Categorías

¿Comprarías un citycar Aston Martin?

Desde el Lamborghini LM002, pasando por el Lada-Lotus, el Cadillac Cimarron o el Pontiac Aztek y terminando en el Porsche Panamera y la SUV Cayenne. Si, son momentos freak en la historia de algunas marcas de autos. Todos los años ocurren ideas extrañas y algunos modelos/abominaciones incluso llegan a la producción. Este año le toca a Aston Martin y su citycar, el Cygnet.

Es que lógicamente no se nos ocurría que se les pudo pasar por la cabeza a los chicos de Aston Martin a la hora de transformar un Toyota iQ en el nuevo citycar de la marca, si ellos son casi una de las marcas más reconocidas de autos deportivos de lujo en la historia. Aston Martin no hace Citycars; es como que Lamborghini hiciese furgones escolares. No, simplemente no pega.

Pongamoslo de esta manera. ¿Te imaginas a James Bond en una de sus peliculas en un Cygnet? ¿Y que vamos a hacer con el reciente lanzamiento del Vantage V12?

Aqui en Racing5 te vamos a contar porque existe este auto y todas sus características. Podría ser tu oportunidad de tener un Aston Martin, aunque mida lo mismo que un Smart.

Al menos adentro luce como un Aston Martin, por muy pequeño que sea el espacio interior.

El Cygnet es una idea extraña. Extraña en el sentido de que no calza con el perfil de Aston Martin. Lo mismo decimos del Cimarrón en su tiempo, pretendiendo ser «un Cadillac económico». O el Pontiac Aztek, un engendro para la vida outdoor, que se ha llevado siempre el top 3 de los autos más feos jamás construidos, y lo peor, producido por la marca que hizo el Solstice, el Firebird y el GTO. Lo mismo sucede con la Cayenne y el Panamera de Porsche, sendos vehículos que por su descomunal tamaño (aunque estén dotados de un grandioso desempeño) no se hayan entre un legado de autos deportivos deportivos de motor trasero.

Al menos a Porsche sus modelos le han servido para ganar cuantiosas sumas de dinero, lo que se traduce en que «hay más morlacos» para poder producir autos como el GT3 RS o como el Cayman y el bellísimo 918 Spyder.

Pero esto es como que a Ferrari se le ocurriese hacer su versión del Fiat 500. Mal.

En Aston Martin tienen una excusa que de cierto modo es verdad y tiene que ver con la cantidad de emisiones contaminantes que emite cada marca, según su volumen de producción. Y tenemos claro que un auto más potente emite más que un citycar (aunque un citycar se usa muchísimo más que un exótico que sale solo los fines de semana). De hecho esa fue una de las razones que llevo a Mercedes a asociarse con la compañía de relojes Swatch para hacer el Smart.

En Europa cada vez la norma de contaminantes es más estricta, al punto de que en futuro cercano, tener un auto exótico ya no sería viable. Solo marcas que tienen una producción menor a los 10.000 autos por año (como Lotus o Aston Martin) podrían negociar ciertos niveles de emisiones, pero no así marcas insertas dentro de grandes grupos como Bugatti en Volkswagen o Ferrari y Maserati en Fiat. De todas maneras están todos como locos tratando de poner algún auto hibrido, eléctrico o de muy bajo consumo en sus filas, de modo de bajar sus promedios de emisiones anuales por vehículo nuevo y así «limpiar su reputación» y «salvar el negocio». Además, no sabemos que es peor: si tener un Lamborghini hibrido o tener un auto como el Cygnet.

Las normas aun están en discusión, sobretodo en el apartado que respecta a los superautos deportivos y de entrar en vigencia, sería el 2012. La carrera por los superautos deportivos «verdes» ha comenzado.

Sentimientos encontrados: Si, esta bien por el lado de las emisiones y por tener un auto mas amigable y de uso diario en la ciudad… pero es un Aston Martin. James Bond se sentiría más que ofendido si le pasaran un auto asi.

Mientras tanto, Aston Martin, el 2009 anuncia el Cygnet, y todos creímos que era una broma del día de los inocentes. La broma se hizo realidad.

El Cygnet es un Toyota iQ, con terminaciones de Aston Martin y con insignias nuevas. Se dice que en una partida inicial solo será ofrecido a propietarios de Aston Martin, por lo que nos hace un poco más de sentido.

¿Quiere reírse? El Cygnet equipa el mismo motor que el iQ, un 4 cilindros 1.3 de 97 caballos de fuerza acoplado a una transmisión CVT de 6 velocidades, lo que transforma automáticamente al Cygnet, en el Aston Martin más lento jamás producido.

Este año se anunciaron dos ediciones especiales llamadas Black & White. El White tendrá más inserciones en cromo y un interior de cuero blanco con alcántara negra. El Black viene en un tono particular de Negro que lleva una ligera capa metálica en verde mar oscuro (lo llaman Magic Black) y con dos líneas negras mate que cruzan el vehículo. Por dentro, cuero negro, cromo oscurecido y asientos con trama de diamantes completan el paquete.

Black & White: las ediciones limitadas del Cygnet.

El Cygnet será construido en la línea de ensamblaje de Toyota pero será terminado en las instalaciones de Gaydon, Inglaterra, hogar de Aston Martin, para diferenciarlo de su hermano japonés. Comenzará a comercializarse en Abril de este año.

El precio estaría comenzando en los US$49,600, casi 30 mil dólares más que el iQ (unos 24 millones de pesos aproximado para el Cygnet y 9.5 millones de pesos para el iQ)

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password