Categorías

Renault presenta en Chile el sutil facelift del Koleos

Ya han pasado casi 5 años desde que este SUV llegó a Chile y desde aquel lanzamiento este modelo se ha mantenido prácticamente intacto. Para cambiar eso Renault trajo la fase 2 del Koleos, la cual recibe discretos detalles estéticos y algunas mejoras de equipamiento. Su gama sigue compuesta por tres versiones que rondan los veinte millones de pesos.

El Koleos es el más grande de los tres SUV que Renault vende en Chile. Con 4,67 metros de longitud, 2,7 metros entre sus ejes y un maletero de 565 litros, es uno de los más grandes y amplios de su segmento, lo que se condice con su orientación de vehículo único para nuevas familias jóvenes.

Visualmente el cambio de fase le rejuveneció la cara al Koleos principalmente con el uso de detalles cromados en el parachoques y el rediseño de la parrilla que aloja el rombo de Renault. Los focos LED de la versión tope ahora son un elemento definitivo, pues llegaron también a la versión de entrada, así como las llantas de 18’’ pulgadas bitono que ahora se equipan de serie.

Por detrás los cambios se son más mesurados: se rediseñó el ornamento cromado que simula dos colas de escapes, se agregó una la moldura plástica en la parte baja del parachoques y se rediseñaron los focos traseros, incluyendo una tercera luz de freno más ancha. Ahora, resulta curioso que la tapa del estanque de combustible ahora sea cuadrada en lugar de redonda.

Un lugar cómodo y seguro

Esa es la tónica del interior de este SUV. Nuevamente, el diseño general es fundamentalmente el mismo, marcado por materiales amables al tacto y una consola central con la pantalla vertical para la multimedia. Al mirar con mayor detención se puede distinguir un nuevo retrovisor interior sin marco, la reubicación de los puertos USB y la posibilidad de reclinar el respaldo de la banqueta de la segunda fila en dos ángulos.

Las novedades se encuentran en el equipamiento que se suma a cada versión. Por ejemplo, la versión de entrada, ahora llamada Zen, ya cuenta con climatizador bizona, control de velocidad crucero, volante y palanca de cambios forrados en cuero, botón de encendido del motor, apoyabrazos trasero, las luces delanteras de LED, las llantas de 18’’, un sistema de audio Arkamys de 8 parlantes y la pantalla táctil de 7’’ para la multimedia. Se completaron los 6 airbags, pero en ninguna versión existen asistencias a la conducción.

En las otras dos versiones se encuentra el nivel de equipamiento Intens que agrega otros lujos como sensores de estacionamiento 360° con cámara de retroceso, monitor de punto ciego, una pantalla multimedia de 8,7”, el sistema de audio Bose con 12 parlantes más un subwoofer, el sunroof panorámico, la apertura eléctrica del maletero con sensor de pie, freno de mano eléctrico y tapicería de cuero, entre lo más reseñable.

La diferencia entre estas dos versiones Intens es que una es de propulsión por las ruedas delanteras y la otra tiene un sistema de tracción a las cuatro ruedas. Esta mecánica actúa primordialmente como tracción delantera hasta que detecta pérdidas de motricidad, momento en el que envía fuerza al eje trasero. También se puede recurrir al modo 4×4 Lock, que fija un reparto 50:50 de la potencia entre ambos ejes. Se incluye en este un monitor del sistema de tracción y la posibilidad de desconectar el control de estabilidad.

El conjunto motor y transmisión para todas las versiones es exactamente el mismo motor de 2.5 litros sin turbo que ya usaba la fase 1 del Koleos. Este propulsor envía hasta 170 hp y 226 Nm a las ruedas mediante una transmisión automática continuamente variable (CVT) con la que promedia un consumo de 12 km/l, según el Ministerio de Energía. Aunque en otros mercados se ofrece con el mismo tren motriz con turbo que probamos en la Arkana, no es una opción considerada por Renault para Chile.

De esta forma, el Koleos en su fase 2 llega desde Corea del Sur a partir de $19.890.000 en su versión Zen; le sigue la Intens 4×2 en $22.390.000 y culmina en la Intens 4×4 por $24.390.000, siempre considerando la bonificación por todo medio de pago, pero sin incluir el descuento por el pago con el financiamiento asociado a la marca. Hay seis colores para elegir, entre los que hay un elegante nuevo color llamado Rojo Millisime, más cercano a un tono vinoso o granate.

Soy un tipo sencillo. Cuando chico me picó el bichito de la pasión por los autos y los síntomas todavía no se me pasan. Los efectos secundarios me llevaron a estudiar periodismo. Hoy estoy acá para entregarme a quienes leen a la naranja.

Forgot Password