Categorías

Video: La vieja tradición de tirar cascos volvió a NASCAR gracias a Tony Stewart

Bristol es un lugar donde la paciencia es poca y los temperamentos salen a relucir. Siempre ha sido así, y por eso es una de las fechas favoritas de la mayoría de los seguidores de NASCAR, que buscan toques, metal retorcido y carreras cerradas más que cualquier otra cosa. En los últimos años, Bristol había perdido su esencia. Una modificación al peralte transformó lo que originalmente era un circuito de una línea, en un circuito de tres líneas, donde el espacio era muy amplio y los toques no se daban tanto. Y aunque no todos los seguidores de NASCAR van a las carreras por los choques, el público dejó de llenar las tribunas. Hubo que tomar medidas y el dueño Bruton Smith decidió modificar la pista una vez más, acercando la pared y eliminando la línea superior de carrera. El resultado: Accidentes por doquier, y una de las carreras más polémicas de NASCAR en los últimos años. Y la vamos a recordar por años, seguro que por la escena que puedes ver en el vídeo que hemos colgado arriba. Peleando por el primer lugar en la vuelta 332, Tony Stewart y Matt Kenseth se tocaron y resultaron con sus autos con severos daños. Stewart estaba furioso por lo que consideraba una mala maniobra de Kenseth y lo esperó en los pits para tirarle su casco violentamente al capó. 10 de 10 puntos para «Smoke» por su lanzamiento. Una para recordar.

Si, se puede decir que Bristol recuperó su esencia para esta edición. Los cascos han vuelto a volar como en los viejos tiempos…

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password