Categorías

[Test Drive] Honda VFR 1200X Crosstourer, una super deportiva para salir fuera del asfalto

Honda Chile, nos ha invitado a probar uno de sus buques insignia en nuestro país, se trata de la poderosa VFR 1200X, hermana de la rutera VFR1200F que no llegó a nuestro país, pero que ha cosechado muchos elogios en Europa.

A primera vista resalta el tamaño de esta Maxi-trail, la cual tiene un peso no menor de 277 Kg, que se hacen sentir, sobretodo en parado. Su asiento es bastante alto (85 cm por lo que no es recomendable para personas de baja estatura) y resulta sumamente cómodo para viajes largos para piloto y acompañante. La altura de las pedaleras permiten una posición holgada, el manubrio queda a buena altura y es bastante más angosto que el de otras Maxi-Trails, que resultan bastante torpes a la hora de circular por el trafico citadino.

Motor y Transmisión

El motor es un brioso V4 supercuadrado de 1236cc que eroga la friolera de 129 HP con 130 Nm de torque, que están disponible desde lo más bajo del tacómetro. Su motor funciona con bencina de 95 octanos o superior y su funcionamiento es suave y con muy poca vibración. Su acelerador de tipo electrónico da muy buen tacto y no tiene zonas insensibles o que nos pongan en alguna situación incómoda. Pese a su tamaño y cilindrada, sus consumos fueron de 22km/L en carretera a 100 km/h y de 20 Km/L a 120 km/h, lo que nos parece un excelente rendimiento considerando su alta cilindrada. En ciudad, sus consumos son de 16 km/l.

Su transmisión de 6 velocidades está perfectamente escalonada, siendo las dos últimas sobre marchas. Su transmisión final por cardán es suave y funciona a la perfección a la hora de sacarla del cemento.

Suspensiones y Frenos

Las suspensiones en esta moto son muy precisas. Telescópicas invertidas de 43mm adelante, de 145 mm de recorrido con ajuste de pre-carga y extensión.

Un mono brazo pro-link atrás con regulación por gas con 146 mm de recorrido. Si bien sus recorridos de suspensiones no son los más largos en su categoría, se las arregla muy bien en caminos de tierra ayudada por suedas de rayos que son un “must” a la hora de salir del pavimento, pero definitivamente, el asfalto es su elemento.

Sus frenos de doble disco delantero de 310 mm con calipers de triple pistón, van combinados con un ABS poco intrusivo en la conducción deportiva y no se fatigan con nada. Por su parte, el disco trasero de 276 mm y cáliper de doble pistón, trabaja combinado con uno de los discos delanteros para evitar coletazos y estar siempre en control. El poderoso conjunto de frenos trabaja excelente a alta velocidad y transmite seguridad en todo momento.

Instrumental y Extras

El tablero es bastante sobrio y poco pretencioso. Un display que muestra lo esencial y un par de extras, como consumos en tiempo real y promedios de consumo. Su parabrisas da una excelente protección al viento y es de muy fácil regulación. Junto al switch del control de tracción encontraremos un práctico toma corriente para cargar celulares, cámaras o GPS.

En Ruta

Durante la prueba rodamos con acompañante  por la autopista Los Libertadores, Cuesta Chacabuco, Camino del profesor, la dormida, Lo Orozco y La Retuca.

El control de tracción se lleva casi todos los aplausos,  ya que saca de apuro cuando más se le necesita. Por ejemplo en camino de tierra con calaminas, puedes acelerar a fondo, pero la moto solo te entregará la potencia que puedas poner en el piso.

En rutas reviradas, pudimos comprobar la calidad de su chasis de aluminio y suspensiones que permiten llevarla rodilla abajo como todo una deportiva, incluso con pasajero. Una vez que empezamos a tomar confianza, comenzamos a bajar los niveles del control de tracción, pudiendo salir de algunas curvas con un poco de derrape y en algunos casos levantando rueda en segunda marcha. Es aquí cuando nos damos cuenta de que es la hermana de una Sport Touring adaptada para poder salir a caminos no asfaltados y no al revés.

Su motor patea con mucha fuerza y es difícil sacarla rápido sin patinar o levantar la rueda delantera cuando el control de tracción se encuentra apagado, potencia que siempre se agradece y que de seguro dibujará una sonrisa en la cara de quien la conduzca.

Su estanque de 21 litros le permite una autonomía sobre los 400 km y en carretera no se hace necesario bajar marchas para adelantar o retomar velocidad. Su aceleración es brutal y puede llevarte de 0 a 200 km/h en unos pocos segundos cuando acabas de engranar la cuarta velocidad. Su velocidad de punta supera los 230 Km/h y se siente muy estable gracias a su distancia entre ejes y los excelentes neumáticos 110 y 150 de origen Metzeler.

Claramente no es una moto para principiantes, inspira respeto, amor y mucha adrenalina. Si tuvieramos que hacer alguna analogía, podríamos decir que es como Usain Bolt con bototos.

Piloto de motociclismo con 8 años de experiencia. Campeón en categorías Sport 200, Super Sport 200 y Moto 5.
Creador de AMT (Academia Mototrack), importante semillero de pilotos y formación de motociclistas.

Forgot Password