Categorías

Mercedes y su nuevo C63 AMG Coupe

Al fin Mercedes tiene un competidor directo para el M3. El anterior CLK55 AMG, aunque construido sobre la plataforma de la Clase-C, siempre se concibió como un auto más cercano a la Clase-E, tanto por su apariencia, como por su tamaño y equipamiento, quedando siempre sobre el M3 en cuanto a comodidad, pero bajo su rival en poder.

Mercedes finalmente ordenó su ensalada de nombres y le dio a la Clase-E su propio coupe. Este año hizo su debut el modelo coupe del Clase-C, el que lógicamente recibiría también el tratamiento AMG, transformándose en el C63 AMG Coupe.

Nada como el misterio. Es un auto sobrio, pero con los detalles justos.

Todo lo que lleve el nombre AMG es cosa seria. Al elegante diseño que tiene el Clase-C coupe, se le suma un frontal mucho más agresivo, con detalles en negro, tomas de aire ensanchadas y la clásica parrilla frontal con la gran estrella, pero con menos rendijas cromadas. En la parte de atrás solo los 4 tubos de escape y un discreto spoiler negro te recordaran que este Mercedes no es una simple lancha para abuelos. Todo esto aderezado con enormes llantas negras.

Si no te gusta el rojo, hay color blanco, negro y uno que parece manjar.

El interior mantiene los elementos clave de la Clase-C, pero esta vez y como en todos los AMG, con elementos que acentúan su pedigree de violento-pero-elegante deportivo alemán. Asientos deportivos en cuero de color contrastan con los detalles en fibra de carbono y porcelana negra (es que la madera es tan mainstream), además de los chiches a los que estamos acostumbrados dentro de un Mercedes. Ah, y también viene de serie con techo de vidrio panorámico, probablemente electrocromico (sistema que oscurece electrónicamente el cristal) como en el SLK.

Con este AMG, Mercedes-Benz apuesta por sacar del trono al M3, su eterno rival e intratable lider del nicho.

Pero nadie compra un AMG solo porque luce deportivo. Igualito a los C63 AMG sedan y wagon, la planta motriz es el mismo motor V8 de 6.3 litros que eroga 451 caballos de fuerza y 600 Nm de torque. Este está conectado a una transmisión de 7 velocidades SpeedShift MCT, permitiéndole al coupe acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4.5 segundos, tal como el sedán y su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h.

Ahora si estos números no te impresionan, puedes pedir el paquete opcional AMG Performance Package el que levanta el poder del auto hasta los 480 caballos de fuerza.

Cuando el AMG sea lanzado este año, podrás también pedir la edición especial Edition 1, que incluye llantas AMG especiales en color negro mate, volante en cuero nappa bicolor, butacas más deportivas y dos nuevas opciones de color: negro mate y blanco mate.

El precio del AMG rondara los 50 millones de pesos y podría elevarse hasta casi los 60 millones de pesos con los paquetes opcionales.

 

Ex-Editor y Test Driver - La grua se lo llevó a la competencia, despues de 6 años defendiendo los colores de la Escuderia Naranja. Sin embargo, en su corazón, todos sabemos que es de los nuestros. En Twitter es @absolutbeer

Forgot Password