Categorías

Potencia híbrida: BMW entrega detalles de su nuevo deportivo híbrido i8

BMW i8

La sub-marca «i» de BMW se mueve de forma acelerada. Hace poco más de una semana conocimos el primer modelo de la línea, el hatchback eléctrico i3, el primer EV de la marca bávara. En el Salón de Frankfurt en Septiembre se destapará el segundo modelo de la marca «i», el deportivo enchufable i8. Este modelo llegará a las concesionarias de BMW en Europa y Estados Unidos en 2014.

Como es de esperar, BMW lo ha cargado de novedades y mostrará lo último de su tecnología en este modelo. El i8 será un vehículo híbrido enchufable. Esto significa que tiene un banco de baterías de tamaño considerable y que su motor eléctrico también es capaz de levantar bastante potencia, que sería insuficiente de entregar con un banco que solo se recarga con frenado regenerativo o desaceleraciones. En el i8, ambos motores son importantes. El motor principal es el de combustión interna, una unidad 1,5 litros tricilíndrica y turbocargada capaz de producir 231 HP (170 kiloWatt) de potencia y un torque de 320 Nm. Este motor incorpora la última generación de la tecnología BMW TwinPower Turbo, que permite que este motor sea muy potente, entregue mucho torque pero también eficiente en el consumo de combustible y muy compacto, algo clave en el i8, donde debe entrar un motor de combustión, un motor eléctrico y un banco de baterías. El segundo motor es el eléctrico. Este motor sincrónico, desarrollado por BMW exclusivamente para sus modelos «i» tiene una potencia de 131 HP y es capaz de alcanzar un torque de 320 Nm. BMW llama a su tecnología eléctrica eDrive. Asociados ambos motores logran una potencia de 362 HP (266 kW) y un torque de 570 Nm. Estamos hablando de un deportivo, claramente.

BMW i8 eDrive
El motor eléctrico del BMW i8, ubicado en la parte delantera. (Imagen: BMW)

El motor eléctrico sirve de apoyo y «boost» para el motor de combustión interna cuando se lo requiere, pero también es capaz de mover al auto cuando se selecciona el modo «EV». En este modo, la velocidad máxima es 120 kilómetros por hora y la autonomía es de 35 kilómetros con el banco de baterías. No sé si es demasiado atractiva esta característica para un vehículo deportivo, pero dado que BMW está aplicando a un cliente bastante particular con este modelo, parece lógico que este modo de conducción esté incluido en el BMW i8. Lo que si es interesante es la eficiencia que lograría el i8 con sus dos motores combinados. Según BMW, el i8 sería capaz de hacer 40 kilómetros por litro, una cifra enorme para un deportivo. Otra cifra entregada por BMW fueron las emisiones de dióxido de carbono, muy bajas para un auto de alta performance: 59 gramos por kilómetro.

No se entregó la energía del banco de baterías, pero BMW si nos contó que su banco será en base a celdas de ion-litio y que serán refrigeradas con líquido. Es posible cargar el banco en 3 horas y media con una conexión de 120 Volt, y en 1 hora y media en una conexión de 220 Volt. Nada mal, pero recordemos que el auto tiene como motor principal al de combustión interna y el motor eléctrico es solo un apoyo.

En cuanto a chasis, el i8 tiene incorporada la tecnología LifeDrive de BMW. El chasis está hecho en base a aluminio y CFRP (Fibra de carbono reforzada con polímeros). Estos materiales lo hacen bastante liviano si se considera el peso extra del motor eléctrico y de las baterías: 1490 kilogramos es el peso del i8. La tecnología LifeDrive también entrega beneficios en la distribución de pesos del i8. El banco de baterías fue posicionado en el centro del auto, el motor de tres cilindros en la parte trasera y el motor eléctrico en la parte delantera. Esto hace que la distribución de pesos sea casi 50:50 en cada mitad del auto, y que el centro de gravedad del i8 sea el más bajo de todos los modelos que produce actualmente BMW Group. Un hecho no menor.

LifeDrive BMW i8
LifeDrive: Motor de combustión atrás, motor eléctrico adelante y al centro, el banco de baterías. (Imagen: BMW)

Como comentábamos más arriba, el i8 es un auto bastante especial y por eso, genera ciertos anti-cuerpos. Pero definitivamente nos gustaría ver este auto en pista, por ejemplo ver que tiempo hace en el Nurburgring, y en las calles, por su performance y por su concepto de deportivo híbrido. Ojo que hay varias marcas pensando en lo mismo (mencionamos rápido a Ferrari Honda y Mitsubishi), que esta es la forma de hacer deportivos en el futuro. ¿Te convence el i8?

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password