Categorías

Previa a la temporada de NASCAR: Las historias que debes seguir este 2011

El domingo comienza la NASCAR Sprint Cup, con la carrera más importante del año, la Daytona 500. (Imagen: Chris Graythen/Getty Images for NASCAR)

Ayer con la primera carrera del año de la Truck Series, se dio por iniciado el calendario oficial de competencias de NASCAR. Mañana, son las Daytona 500, la competencia más importante del año de esta categoría. Serán 38 semanas sin detención, en tres divisiones nacionales lideradas por la Sprint Cup y seguidas por la Nationwide Series y la Camping World Truck Series. Acá te presentamos la previa a la temporada 2011 de la categoría de automovilismo más popular de Estados Unidos, te presentamos las principales historias y personajes que darán que hablar durante este 2011 para que estés al día desde la primera carrera.

¿Podrá Jimmie Johnson llevarse su sexto título de Sprint Cup consecutivo?  Además discutimos regresos a las pistas, nuevas reglas, nuevos autos y equipos, incluyendo a los brasileños Miguel Paludo y Nelson Piquet Jr. que correrán la temporada completa en las camionetas y un año clave para Juan Pablo Montoya en la Sprint Cup. Todo luego del salto, en exclusiva en Racing5 donde podrás leer todo sobre NASCAR todo el año.

1. El regreso de Brian Vickers, con el corazón más fuerte que nunca

Una de las sorpresas menos gratas de la temporada 2010 de NASCAR, se dio en Mayo, transcurridas apenas 11 fechas del calendario de la Sprint Cup. Brian Vickers, piloto de 26 años y del equipo Red Bull Racing, fue hospitalizado de emergencia en Washington tras presentar problemas respiratorios mientras se encontraba camino a su hotel tras un evento junto a sus auspiciadores. El diagnóstico fue bastante duro: coágulos de sangre se habían formado en su pierna derecha y en sus pulmones, poniendo en riesgo la vida de Vickers. Además, se había formado un orificio en su corazón y debería ser operado, y puesto a tratamiento intensivo con anti-coagulantes durante el resto de la temporada, sin poder volver a las pistas. No deja de ser curioso que este tipo de problemas se presenten en atletas del nivel de Vickers, uno de los pilotos mejor preparados físicamente del paddock de NASCAR. Largas horas sentado en autos muy apretados, las fuerzas G, problemas genéticos o el alto consumo de Red Bull han sido relacionados con los problemas de Vickers, pero los médicos no fueron capaces de decidir cual era la causa.

Brian Vickers está de regreso tras una peligrosa operación de corazón y tratamiento con anti-coagulantes. (Imagen: Jason Smith/Getty Images for NASCAR)

Tras completar el tratamiento de 6 meses, Vickers pudo volver a subirse a un auto de la Sprint Cup en Enero para las primeras pruebas de pre-temporada. Impresionante, dada la complejidad de sus problemas de salud. Fue confirmado por Red Bull Racing para acompañar a Kasey Kahne, a expensas del ex-piloto de F1 Scott Speed, que fue despedido. Además fue aceptado por el equipo médico de NASCAR para volver. Vickers será uno de los focos de atención este año. Ya lo está haciendo: una nota de la revista Maxim, en la que cuenta sobre sus noches de fiesta en Diciembre, tras su recuperación remeció a la prensa y resto de los pilotos de NASCAR. El retornado piloto tiene solo dos victorias en sus cinco años de carrera, pero será importante ver si ha regresado con la misma fuerza y velocidad que mostró en 2009 cuando ingresó de forma sólida al Chase. De forma más importante, si Red Bull, uno de los equipos que tiene mayor presupuesto pero ha obtenido pocos resultados, ha tomado la decisión correcta. Kahne estará con ellos solo durante este año y Speed, piloto de la bebida energética desde sus inicios, no regresará con la organización.

El auto del equipo Red Bull que conducirá Vickers en la temporada 2011 de NASCAR (Imagen: Chris Graythen/Getty Images for NASCAR)

