una nueva camioneta a la entrada de su gama de modelos, la nueva Vigus Work. Promete combinar un buen desempeño mecánico, una alta calidad de fabricación y una buena habitabilidad interior a un precio agresivo.

El año pasado JMC retornó al mercado de las pick ups comerciales en Chile con la Vigus y este año, a pesar de la pandemia, agrega la variante Work con un nuevo motor Isuzu y más capacidad de carga.

Las crisis de los últimos 10 meses han significado que “las expectativas han tenido que ir ajustándose», dijo Nicolás Piracés, gerente general de JMC Chile, pero él mismo afirmó que «la Vigus Work nos va a apoyar mucho en las ventas».

“Estamos muy contentos de presentar este modelo en el mercado, que viene a complementar la oferta de vehículos comerciales de la marca, posicionándose como el producto de entrada con precio competitivo y con un equipamiento y comodidad ideal para todo tipo de trabajo” dijo el directivo.

Específicamente, la Vigus Work ofrece una capacidad de carga de 845 kilos y asientos para 5 pasajeros en su carrocería doble cabina. La caja de carga viene con su respectivo protector e incluye unas barras antivuelco de acero y cuatro amarraderas en los costados.

Su carrocería se prolonga por 5,41 metros, tiene 1,9 metros de ancho y 1,79 metros de alto. Tiene un estanque de combustible para 67 litros de diesel y usa un sistema de dirección con asistencia hidráulica.

A diferencia de la Vigus “a secas”, la versión Work usa frenos de discos ventilados adelante y se queda con tambores en el eje trasero. La suspensión delantera McPherson es sustituida por una de barra de torsión, pero la trasera se mantiene con paquetes de ballestas longitudinales.

Otra diferencia importante con la Vigus estándar es el motor bajo el capó, que esta vez es de origen Isuzu. Con cuatro cilindros y 2.5 litros de cilindrada, genera 123 hp y 310 Nm de torque entre las 2.000 y 2.400 rpm. Cumple con la norma medioambiental Euro 5 y usa un convertidor catalítico de tres vías, el que ayuda a monitorear la eficiencia de la combustión.

La potencia se envía a una caja manual de 5 velocidades fabricada por Getrag, que va conectada directamente al eje trasero o a los dos, en el caso de la versión 4×4. Esta caja tiene la particularidad de usar sincronizadores tricono para mejorar su durabilidad y la suavidad de su funcionamiento con carga.

El interior de la Vigus Work integra varias amenidades para hacer más cómodo lo que es derechamente un espacio de trabajo. Primero, los asientos son tipo butaca, similares a los que perfectamente podría tener un SUV. Además, tiene aire acondicionado, volante con controles para la radio y ajuste en altura, y un sistema multimedia con 2 parlantes y 2 tweeters, una pantalla táctil de 7’’ y conexión por USB y bluetooth; todo equipado estándar.

También ofrece mínimos de seguridad como lo son los frenos con ABS y EBD, doble airbag frontal, columna de dirección colapsable en caso de choque, inmovilizador antirrobo y alarma. Ojo, el asiento trasero central no tiene reposacabezas y tiene un cinturón de cintura, no de tres puntas.

La JMC Vigus Work se ofrece en dos versiones, 4×2 y 4×4, con igual equipamiento y en tres colores: blanco, plata y grafito. Esta camioneta se ubica como el producto de entrada a la familia JMC con un precio de $9.990.000 + IVA ($11.888.100) con un bono de $1.500.000.

JMC Chile quiere distinguirse por su servicio de post venta, razón por la que ha dispuesto una red de 19 sucursales y 15 servicios técnicos en todo Chile. Así también, ofrecen 3 años ó 100.000 kilómetros de garantía para esta camioneta.

Soy un tipo sencillo. Cuando chico me picó el bichito de la pasión por los autos y los síntomas todavía no se me pasan. Los efectos secundarios me llevaron a estudiar periodismo. Hoy estoy acá para entregarme a quienes leen a la naranja.

Forgot Password