Categorías

NASCAR arriesga con nuevo formato de campeonato, pero hace lo correcto

NASCAR Media Tour - Day 4
Mike Helton, presidente de NASCAR, durante la presentación del nuevo formato de campeonato de la Sprint Cup en Charlotte, Carolina del Norte. (Imagen: Rainier Ehrhardt/Getty Images via NASCAR)

NASCAR ha tomado la decisión correcta. Bueno, esa es mi opinión. Cambiar el formato de campeonato es algo que debieron hacer hace mucho tiempo, cuando ya se había comprobado que el Chase for the Sprint Cup no estaba entregando lo que había prometido: Momentos emocionantes tipo «Partido N°7» del  basquetball o del hockey o el Super Bowl de NASCAR. Cero. El Chase no tenía pasión y salvo por 2011, cuando Tony Stewart ganó el campeonato ganando la última fecha con una emocionante remontada que dejó perplejo a Carl Edwards, su rival por el título. Pero el resto de los años, la última fecha vio al eventual ganador del campeonato (normalmente Jimmie Johnson, seis veces ganador con el Chase) cuidándose y acelerando poco para defender la ventaja en los puntos. Los viles puntos. Los desgraciados puntos. NASCAR es distinto que el resto del automovilismo. Es una serie a la que le hubiera gustado quedarse en el pasado, cuando había 60 carreras al año en todo tipo de pistas, cuando los pilotos de punta escogían que carreras correr en las pistas que les acomodaban, les quedaban cerca y les importaba un rábano el título final. Podría no haber existido un campeón. Lo que importaba era ganar las carreras. Por eso corrían. No por los puntos. En algún momento de los 80 y los 90, este énfasis cambió y los seguidores comenzaron a molestarse con NASCAR. El Chase intentó arreglar eso, después de que Matt Kenseth ganara el campeonato de 2003 con facilidad sin ganar ninguna carrera y solo en base a consistencia. Pero no pudo. Porque lo importante siguió siendo sumar puntos, ahora dentro del Chase. NASCAR tenía que resolver el problema de alguna forma. Y lo hizo ahora. Es el paso correcto, ya que en el nuevo sistema todo gira en torno a ganar carreras. Todo gira en torno al «evento» y de hecho, hasta el final del campeonato es un evento en sí. Es un volver al pasado, a cuando corrían los Petty, los Yarborough, los Pearson, los primeros héroes de NASCAR. Si vamos más atrás, el inicio del automovilismo fue basado en los eventos. Los campeonatos se inventaron después.

Si. El nuevo sistema toma prestado elementos de otros deportes y hace que se pierda un poco el sentido deportivo y se priorice más el show. Es verdad. ¿Es menos automovilismo que antes? No sabría decirlo. Para mi no. Es distinto. Es una idea llamativa, revolucionaria, que distinguirá a NASCAR del resto de las categorías del mundo. Particularmente de las que conviven en el mismo país, como son IndyCar y el United Sports Car Championship. Si te gusta el automovilismo clásico, allí tienes tus opciones. Si te gustan las carreras de autos y no te importa demasiado el formato, o si te gustan las carreras de autos y la emoción que genera la lucha por un par de puestos para determinar el campeón, súbete con NASCAR. NASCAR se la juega por un formato moderno, fácil de entender, sin matemáticas (particularmente en la gran final), donde lo único que importa es ser el mejor en la pista ¿No se trata de eso el automovilismo? Si. ¿Es distinto a lo que estamos acostumbrados? Seguro. Pero eso no es malo. NASCAR necesita atraer público nuevo a su decaída fanaticada, que obligará a reducir las tribunas de los óvalos en los próximos años. NASCAR necesita atraer público para evitar que los ratings sigan cayendo. Necesita público joven, activo. Y ese es el grupo de personas que pueden ser atraídos con un formato basado en eventos y en las victorias. Un público que se ve atraído por el Super Bowl, pero también por el RallyCross, los  X-Games, el drifting, Gran Turismo 6 y los videos de Ken Block. Ese es el público que NASCAR debe capturar. No a los tradicionalistas que siempre se quejan. Para ellos, como se dijo antes, hay otras alternativas. Y eso se sabía de antes, porque NASCAR hace rato, tal vez antes de implantar el Chase, ya había cambiado su forma de pensar, su forma de ser como deporte.

Jimmie Johnson NASCAR Brad Keselowski Kyle Busch
Jimmie Johnson (48) y Brad Keselowski (2) disputaron el título en 2012. Keselowski ganó cuidando la máquina gracias a los problemas mecánicos de Johnson. (Imagen: Getty Images for NASCAR)

El nuevo sistema de campeonato de NASCAR le da vida nueva a un deporte que parecía condenado a hacerse cada vez más chico. Tal vez no era necesario algo tan radical, pero un golpe de timón era necesario. Más allá de ver a Jimmie Johnson ganando una vez más el campeonato. Ese no es el problema, al menos desde mi perspectiva. El problema es como ha ganado sus títulos Johnson. Llevando a una última carrera muy fome. La paridad de NASCAR de alguna forma no funciona en las últimas 10 carreras, cuando el título está en juego y ha sido muy difícil llegar con dos o más candidatos serios al título a la carrera final. Generalmente ha sido Johnson contra otro, en el que Jimmie debe terminar algo así como 30° para ganar el título. Para evitar riesgos, Jimmie levanta el pie del acelerador. Hay que evitar eso, y esta gran final hará que eso no ocurra. Otro punto positivo.

El cambio es arriesgado. No sabemos cuantos son los fans que se molestarán por encontrar que 35 carreras ahora no tienen valor. Los «campeonatistas» seguro estarán molestos con este cambio. Los que creemos que en NASCAR lo importante son los eventos, cada carrera, más que el campeonato (y también muchos pilotos son de esta postura), como era antes, veremos igual todas las competencias porque en cada una de ellas se puede estar definiendo al futuro campeón, algo que no pasaba en el sistema anterior. Pero volviendo al punto, puede haber mucha gente que no esté de acuerdo con eso y dejará de ver las carreras y de asistir a las pistas. NASCAR es optimista que serán menos de los que se sumarán para ver el Super Bowl de NASCAR en Homestead a finales de año. La NFL es increíblemente popular, pero el Super Bowl lo es mucho más. Tal vez algo así está buscando NASCAR con este cambio. A primera vista, para volver a los orígenes, suena como un cambio positivo.

nascar chase grid 2014
El nuevo sistema de eliminación de NASCAR para la Sprint Cup Series. (Imagen: NASCAR)

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

  • Matías
    31 enero 2014 at 0:12

    Es una jugada arriesgada que solo podría funcionar en NASCAR. Las primeras 35 carreras no valdrán nada, solo la última. Por lo menos será mejor que el doble puntaje de AbuDhabi. Todo el año se correrá para llegar a Homestead, será una guerra para llegar ahí.

Forgot Password