Categorías

Mini Rocketman: por fin un Mini de tamaño mini

¿Que pensaría Sir Alec Issigonis al ver como su gran creación, se transformó en un pequeño gordito que no para de crecer? Ud. sabe porque lo decimos (sino, vea una foto del Mini Countryman). El Mini ya no tiene nada de mini, hasta ahora.

El Rocketman podría ser la salvación de Mini en cuanto al crecimiento que han tenido sus autos, los que, aunque lucen muy igualitos al Mini original (guardando las proporciones), han pasado a ser más bien compactos de lujo en vez de citycars prácticos y económicos como el original.

El Mini Rocketman es un auto muy moderno, pero que no pierde los elementos clásicos que lo asocian estilísticamente a la herencia de la marca. Por fuera vemos formas más redondeadas y más orgánicas, destacándose el uso de fibra de carbono en muchos elementos de su carrocería. El tamaño de la parte frontal y de la parte trasera se reduce considerablemente, manteniendo el tamaño de las puertas, las que lucen un tanto desproporcionadas con respecto al tamaño y las formas del vehículo.

Otras puntualidades a considerar, son la gran cantidad de elementos LED usados en el concepto. Su techo transparente, tiene delineada la bandera británica, un detalle muy clásico en los Minis customizados, el cual se ilumina de color azul. Las luces traseras parecen 2 manillas sobre el cuerpo del Rocketman, iluminándose de rojo por la parte superior y de amarillo (por los indicadores de giro) por la parte inferior, un detalle completamente nuevo y original, jamás visto en algún auto conceptual o de producción. Rematan la luz de retroceso y el neblinero trasero (obligación de las normas europeas) bordeando la salida central del tubo de escape.

También el uso del LED se extiende hacia el borde que rodea al habitáculo, encendiéndose y apagándose de modo secuencial en color rojo y azul. Lógicamente, son detalles que le agregan fantasía al concepto, pero que no esperamos que lleguen -ojala- a un auto de producción.

También es muy destacable el novedoso sistema de abertura de todas sus puertas. Las puertas laterales se abren con una doble bisagra de modo de que se despliegan a casi 30 centímetros de la carrocería, aumentando el espacio de acceso. El maletero se abre en dos etapas. La primera consiste en la tapa, junto con el cristal trasero y una «tajada» del techo, ubicando la bisagra mucho más al centro y mejorando el acceso a la carga. La segunda etapa es una novedad jamás vista, con una tapa que se abre como si fuese un gran cajón, detalles que mejoran las labores de carga y descarga, así como la habitabilidad del auto, buscando nuevas perspectivas con respecto a maximizar la usabilidad de un auto pequeño.

El interior, si bien conserva la mayoría de los elementos reconocibles en un Mini, como la disposición de los instrumentos, destaca por su diseño retro-futurista de los años 50, con formas que hacen referencia a todo el movimiento aero-espacial de esa época (probablemente relacionado con su nombre «Rocketman»). En el lugar del velocímetro central, tenemos una pantalla digital 3D que muestra, aparte de la información del vehículo y el sistema multimedia, animaciones que incluyen un gracioso cohete que da vueltas. El sistema central puede sacarse para ser conectado en una computadora, de modo de poder cargarle música o mapas de navegación. En el volante se ubica un trackball con el que puedes manejar toda la información de la pantalla. Todo esto se encuentra decorado con tapicería alcántara de color beige, detalles cromados y muchos LED donde predomina el rojo. Vemos también una configuración 3+1 con 3 asientos de tamaño normal y uno pequeño plegable. Los asientos pueden retirarse para una configuración de 2 asientos con amplio espacio de carga. Una rareza de la disposición 3+1 del Rocketman, es la extraña disposición de los asientos, con los puestos de la derecha, ubicados más adelante que los de la izquierda, buscando el espacio óptimo que requiere cada pasajero.

Un corte al Morris Mini Minor original de 1959 y la manera en como distribuye su espacio

Curioso, pero vanguardista, algo que buscábamos hace mucho tiempo en un Mini, en vez de tanto chiche y lujo, elementos que realmente contribuyeran a maximizar el espacio en un auto de tamaño pequeño, tal como el Mini original. Nosotros, lo aprobamos completamente y ojala que BMW lo considere para la fabricación de los futuros Mini.

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

  • Anibal Gómez
    24 febrero 2011 at 15:43

    No sabía que Mini tenia un modelo como «Rocketman» o la traducción al español «hombre cohete». Quizás años atrás se quería optimizar el espacio, andar rapido y cómodo. Viendo el modelo concepto de Mini, me deja boquiabierto, realmente como marca se fija en todos los detalles clásicos a un estilo vanguardista y contemporáneo. De verdad, como nota de 1 a 10, un 10.-

  • Tweets that mention Mini Rocketman: por fin un Mini de tamaño mini – Racing5 -- Topsy.com
    24 febrero 2011 at 22:47

    […] This post was mentioned on Twitter by Álvaro Cancino, Racing5. Racing5 said: Mini Rocketman: por fin un Mini de tamaño mini: ¿Que pensaría Sir Alec Issigonis al ver como su gran creación, s… http://bit.ly/gx1NQ2 […]

  • Salón del Automóvil de Ginebra 2011 (Cuarto Día) | Racing5
    16 noviembre 2011 at 3:38

    […] su debut en Racing5 antes del Salón de Ginebra, por lo que quedas completamente invitado a leer nuestro exclusivo reporte con videos acerca de este mini […]

Forgot Password