Categorías

Top 5 de Racing5, pequeños convertibles deportivos

T5 003

Hola amigos de #lanaranja, como todas las semanas, tenemos un nuevo Top 5 de Racing5. La semana pasada nuestro ranking se hizo en torno a los shooting brakes. Hoy tenemos una raza más común de autos, convertibles, pero pequeños y deportivos. Es una tarea difícil, siendo que hay muchos que podrían haber estado en el conteo. Por lo general estos pequeños y entretenidos autos no son tan poderosos (ok, si hay algunos que se arrancan de la escala) pero su poco peso y su tamaño lo hacen armas letales en circuitos pequeños y trabados, además de ser excelentes compañeros para un viaje bien acompañado a la playa. Además muchos de estos, tienen pequeñas gracias, que los hacen autos destacables por alguna especial razón, pero no están llenos de tecnología ni son complicados de mantener. La experiencia y el goce van más en el manejo y en la simpleza.

t5

Top 5: Toyota MR2 (Primera y tercera generación)

Un auto que todavía echamos de menos, si bien Toyota tiene un deportivo como el GT86 para los fanáticos. El MR2 se gestó como un deportivo que fuera económico pero aun así entretenido de manejar. Parte de su desarrollo, por ejemplo, los elementos de suspensión, se pensaron en conjunto con ingenieros de Lotus. Ahora, la lluvia de piedras: si, sé que el MR2 exactamente no es un convertible, de hecho solo en revisiones posteriores se lanzó una versión que califica como tal, con el característico T-Top, que era casi lo mismo. El MR2 de la generación siguiente contempló una versión con techo convertible. La tercera generación, solo se vendió como convertible y por su tamaño y posición central de motor, también fue un regreso al MR2 original.

Las versiones más populares en la primera generación del MR2 fueron impulsadas por el 4A-GE, la unidad que también llevaba el legendario AE86 (Sprinter Trueno), incluyendo una variante supercargada. En el último MR-S, la propulsión se hizo a partir de una unidad de 1.8 litros y casi 140 caballos de fuerza, destacándose por la opción de una caja de cambios de 6 velocidades secuencial. Siempre será recordado por ser uno de esos Toyota que se escapaba de toda norma, por su concepción deportiva y su motor central.

t4Top 4: Alfa Romeo Spider

Un clásico. El Alfa Romeo Spider pasó bastantes generaciones sin ser ni siquiera modificado, salvo mejoras mecánicas y cambios estéticos en el frontal y en la zaga. Su hermosa y aerodinámica carrocería, es obra de Pininfarina, estructura inmaculada que se mantuvo tal cual desde 1966. El Spider también es muy conocido por ser el auto que condujo Dustin Hoffman en el clásico «El Graduado».

El Spider no solo era una cara bonita y un símbolo de buen gusto. La versión más rápida «Quadrifoglio Verde» llevaba un motor de 2 litros con VVT y 130 caballos de fuerza. Para un auto pequeño y que no tenía más de 1000 kilos, se transformaba en una experiencia muy entretenida. Uno de los deportivos convertibles más emblemáticos de Europa.

t3Top 3: Mercedes Benz SLK (Primera generación)

El SLK es el primer deportivo compacto de Mercedes Benz y a la vez su primer convertible compacto… y también el primer auto en llevar un techo rígido convertible, plegable eléctricamente. Fruto de esa extraña camada noventera que vio nacer al Clase ML, al Clase A y el frontal del Clase E (y al CLK), el SLK era la idea de un Mazda Miata, pero premium. Conforme fue evolucionando, también fue progresando en materias tecnológicas y en motorizaciones.

