Categorías

El Hyundai i10 sigue las tendencias de las preadolescentes contemporáneas

¿Si una preadolescente puede pedir como regalo de cumpleaños en su aniversario número 15 una cirugía para aumentarse el busto o respingarse la nariz, por qué el miembro más pequeño de la familia Hyundai no podía recibir un retoque cosmético para verse mejor? Esto no es un capítulo de Cirugía de Cuerpo y Alma, pero veamos los cambios que presenta el modelo para 2011.No es que el original lanzado en 2008 no fuese atractivo así como estaba, de hecho ha sido un éxito acá en Chile, con más de 7.000 unidades vendidas hasta la fecha, sino que para ser precisos este facelift viene a alinear al modelo con el resto de la gama de la marca coreana. De esta manera el city car recibe el diseño del lenguaje de «escultura fluida» que ya vemos presente en el Accent, Sonata y Tucson.

Lo que más se destaca son los nuevos juegos de luces delanteros, el parachoques y la parrilla frontal.  En su parte trasera cambia la distribución de las luces de retroceso, intermitentes y de freno, además de un retoque en el paragolpes.

El interior presenta un nuevo panel de instrumentos de color azul, en concordancia con la imagen que Hyundai presenta en el resto de la gama, mejoras en el tapiz de los asientos y mayor cantidad de accesorios.  El equipamiento incluye de serie alarma, cierre centralizado, espejos y parachoques en el color de la carrocería, radio con CD y MP3, salida auxiliar de 12V, entre otros. La versión full cuenta además con aire acondicionado, alzavidrios eléctricos, dirección asistida, doble airbag y frenos ABS entre otros.

 

Pero la mejor parte es que se puede pedir con una caja automática de 4 marchas, así que entre esta opción y el aire acondicionado, el Ministerio de Transportes (y Telecomunicaciones, no lo olviden) tendrá que seguirse dando de cabezazos hasta idear una manera de bajar a los ciudadanos del Transantiago (para los que nos leen fuera de Santiago de Chile, es el infame sistema de transporte público de la capital de Chile). Porque quién en su sano juicio en cuanto tenga capacidad de endeudarse no va a correr al concesionario a llevarse uno de éstos, premiado como «Auto del año» por la prensa especializada chilena y evitar ser asaltado, manoseado, asfixiado por el calor en verano , mojado por la lluvia y entumido por el frío en invierno.

Hay dos opciones para el motor, el económico de 1,1 litros con 68 hp con una caja de 5 velocidades por si su personalidad es del tipo austera y si es más del tipo despilfarador, vaya por el 1,2 litros de 79 caballos con la caja automática.

Así que no se quede atrás, haga como las niñitas «pre-teen» y retoque su vida, mejore su autoestima con el nuevo i10 de Hyundai.

 

Forgot Password