Categorías

Videos: Dos cosas que solo pasan en el extraño mundo de NASCAR

NASCAR es una caja de sorpresas. La principal disciplina automovilística de Estados Unidos tiene tantas buenas carreras como historias bizarras para contar. Desde la vez en que un loco se robó el Pace Car en Talladega y debió ser detenido por la Policía en la misma pista, hasta inventos locos como el Air Titan, pololos en la misma pista con Danica Patrick y Ricky Stenhouse Jr. y accidentes bizarros como el que vivió Juan Pablo Montoya chocando a un camión de secado de la pista. ¡Eso es NASCAR! Todo lo que acompaña a las carreras y las historias de los pilotos son tan valiosas para la historia y memoria colectiva de NASCAR como las hazañas en la pista. Y eso mantiene muy viva a NASCAR. En estos dos videos verás dos cosas que es poco probable que veas en otras series. En el primer video, Jimmie Johnson es el ganador de la All-Star Race 2013 en Charlotte y está celebrando. Eso no lo pueden aceptar algunos de sus detractores, como el tipo que aparece en el video, que le tira una cerveza en señal de enojo. Lo que no se esperaba era la reacción de su polola/señora/andante/acompañante, que es realmente notable.

El segundo video, está más abajo y no es tan chistoso, solo algo que se recordará por muchos años por lo bizarro de lo sucedido. En ese video puedes ver la bizarra situación que se vivió en la Coca Cola 600 disputada el pasado domingo y que vio como los cables de una cámara de televisión que se encontraba sobre la pista colapsan y caen tanto sobre la pista como sobre las gradas, potencialmente afectando a algunos fanáticos. Efectivamente, 10 fans resultaron con heridas menores y pudieron ser dados de alta pocos minutos después del incidente. El cable provocó una bandera roja de casi 25 minutos para poder retirar el cable y reparar los autos afectados por la caída del mismo. La televisión se hizo un poco la desentendida con la situación durante la transmisión oficial y no mostró nunca un punto de vista similar al que se ve en el video en el que se observa el momento justo de la falla y la reacción de los fanáticos pidiendo una bandera amarilla para evitar el riesgo de ser golpeados por el cable con el paso de los autos. Ah, la carrera la ganó Kevin Harvick.

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password