2. Nuevos puntos, nuevos autos, nuevas reglas

Si bien la temporada 2010 fue una de las más apretadas en los últimos años, NASCAR ha cambiado ligeramente las reglas de puntuación debido a lo «complejo» que eran los números anteriormente: de 175 a 43 puntos para los 43 autos en pista. Nadie sabía que puntaje sacaba el 5° lugar por ejemplo. Era un total desorden, que complicaba a los fans, interesados en seguir el deporte, en particular a aquellos que se estaban integrando. Ahora, el sistema de puntuación es conocido como 43-1. El ganador obtiene 43 puntos y el último auto en pista clasificado, que es el 43°, obtiene 1 punto, bajando uno a uno. Lo anterior no parece justo con el vencedor de la carrera, luego además hay bonificaciones: si ganas la carrera acumulas 3 puntos extra y 3 puntos de base al ingresar al Chase. Otros bonus serán 1 punto por liderar una vuelta, 1 punto por liderar la mayor cantidad de vueltas. Así, el ganador de la carrera tiene inmediatamente 47 puntos, con un máximo de 48. El segundo, tiene 42 puntos, pudiendo obtener como máximo 44. Así de uno en uno, hasta el último puesto, que se lleva 1 punto.  ¿Consecuencias directas? Un abandono es muy caro con este nuevo sistema de puntuación. Terminar fuera del Top 10 también es bastante costoso para los que están peleando campeonatos. Y los finales de año serán mucho más apretados.

NASCAR también modificó la forma en que selecciona los doce pilotos que integran el Chase, el playoff que define el campeonato en las últimas 10 fechas. Antes eran los mejores 12 de la clasificación en la carrera 26, pero ahora serán los 10 mejores más los dos pilotos más ganadores de la temporada que estén en el Top 20. Esto abre mucho más las opciones, y permite que autos competitivos con poca suerte (como ejemplo, Jamie McMurray ganó tres carreras el 2010 incluyendo la Daytona 500 y la Brickyard 400, pero no entró al Chase) y promete una carrera 26 con muchos candidatos a entrar al Chase bajo el criterio de que el que gane la carrera podría tener un pase directo al Chase…

Ahora NASCAR está impulsado por una mezcla que contiene etanol. (Imagen: Prensa NASCAR, Harold Hinson/HHP)

En cambios reglamentarios que afectan a los autos, se modificó la parte delantera de los vehículos: fuera los brazos del splitter permitiendo una trompa mucho más «pura» y más resistente a los golpes, especialmente a las salidas de pista al pasto a alta velocidad, que terminaban destruyendo los autos peor que los accidentes. En el combustible, NASCAR incorporó una nueva mezcla que incluye un 15% de Etanol. No debería haber mayores cambios en lo que estamos acostumbrados a ver en las carreras, pero la mezcla permite alcanzar unos pocos caballos de fuerza más, y consume ligeramente mayor cantidad, reduciendo un poco la autonomía. También, por seguridad, se ha eliminado a un mecánico en las paradas en pits (el que sostenía un bidón para el rebalse de combustible, catch-can) , luego la carga de combustible está a cargo de solo una persona que se encarga de la bencina entrante y el rebalse. Esto podría hacer las paradas uno o dos segundos más lenta.

Así terminó el 2010 para Jimmie Johnson. ¿Otro título en camino? (Imagen: Rusty Jarrett/Getty Images for NASCAR)

3. Jimmie Johnson, por la sexta corona

No es realmente una novedad, pero Jimmie Johnson es nuevamente el principal candidato a llevarse el título de la Sprint Cup. Tras cinco campeonatos consecutivos, siendo el último probablemente el que más le ha costado a Johnson, el equipo N°48 está más fuerte que nunca: Han superado la amenaza de Denny Hamlin y Kevin Harvick, que no pudieron aprovechar el momento más débil de Johnson y su crew-chief Chad Knaus. Este año, las cosas seguirán estando peleadas, pero si «JJ» lográ ingresar al Chase, lo cual es casi una certeza, es difícil no creer que el piloto de California se llevará otro título. En la pretemporada en Daytona, el Chevy N°48 no se mostró particularmente competitivo, pero usualmente este equipo toma ritmo a medida que avanzan las carreras. Knaus ya ha empezado a aplicar nuevas «creatividades» con su grupo de mecánicos, implementando una especie de sistema de méritos y competencias para determinar la alineación del equipo de pits para cada carrera, el punto más flaco del 48 el 2010. Johnson sigue motivado.

Los siete títulos logrados por las leyendas Richard Petty y Dale Earnhardt son el próximo objetivo. «Obviamente, un nuevo año es un nuevo grupo de desafíos. Es demasiado temprano aún para entender cuales van a ser los desafíos» comentó Johnson en los primeros días de pruebas en Daytona. «Hemos estado trabajando en todos los frentes para ser un mejor equipo. El año pasado nos conocimos mucho más y validamos nuestras creencias y filosofía, por las cualesel equipo 48 es reconocido, en lo que creemos y por eso fuimos capaces de enfrentar todas las adversidades y ganar el campeonato. Creo que somos mejores y más fuertes. Nuestro primer objetivo es entrar al Chase y allí descubrir como ganar nuevamente.»

