Categorías

Opel trae su nuevo rostro a Chile con el rediseñado Crossland

El Crossland va para los cuatro los cuatro años de vida y le tocó pasar por una cirugía estética. En el pabellón olvidó la “X” que llevaba su nombre, pero salió luciendo la nueva imagen frontal de la marca: el Opel Vizor. En Chile se mantiene como una llamativa opción por el nivel de equipamiento, seguridad, espacio y tecnología mecánica que ofrece por el precio.

Este pequeño SUV ha sido el elegido para dos hitos importantes de Opel. Primero, la materialización de la entrada de este fabricante alemán al grupo PSA con su lanzamiento mundial; y segundo, el debut de esta nueva cara que se irá replicando en los futuros rediseños y nuevos modelos de Opel.

Además, es uno de los dos modelos con los que esta marca combate en el imparable mercado de SUVs aquí y en el mundo. De hecho, en Chile es el caballo de batalla con el que Opel quiere alcanzar un 1% de participación de mercado en el segmento de los SUV de segmento B, partiendo desde el 0,41 % que tenían en febrero, según los datos que entregaron en la presentación digital del Crossland.

Estéticamente, el área más trabajada fue el frontal con el ya citado Opel Vizor. Esta es una evolución de lo que tradicionalmente es una parrilla, ya que su función en próximos modelos será alojar cámaras, sensores y radares que utilizarán los automatismos de conducción. Sin embargo, en este caso sólo tiene un propósito estilístico, el cual cumple en compañía de unos grupos ópticos de LED anexados a sus extremos.

Rodeándolo por el costado hacia la zona posterior se distinguen un nuevo juego de llantas bitono de 16’’, unos focos traseros con bordes ennegrecidos y un portalón trasero restampado. En este se reubicó la denominación del modelo y se instaló bajo la luneta un listón contrastante que resalta el emblema de Opel.

Su morfología pseudo monovolumen, en cambio, se mantiene tal cual. Dejando de lado los temas de gustos, sus proporciones le convienen por la practicidad que consigue con ellas. Mide sólo 4,21 metros de largo, pero con 2,6 metros entre sus ejes asegura un amplio espacio para una familia de cuatro integrantes. Asimismo, su portalón casi vertical ayuda a generar sus 410 litros de maletero, una cifra que, sin ser escandalosa, ya quisieran tener algunos autos del segmento superior.

Configuración a la europea

Opel tomó una decisión práctica: redujo la gama a sólo dos versiones, pero cada una está disponible con las tres mecánicas que llegarán a Chile. Esta es una excepción a la práctica de nuestro mercado que segrega ciertos motores para las versiones más equipadas. De hecho, se genera una variedad de oferta similar a la que suele verse en Europa. Además, las dos versiones tienen una razonable cantidad de amenidades y garantizan un nivel de seguridad digno.

Común para todos las versiones son el sistema de infoentretenimiento con Android Auto y CarPlay en una pantalla táctil de 7’’, el climatizador bizona con salidas de ventilación para los pasajeros de atrás, el control de velocidad crucero, los sensores de luces y lluvia, las luces frontales de LED y las ventanas tintadas, entre lo más destacable. La versión Limited suma detalles como unas butacas delanteras con banquetas extensibles o unas molduras plateadas en los parachoques y neblineros.

Sin embargo, en el camino se perdió equipamiento interesante que el modelo anterior sí ofrecía como el volante y los asientos calefaccionados, la carga inalámbrica de smartphones, el techo de cristal y un juego de llantas de 17’’. Igualmente, hay varias asistencias a la conducción que se quedaron al otro lado del charco.

La protección a los ocupantes se asegura con seis bolsas de aire, control de estabilidad, asistente de partida en pendiente, cámara de retroceso con sensores de proximidad delanteros y traseros, indicador de presión de los neumáticos y un indicador de permanencia en el carril. Así, con este mismo equipamiento, el Crossland X (versión previa a la revisión estética) fue evaluado en 2017 con 5 estrellas en las pruebas de choque de la Euro NCAP.

Esta actualización llega con una opción motriz a gasolina y otra turbodiesel, las que, por cierto, comparte con el Corsa. El primero es un bloque de 1.2 litros con turbo que produce 130 hp y 230 Nm y que trabaja con una transmisión manual o una automática, las dos de 6 velocidades. Con la segunda caja el Crossland podría lograr un consumo mixto de 19,5 km/l, según el Ministerio de Energía. Los datos de la versión manual todavía están siendo calculados por esa entidad.

El motor turbodiesel llega a los 1.5 litros de cilindrada y ofrece 110 hp y 250 Nm únicamente a través de una transmisión manual de 6 velocidades. La misma cartera indica que esta versión rendiría 26,6 km/l en promedio y hasta 29,1 km/l en carretera. Ambos motores cuentan con el sistema start/stop para reducir el consumo de combustible cuando el auto está detenido y cumplen con la normativa Euro 6d.

Desde Opel afirman también haber revisado la puesta a punto de las suspensiones de este modelo y de su dirección. Con esto buscan un “equilibrio óptimo de comodidad y agilidad, así como una alta estabilidad a velocidades de autopista”, según el comunicado del lanzamiento. Además, con estos retoques se habría mejorado la precisión de la dirección y su sensación de centrado.

Cambio de foco

Los cambios realizados a este Crossland, si bien superficiales, son más importantes de lo que parece. El Opel Vizor, de hecho, no es sólo una parrilla, sino una nueva identidad para esta marca, lo que implica apuntar a clientes más jóvenes que rondan los 30 años e ir a buscarlos, por ejemplo, a la red social TikTok.

Asimismo, los precios de este SUV, proveniente de Zaragoza, España, lo posicionan como un auto con mejor seguridad estándar que un Peugeot 2008 y con un poco más equipamiento que un Skoda Kamiq, un Volkswagen T-Cross o un Seat Arona, ante una presunta equivalencia de versiones. Sin embargo, pierde competitividad contra las variantes más caras de todos estos modelos.

Al momento del lanzamiento sólo están disponibles las versiones Edition con “espera de alrededor de tres semanas” indicó Vincent Forissier, gerente general de Opel y Peugeot en Chile, puesto que la primera partida del modelo ya está comprometida. “Desde abril van a poder ver mayor disponibilidad de stock”, aseguró el directivo.

Así, los precios del nuevo Crossland, por ahora, son:

  • Edition 1.2T con transmisión manual: $15.090.000
  • Edition 1.2T con transmisión automática: $16.490.000
  • Edition 1.5TD con transmisión manual: $16.790.000

Soy un tipo sencillo. Cuando chico me picó el bichito de la pasión por los autos y los síntomas todavía no se me pasan. Los efectos secundarios me llevaron a estudiar periodismo. Hoy estoy acá para entregarme a quienes leen a la naranja.

Forgot Password