Categorías

Tristeza en el mundo motor: Sid Watkins, legendario médico de la F1, muere a los 84 años

Sid Watkins trabaja sobre el HANS Device de Nick Heidfeld.

En general, el mundo del automovilismo tiene como ídolos y figuras a grandes pilotos, preparadores o dueños de equipo visionarios, que con su esfuerzo dentro y fuera de la pista pudieron llegar a la gloria. Sin embargo, en las últimas horas, se ha demostrado que esto no siempre es así, ya que hay personajes que pueden cumplir roles tras bambalinas y de todas formas ser recordados como héroes. Es el caso del legendario Sid Watkins, médico delegado de la FIA en la Fórmula 1 desde 1978 hasta 2005. Watkins murió ayer a los 84 años de edad y los homenajes y comentarios por parte de cientos de pilotos y fanáticos no se han hecho esperar en redes sociales y comunicados de prensa. Es una lamentable pérdida de una persona que fue un gran aporte al motorsport moderno.

Watkins comenzó su trabajo en la F1 en 1978 después de conocer a Bernie Ecclestone y lo mantuvo sin interrupción hasta su retiro, salvando la vida de muchos pilotos durante este largo período y contribuyendo de forma notable al aumento de la seguridad en las pistas de todo el mundo. Watkins llegaba en una era en la cual la seguridad no estaba en un nivel óptimo y lo anterior puede comprobarse con las muertes de pilotos como Gilles Villeneuve en 1982. Watkins abogó por la implementación de nuevas medidas de seguridad y en sus últimos años, fue fundador del Comité de Seguridad de la FIA que finalmente se convirtió en lo que hoy conocemos como FIA Institute y que continúa haciendo investigaciones para desarrollar tecnologías que hagan más seguro el automovilismo deportivo.

En su carrera médica en la F1, Watkins tuvo notables éxitos en situaciones altamente complicadas. Se le atribuye el salvar la vida de pilotos como Didier Pironi, Rubens Barrichello, Mika Hakkinen, Martin Donnelly y Karl Wendlinger en los horribles accidentes que sufrieron en la década de los 80 y los 90. También tuvo días tristes: En Imola en 1994, no pudo hacer nada para salvar a Roland Ratzenberger y a su amigo, Ayrton Senna. La figura de Watkins tomó carácter aún más popular cuando se presentó su visión en el aclamado documental SENNA, donde revela sus conversaciones con Ayrton instándolo a retirarse y no competir en el Gran Premio de San Marino que le costaría la vida.

En 2005, Watkins se retiró de su papel de médico de la F1 y en 2011, le fue entregado un cargo honorario en la FIA por sus esfuerzos.

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password