Categorías

[Test Drive] Hyundai Grand i10 Sedán GLS Full, ganándole a la ciudad

DSC_7437

Hace dos años, en septiembre, le pusimos nuestras manos al recién llegado Hyundai Grand i10, al cual afectuosamente le apodamos como «la pequeña maravilla». No tenía por qué ser el más taquillero de los citycars, sino que hacer bien la pega. Si, se nos antojaba un poquito caro, pero al final del día cumplía. Cómodo, muy ágil, logramos hasta meter una bicicleta completa dentro, se abría espacio entre los Transantiagos y con un consumo bastante medido. Nos encantó.

Este año llegó el sedán, marginalmente más grande que el Grand i10 hatchback y con algunas mejoras en equipamiento, incluyendo cosas por las que habíamos reclamado en su tiempo, pero manteniendo ese espíritu práctico… y lo mejor, ahora con caja manual.

DSC_7436

Sobre el diseño… no hay mucho que decir, en el sentido de que es exactamente igual al Grand i10, al menos hasta el pilar B. Desde ahí hacia atrás, comienzan los cambios. Hay muchos que han hablado de su parecido con el Suzuki Swift Dzire, algo que estéticamente vamos a negar tajantemente, sin embargo, sabemos que lo dicen por sus proporciones. Esto alguna vez lo explicamos y tiene que ver con que este formato de «sedan citycar» viene de India, donde los autos que superan los 4 metros de largo reciben mayores impuestos de compra. Por eso que los portalones son altos y cortos, con un corte muy recto. Pero mientras el Swift Dzire es un Swift con una cola extra «pegada», aquí Hyundai se ha esforzado un poco más y debemos decir que el diseño es bastante armónico. No, no es el auto más atractivo del mundo, pero es sobrio, practico y coherente.

DSC_7440

En el interior nos pasa lo mismo. Tampoco es que sea el lugar más atractivo, pero está bien pensado. Con respecto al hatchback hay algunos detalles que van a notar a simple vista, siendo el más evidente, la ausencia de bitono. Nos gustaba el bitono, pero a la mayoría de los chilenos, fieles a la monocromía, no.

Lo segundo es que hay más equipamiento, hay comandos al volante al fin y una radio con pantalla táctil, que también tiene soporte para Bluetooth y reproducción de DVD. ¡Al fin, después de dos años nos escucharon!

Buena posición de manejo, confort y ergonomía. Podemos discutir sobre la calidad de los plásticos, duros, pero no podemos pedir más en el segmento, solo que estén bien diseñados y armados, algo que en Hyundai saben hacer muy bien.

La habitabilidad se percibe ligeramente mejor para los más altos que viajen atrás, pero se pierden puntos por no tener un respaldo abatible como en el hatchback, sin embargo, con el gran litraje de su nueva maletera (407 litros), no lo necesitaras -salvo que necesites meter una bicicleta, como hicimos nosotros hace dos años.

DSC_7439

El Grand i10 mantiene el propulsor del hatchback, hablamos de un 1.2 MPI DCVVT con 16 válvulas. Este motor entrega 86 caballos de fuerza y 120 Nm de torque asociado a una correcta transmisión manual de 5 marchas. Homologa cerca de 17 km/l en régimen mixto, consumo que se aleja un poco del mixto que hicimos nosotros, cerca de los 14 km/l, pero que también tiene que ver con lo «apretada» de la unidad (poco kilometraje desde nuevo) y con que igual estrujamos un poco más el motor. Al menos, entre los 14 y los 17 es un rango muy aceptable de consumo promedio, según el pedal.

Donde el Grand i10 brilla es en su sensación de manejo, muy ágil y eficaz, se abre camino donde sea, sin alegar ni nada. El motor 1.2 le queda bastante bien, si bien sabemos que con carga puede que el consumo suba y su performance baje. Con respecto a la caja automática que probamos hace dos años, la manual es sin dudas la opción, porque hace del manejo algo más vivaz y entretenido (y gasta menos). Los reglajes de suspensión, dirección y frenado, son todos muy estándar, no hay ninguna característica que nos llame mucho la atención, más que decir que esta todo en su lugar para el segmento.

DSC_7433

El Hyundai Grand i10 es un auto ejemplar. Ahora con opciones de hatchback y sedan, un motor interesante y buena habitabilidad, se transforma en un auto muy recomendable. Entre los autos de su segmento, siendo el más full esta versión, se comercializa a un precio de $8.390.000. Por este mismo precio, el más cercano rival y más grande, es el Renault Symbol. Pero fuera de esta excepción (y obviando a los rivales chinos, que la gran mayoría si son más económicos y mejores equipados), los precios se mantienen similares -si no, más económicos- que en el Swift Dzire. Otros citycars ofrecen las mismas características y al mismo precio, pero con una variable muy importante a considerar; el maletero del Grand i10 Sedán es más grande que el de muchos de los citycars hatchback.

¿Que los precios están caros? Sí, pero es una generalidad: todos los autos están caros.

Datos Técnicos

Motor

  • 1.2 MPI DCVVT 16v, 4 cilindros
  • 86 HP @ 6000 RPM
  • 120 Nm @ 4000 RPM

Transmisión

  • Manual, 5 velocidades

Tracción

  • Delantera

Rendimiento de Combustible

  • Ciudad (3CV): 13,4 km/l
  • Carretera (3CV): 20,1 km/l
  • Mixto (3CV): 17 km/l
  • Mixto (Observado): 14 km/l

Precio (unidad probada)

  • Grand i10 Sedán 1.2 GLS Full MT5: $8.390.000

Puntuación Racing5

  • Por Fuera: 16/20
  • Por Dentro: 17/20
  • Tren motriz: 17/20
  • Al Volante: 18/20
  • Valor: 17/20
  • Total: 85/100

[Best_Wordpress_Gallery id=»32″ gal_title=»Hyundai Grand i10″]

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

  • Pablo
    4 septiembre 2016 at 22:47

    Gran auto, lo tengo recién hace 2 semanas, y ha sido una grata sorpresa, muy económico y excelente sensación de manejo.

Forgot Password