Categorías

Tecnología: Honda implementará nueva política mundial de reciclaje de metales raros

Master Plan presentado por Honda a la prensa esta semana. (Imagen: Honda Europe)

Honda ampliará su política de reciclaje de los «metales raros» vitales para el desarrollo de varias piezas clave en los autos de última generación (como las baterías en los autos híbridos y eléctricos), transformando ahora lo que era un experimento masivo en una estrategia a nivel mundial. Honda ha anunciado su asociación con Japan Metals & Chemicals, que ayudará a la compañía a hacer un reciclaje masivo de baterías y otras piezas de los autos, una vez que estas ya no sirvan más para movilizarnos.

La parte principal del esfuerzo de Honda y Japan Metals & Chemicals se basará en la extracción de 17 elementos químicos de las baterías de níquel e hidruro metálico (NiMH) que utilizan los vehículos eléctricos e híbridos de la marca. Los mercados que participarían de esta política global serán obviamente donde los modelos híbridos como el Civic Hybrid han tenido mayor éxito y tienen mayor volumen de ventas, para reducir costos logísticos: Japón, Norteamérica y Europa. Según Honda, esta operación será la primera línea de producción masiva a partir del reciclaje de «metales raros» ya que lo que se ha hecho siempre en los últimos años es hacer reciclaje a menor escala y de modo experimental.

La propia marca japonesa lleva varios años trabajando en reciclaje de varios componentes de las baterías, pero no había logrado tanto éxito en los procesos químicos con baterías a través de calentamiento. Con el nuevo proceso, Honda informa que puede recuperar hasta el 80% de los materiales de las baterías de níquel-metal y así volver a utilizar los componentes químicos para construir nuevos equipos, incluso para baterías. Honda indicó que había hecho tratamientos con más de 2000 baterías de vehículos híbridos validando su línea de producción junto a Japan Metals & Chemicals.

DSC_0164
Los nuevos Civic Hybrid utilizan baterías de ion-litio, pero todas las exitosas generaciones anteriores usan baterías de NiMH, que ahora podrán ser recicladas casi completamente.

La parte de eficiencia y cuidado del medio ambiente es parte del espíritu Honda, además de la deportividad y la tecnología. En el lado «verde», Honda hace varios años está comprometido en la estrategia de las «3R» (reducir, reusar y reciclar) materiales que pueden ser contaminantes o peligrosos. Y las estrategias no están limitadas a los metales raros.

En este caso, Honda ataca uno de los problemas más críticos para los vehículos eléctricos, el segundo uso de las baterías: Hay que desechar las baterías cuando todavía están «buenas» (cuando llegan al 65 o 70% de su carga máxima después de ser recargadas a «full») simplemente porque no permiten lograr la autonomía necesaria para cumplir un viaje promedio sin riesgos. Este problema es válido para las baterías de cualquier tecnología, ya sea NiMH o Litio u otra y contribuye de forma importante al costo que tiene una batería de EV. El segundo uso puede ser en un sistema de baterías para industria, para otro tipo de vehículos  o bien para el reciclaje de los componentes.

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password