Jeff Gordon tiene nuevos colores este 2011 y nuevo jefe de equipo: Alan Gustafsson. (Imagen: Tom Pennington/Getty Images for NASCAR)

4. Cambios en los equipos de punta: Enroque de crew-chief entre Dale Earnhardt Jr., Mark Martin y Jeff Gordon

Hendrick Motorsports, es el equipo más poderoso de la categoría y ha ganado los últimos cinco títulos. Pero todos con Jimmie Johnson. Hay tres otros autos que han tenido temporadas mediocres e irregulares.  Mark Martin no ganó carreras en 2010, Jeff Gordon y Dale Earnhardt Jr. tampoco lo hicieron. Es más, la última victoria de Earnhardt en su N°88 fue en la temporada 2008, y de Gordon en el N°24 fue a principios del 2009. Eso no es normal. Rick Hendrick, dueño del equipo mantenía la confianza en que los problemas se iban a solucionar pero no fue así. Pilotos como Gordon, Earnhardt Jr. y Martin son ganadores natos, pilotos con mucho talento y experiencia. Gordon es un cuádruple campeón de NASCAR, con más de 70 victorias en su carrera. Luego, llegó el momento de hacer cambios agresivos dentro de la estructura. Evidentemente, el equipo N°48 no fue tocado pero los cambios han sido interesantes en el resto de los grupos: Jeff Gordon contará con Alan Gustafsson como crew-chief (que antes estaba con Martin), Earnhardt Jr. con Steve Letarte (ex jefe de equipo de Gordon) y Mark Martin con Lance McGrew (que estaba con Jr., y ha sido criticado durante estos dos años por su ineficiencia en solucionar los problemas de Junior…). Todos los grupos están muy motivados con los cambios. Earnhardt Jr. tuvo un gran comienzo con una pole para las Daytona 500 pero la perdió tras chocar su auto en prácticas…

Los ojos están sobre Juan Pablo Montoya (Imagen: Todd Warshaw/Getty Images for NASCAR)

5. Juan Pablo Montoya en un año clave: ¿renovará contrato con Ganassi?

Este es el año en que «JPM» debe mostrar que vino a NASCAR a quedarse. Él ya lo ha dejado en claro, pero es su último año de contrato con el equipo de Chip Ganassi y el colombiano sigue con solo dos victorias, muy espaciadas, en el máximo circuito, en 2008 y 2010 y no fue en óvalos, donde aún no conoce el éxito. Montoya estuvo en el Chase del 2009, pero tuvo un año bastante irregular en 2010. Si bien ha tenido una gran cantidad de roces con su jefe de equipo, Brian Pattie, especialmente tras perder una carrera ganada en Indianapolis el año pasado, Pattie le ha entregado autos muy competitivos que por diversas razones, como accidentes y problemas mecánicos no han permitido al bogotano concretar la victoria. No es que Montoya este viendo otras opciones fuera de NASCAR o con otros equipos por el momento, pero Ganassi pretende ser un equipo de punta en NASCAR y si el ex-F1 no muestra el ritmo necesario para eso, Chip puede decidir moverlo a otra parte de la organización o no renovar su contrato.

6. Piquet Jr. y Paludo aterrizan de lleno en NASCAR

Dos pilotos a seguir en este 2011, serán los brasileños Nelson Piquet Jr. y Miguel Paludo. Ambos correrán la temporada completa de la NASCAR Camping World Truck Series. Piquet Jr. lo hará en el poderoso equipo Kevin Harvick Inc., con la Chevrolet Silverado N°8. En sus pocas participaciones en NASCAR el año pasado, Piquet mostró bastante potencial obteniendo Top 10 en la Truck Series y en la carrera de Nationwide Series en Watkins Glen.

Nelson Piquet (en la imagen corriendo la camioneta N°15) correrá en la Camping World Truck Series con el auspicio de Qualcomm. Este año, su número será el 8. (Imagen: Geoff Burke/Getty Images for NASCAR)

Paludo por su parte, está en su segundo año en Estados Unidos. El año pasado participó de la ARCA Series, de la NASCAR K&N Pro Series y en cuatro carreras de la Truck Series. Miguel fue campeón 2008 y 2009 de la Porsche GT3 Cup en Brasil. Este año, Paludo atacará la serie de camionetas con la Toyota Tundra N°7 del equipo Red Horse Racing. En su primera carrera del año, en Daytona, Paludo tuvo una participación sobresaliente terminando cuarto, para ubicarse segundo en el campeonato.

Editor Área Motorsport

Sigo el automovilismo desde los cuatro años. Es un deporte que nunca deja de sorprenderme, y que me gusta porque mezcla tanto la destreza y estrategia de los pilotos y equipos con la mecánica y tecnología de los automóviles. Me puedes encontrar en Twitter hablando sobre autos como @felipegana

Forgot Password