Categorías

F1: Team Lotus adquiere Caterham, entra en la industria de los autos deportivos y podría cambiar nombre del equipo en el futuro

El Caterham Seven y el auto del equipo Team Lotus de Fórmula 1. (Imagen: Prensa Team Lotus)

A veces en el mundo de la F1 y el automovilismo pasan cosas raras o con explicaciones difíciles, poco convencionales. Hoy, el empresario malayo Tony Fernandes ha realizado una importante movida que podría alejarlo de la controversia que enfrenta a su equipo Team Lotus, con la marca de autos deportivos y auspiciadora del equipo Renault de F1, Lotus Cars. Fernandes ha anunciado hoy la adquisición de la compañía de autos deportivos, Caterham, cuyo vehículo más famoso (y practicamente su único modelo que ha sido vendido) es el Seven basado en el diseño original del Lotus Seven, creado por el «real» fundador de Lotus, Colin Chapman y que ha sido producido desde 1968 practicamente sin modificaciones. Esta compra da un sentido al equipo de Fórmula 1, y permite a Fernandes desligarse en el futuro del nombre Lotus, que lo tiene en conflictos legales, pero (porfiadamente) seguir ligado a la figura y mito de Colin Chapman…

Fernandes ha aprovechado la ocasión para señalar que su equipo en la GP2 Series, Team AirAsia, cambiará de nombre a Caterham Racing o un similar, y que la plataforma de ambas categorías servirá para que Caterham crezca, se revitalice  y se convierta en un referente de los vehículos deportivos económicos y sencillos.

Si, seguramente lo conoces y ya lo habías visto antes. Es el Caterham 7, descendiente directo del Lotus Seven de Colin Chapman, en la manos de Heiki Kovalainen, piloto del Team Lotus en la F1. (Imagen: Prensa Team Lotus)

¿Qué es Caterham Cars? Inicialmente, en los años 60, Caterham era una distribuidora y concesionaria de automóviles basada en el condado de Surrey, Inglaterra, que había logrado éxito en el ámbito de los autos deportivos, con la venta del Lotus Seven, diseñado por Colin Chapman en 1957 y mejorado en 1960 y 1968. La filosofía de Chapman era que «menos es más». Se considera que la obra que mejor refleja dichas ideas de este famoso diseñador, es el Seven: Era un auto extremadamente sencillo y simple, además de muy liviano (menos de 500 kilos) pero con unas prestaciones y sensaciones que solamente es capaz de entregar un vehículo deportivo pero con un precio muchísimo menor. Originalmente por un tema de reducción de impuestos, el Seven incluso se vendía desarmado, para que el comprador pudiera terminarlo con sus propias manos.

En 1973, Chapman decidió que era más conveniente enfocarse más en su programa de autos de carreras para categorías limitadas (como por ejemplo Fórmula 1 y Fórmula 2) y dejar de lado el desarrollo de un kit car como el Seven. Fue entonces cuando Caterham hizo una oferta para comprar los derechos de producción del divertido modelo y comenzó la historia de esta nueva marca. Más de 50 años después, Caterham sigue produciendo el Seven sin grandes modificaciones, solamente cambiando el motor (provisto por Ford) y algunos detalles tanto en suspensión como en detalles exteriores que lo hacen más apto para ciertos tipos de pista o para manejo cotidiano.

La marca ha logrado en estos 50 años bastante éxito entre los aficionados y entusiastas de los autos deportivos, tanto para competencias como para manejo diario. Locos hay muchos, y así, un Caterham se ha vuelto un objeto de colección y de deseo entre los «tuercas» europeos. Entre sus principales gracias, está el hecho de que aún se puede comprar un kit desarmado del auto, y así el conductor puede construirlo con sus propias manos. Recién a finales del 2010, Caterham anunció que se había asociado con Lola para construir su primer modelo original, el SP/300.R del cual solamente se elaborarían 25 unidades exclusivamente para pista. Exclusividad e historia es lo que caracteriza a esta marca británica.

El Caterham SP /300.R producido en conjunto con Lola Cars.

Con la adquisición de Caterham, Team Lotus da un sentido a la creación del equipo de Fórmula 1, que ya enfrenta su segunda temporada en la máxima categoría. La telenovela de Lotus y Lotus está lejos de acabar, con un juicio planteado entre Lotus Cars, la marca de autos fundada por Chapman y Fernandes, que adquirió los derechos para usar el nombre de Lotus en la Fórmula 1.

Ambas cosas son distintas, alguna vez fueron lo mismo pero en los 90 fueron separadas y desde entonces lo están. Para la marca de autos, no es muy agradable que personas no relacionadas con esta estén compitiendo en Fórmula 1 con su nombre. Todo pudo tener un final feliz el año pasado, ya que Proton, dueña de Lotus Cars, era auspiciadora del proyecto de Fernandes mientras este negociaba por comprar el nombre Team Lotus en F1 a David Hunt, pero al descubrir esto, las relaciones se distanciaron, el acuerdo se terminó y Lotus Cars decidió aplastar mediaticamente el nombre de Team Lotus con una estrategia muy agresiva de marketing en motorsport, que involucra auspicios en Fórmula 1 (con el equipo Renault), en IndyCar (con KV Racing), en la GP2 Series (con ART) y su entrada a los campeonatos de Gran Turismo, con su participación en Le Mans en 2011…todo esto vendiendo unos pocos deportivos Exige, Elise y Evora alrededor del mundo. Y luego, los citaron a tribunales, juicio que está en curso en este momento.

Aunque pierda la batalla legal, Fernandes se va a salir con la suya y se quedará con un pedazo importante de la historia de Lotus a través de la compra y utilización del nombre Caterham. (Imagen: Prensa Team Lotus)

Como dijimos antes, el duelo está lejos de terminar, las agencias de relaciones públicas de ambos bandos seguirán haciendo un poco el ridículo con la situación, pero la inversión en Caterham es un negocio que Lotus Cars no puede cuestionar porque queda fuera de sus límites. Fernandes, Mike Gascoyne y Team Lotus pueden utilizar con libertad la historia de esta marca, emparentada con Chapman a su gusto, sin dramas legales. Incluso en el futuro pueden cambiar el nombre del equipo Team Lotus a Caterham, como harán con el equipo de GP2, antes Team AirAsia, sacando ganancias por solo una modificación en el nombre del equipo. Fernandes es un empresario astuto y no se va a rendir fácil en su porfía de quedarse con un trozo de la historia de Lotus…con dinero, (casi) todo se puede.

Vídeo oficial de Team Lotus acerca de la adquisición de Caterham (en inglés)

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=aGERIVg7ATE[/youtube]

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password