Categorías

Tecno Tips R5: Bencina sin plomo

«El plomo puede fundir el motor» Es una frase que nos puede impactar demasiado, y claro, si el surtido no es muy frecuente, el daño será tardío, sin embargo, su uso afectará el motor de manera inminente.

El catalizador y los sensores también podrán averiarse. Debido a las exigencias mundiales del mantenimiento y preservación del ambiente, las casas automotrices han debido buscar la manera de que sus ingenieros elaboren unidades automotoras que posean catalizadores, que son los encargados de reducir las emisiones contaminantes en un 90%.

Por tal motivo, es importante que los usuarios conozcan los efectos del plomo en los motores nuevos, y que el uso de gasolina en cualquiera de sus tipos, con o sin plomo, sin cumplir con los requerimientos, el modelo y año, trae consigo consecuencias negativas a corto y mediano plazo. La principal o la peor es la destrucción del catalizador, que es una pieza parecida a una colmena, el cual al absorber el metal, se obstruye, generando fallas en el motor.

Gasolina con plomo

Su color es rojizo y su olor muy intenso. Incorpora tetraetilo de plomo a fin de incrementar el índice de octano requerido para determinados tipos y modelos de motores, también elimina el efecto de combustión previa que ocurre cuando la mezcla entra a la cámara de combustión caliente, así como para lubricar los asientos de las válvulas.

Es altamente contaminante, debido a que el plomo presenta un elevado grado de toxicidad y efectos nocivos al organismo humano. Se usa en vehículos con motores de compresión superior a 9:1. La mezcla típica contiene sustancias provenientes de la desintegradora catalítica, la reformadora, gasolina natural y butano normal. Su octanaje es de 90 a 100.

Gasolina sin Plomo

Su color es verdoso y tiene menos componentes. Contiene aditivos oxigenados como el MTBE ( MethilTerButilEter) que le confieren un importante incremento en el índice de octano y la protección contra la detonación previa , por lo que logra excelentes características de combustión, eliminando en su totalidad las emisiones de plomo a la atmósfera. Está indicada para ser usada en vehículos con convertidor catalítico que reducen considerablemente, las emisiones de óxido de nitrógeno(NOx ) ,Monóxido de carbono(Co) e hidrocarburos.

No contiene tetraetilo de plomo, por lo cual, la emisión de efectos contaminantes se reduce considerablemente . Gracias a este combustible podemos hablar en estos momentos de vehículos de combustión interna con clasificacion ULEV ( ultra low emissión Vehicle)los cuales arrojan un 30 % menos de polución con respecto a los actuales estandares de la industria.

Efectos del plomo

La utilización frecuente de gasolina con plomo en los vehículos de última generación (2000 en adelante), pueden ocasionar:
1. Obstrucción total y severa del catalizador: Hay una incompatibilidad manifiesta entre el uso de gasolinas con plomo y los catalizadores de oxidación empleados para eliminar las emisiones de monóxido de carbono a la atmósfera, lo que significa que si se usa gasolina con plomo en un vehículo diseñado para emplear sólo gasolina sin plomo, se destruirá por completo el catalizador del auto, en un lapso no mayor a 6 meses. Si por el contrario, se usa gasolina sin plomo en un motor que no esté preparado para ello, es decir, sin convertidor catalítico, su uso frecuente, acortará la vida útil del motor y hará que se produzcan daños irreversibles a los asientos de válvulas y cabeza de los cilindros.

2. Fundición del motor: La máquina corre graves riesgos de fundirse o averiarse seriamente, porque el plomo produce frecuente recalentamiento, debido a que los gases no salen por el escape.

3. Averías en los sensores de oxígeno.

4. La salida de los gases: Los gases que salgan del escape, irán directamente a la atmósfera provocando un alto grado de contaminación.

5. El plomo en la gasolina desgasta una de las seis capas que conforman el catalizador.

6. Oxidación: Al igual que el agua, el plomo provoca un rápido proceso de oxidación en el catalizador.

7. Descarboniza las tapas de compresión del motor. Con la inadecuada utilización de la gasolina se puede obstruir un catalizador, los inyectores y hasta el motor. Cabe destacar que no costará menos de 4 millones, obtener un catalizador nuevo. El servicio de reparación de unos inyectores oscila entre los 200 y 300 mil bolívares y la pieza nueva tiene un precio promedio de 100 mil bolívares. El motor nuevo de un vehículo de nueva generación, por su parte, podrá costar al cambio actual, entre 4 y 6 millones de bolívares. En tal sentido, es importante que se tome conciencia de la situación, ya que lo que se puede ahorrar, al usar gasolina más barata, de seguro lo duplicará y hasta quintuplicará al dañar un motor.

Fotógrafo Racing5

“Cambié los aviones por los autos a los 6 años; me di cuenta que sería más fácil obtener mi licencia Clase B, que de piloto de combate. Luego, el fanatismo fue cosa de segundos”

Forgot Password