El SLK32 AMG de esta primera generación llevaba un motor V6 con sobre 300 caballos de fuerza, suficiente para hacerle peso a sus rivales, los que lamentablemente son algunos de los varios autos que no pudimos meter en este Top 5 como son el Audi TT, el BMW Z3 y el Porsche Boxster. En colores alegres, alta tecnología y potencia, además de aparecer en algunos videojuegos (Need For Speed IV, Gran Turismo 2), no hay nada que no nos guste de este SLK. Las versiones siguientes cumplen de sobremanera, pero se transformaron en autos demasiado sofisticados, en lugar de mantener cierta simpleza en su experiencia de manejo.

t2Top 2: Lotus Elise

Lotus tiene experiencia con deportivos compactos sin techo. Uno de sus modelos más emblemáticos es el Elan. Pero el Elise es sin duda un auto que reúne completamente la filosofía de Chapman. Liviano, tremendamente ágil y muy maniobrable. Además, muy sencillo en su interior, situando su foco en la conducción. Y convertible, cuando le sacas el techo desmontable.

El Elise nació en 1996. Con un peso que no excedía los 750 kilos, podía acelerar hasta los 100 km/h en apenas 5,8 segundos con un motor de apenas 118 caballos de fuerza. Ahora claro, imagínense lo posible con las variantes siguientes, las que llegaron a alcanzar los 190 caballos de fuerza.

La segunda generación del Elise mantuvo el concepto de auto pequeño, al igual que su diseño, la carrocería de fibra de vidrio y el motor central, el que era proporcionado por Toyota, alcanzando en algunas de sus versiones, potencias sobre los 200 caballos de fuerza. Su peso había subido un poco, pero nunca superando los 1000 kilos. Además, su chassis sirvió de plataforma para el Opel Speedster y el actual Tesla Roadster. Todos quieren un poco de la magia de Lotus, la que con el Elise, parece que nunca se va a acabar. No solo es un convertible memorable, es un icono entre los autos post-modernos.

t1Top 1: Mazda Miata / MX5

El Miata es de esos autos de los que se dicen muchas cosas. Que es un auto para minas, que es lento. El Miata es el auto que reinventó al convertible deportivo accesible, ese auto que nació en Europa y que buscaba entregar una experiencia deportiva a un público más joven y con bolsillos menos abultados. Inspirado -según dicen- en el Lotus Elan de los 60, pero con la completa fiabilidad de un auto japonés, el Miata se transformó en un neoclásico. BMW y Mercedes Benz no habrían pensado jamás en darle la luz verde al Z3 y al SLK de no ser por el Miata.

Minimalista, con una estética futurista pero sencilla de formas y una conducción deliciosa, sencillamente se transformó en el deportivo más económico que uno quisiese comprar. Las generaciones siguientes se refinaron, incluyendo motores de 1.6, 1.8 y 2 litros, además de incorporar algunos elementos extra de confort. Altamente tuneable, personalizable y con una enorme base de fanáticos en todo el mundo, es sin duda el mejor, sin contar un añadido extra que va asociado a su accesibilidad, que es ser una excelente puerta de entrada al mundo de los autos deportivos, quienes gusten del tuning, del motorsport o para quienes deseen pasear solamente, pero con la experiencia de ir pegado al suelo y sintiendo cada maniobra.

¿Les gustó? ¿Que hubiesen escogido ustedes? Coméntanos más abajo.

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

  • Nicolás Espinoza
    28 octubre 2013 at 15:12

    No estoy de acuerdo con el Toyota MR2.
    Lo encuentro tan convertible como un auto con un sunroof grande.

    En el que si estoy totalmente de acuerdo es en el Miata / MX5
    EL convertible pequeño del mundo mundial.

    Mi Bonus Track es el nuevo MINI Roadster John Cooper Works.
    Pequeño y letal.

    A propósito de MINI, propongo para el próximo Top5 los «Neo clásicos», aquellas versiones remozadas de clásicos de antaño.

  • elveloz
    29 octubre 2013 at 20:22

    elise rules!!! en un circuito pequeño y ratonero se los come a todos

  • C4ct00s
    30 octubre 2013 at 16:07

    Una pena que Mazda ya no traiga el Miata/MX5.

Forgot Password