Categorías

Video: FIA Institute investiga destruyendo un auto de los V8 Supercars en un «Crash-Test Extremo»

Motivados por el fuerte accidente que se produjo en la fecha de los V8 Supercars disputada en el circuito de Barbagallo, en la cual el auto de Steve Owen impactó de lleno al de Karl Reindler luego de que este se quedara parado en la largada causando una explosión, el FIA Institute decidió apoyar a la  Australian Institute of Motor Sport Safety (AIMSS) realizando un Crash Test extremo con uno de los autos de la categoría con fines de investigación para determinar formas en las cuales los pilotos salgan sin lesiones de accidentes similares al de Owen y Reindler (que sufrieron algunas quemaduras y conmociones). Esto podría haber sido más grave si el auto de Reindler hubiera quedado de lado bloqueando la pista y fuese impactado de lleno en una de las puertas, otro incidente que se analizó a través de este estudio de la FIA y que se ha presentado en años anteriores en los V8s.

La prueba fue realizada utilizando un riel que llevó el auto a una velocidad de 102 kilómetros por hora. Según las condiciones del choque, prácticamente imposibles con las medidas de seguridad de las pistas y el hecho de que los impactos 100% frontales son muy extraños, equivale a un impacto a 200 kilómetros por hora con otro competidor detenido, algo bastante superior a la velocidad que Owen había alcanzado antes de golpear  a Reindler. La desaceleración equivale a 3000 kiloNewton, es decir más de 300 G.

El Crash Test no tenía por objetivo probar la seguridad de los actuales V8 Supercars, sino que generar una huella de como se comportaría el auto ante un impacto de lleno contra una muralla cargada de sensores y acelerómetros para medir todos los efectos producidos sobre el auto y así poder determinar que secciones pueden ser mejoradas para iteraciones siguientes de estos Stock Car. Las conclusiones estuvieron relacionadas con el total de energía que recibió directamente el motor y la forma en que se distribuyó la deformación, y como se vio afectado el piloto. La simulación se realizó contra una muralla pero fue pensada para representar en ella a un auto «objetivo» o «blanco» que estaría bloqueando la pista, ya sea de lado o en el mismo sentido que al auto «atacante».

bourdais-v8sc-3
La forma de correr los V8 Supercars, su potencia y las características de las pistas influyen en que sea una categoría con mucho contacto, lo que puede provocar situaciones peligrosas como un bloqueo de pista en circuitos callejeros o después de curvas ciegas. (Imagen: Team Vodafone)

FIA Institute reveló este video en una transmisión televisiva de los V8 Supercars en Junio, pero solo ayer publicó el comunicado de prensa oficial detallando la investigación en su sitio web. El auto utilizado fue un Holden Commodore que había sido chocado levemente por Paul Weel en 2008 y que fue reconstruido y restaurado como si estuviera listo para correr en la próxima fecha. Esto simula los posibles efectos de tener chasis o carrocerías reparadas en pista, algo bastante común en una categoría donde el contacto es bastante aceptado como forma de ganar una posición.

Del FIA Institute venimos escuchando seguido: Hace poco habíamos visto su último trabajo, la prueba con cabinas tipo avión de combate para evitar accidentes como el de Felipe Massa en el Gran Premio de Hungría 2009, cuando fue impactado por una pieza del auto de Rubens Barrichello a 200 kilómetros por hora lo que dañó su casco y le causó una grave lesión la zona ocular izquierda.

Fuente: FIA Institute

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password