Categorías

IndyCar: ¡Bienvenido Houston! ¿Adiós Texas Motor Speedway?

Viejos tiempos. ChampCar en Houston. Sebastien Bourdais y Justin Wilson peleando por posición en 2007. Hoy ambos están en IndyCar y podrían volver a esta ciudad en 2013. (Imagen: eschipul on Flickr - CC)

La IZOD IndyCar Series ha anunciado el regreso del circuito callejero de Houston, Texas, para la próxima temporada, algo que se venía rumoreando hace varios meses  y que fue materializado el día de ayer. Esta inclusión de Houston genera muchas dudas sobre si el Texas Motor Speedway volverá a ser parte del calendario 2013 de IndyCar, ya que las relaciones entre  el serial estadounidense y el presidente del óvalo Eddie Gossage, han estado tensas debido a los resquemores de los pilotos en correr en el TMS por la muerte de Dan Wheldon en Las Vegas (pista de similares características), sumado a que Gossage ha sido el principal opositor a que Houston integre el calendario de IndyCar.

Lo que parecía solo rumores hace tiempo atrás fue tomando fuerza con el paso de los meses, y llegó a ser una realidad ayer, con el anuncio de que Houston, Texas volvería a ser parte de la IndyCar con un circuito callejero similar al que corrió por última vez la Champ Car en 2007, antes de la reunificación IRL/Champ Car el 2008.

Uno de los pilares para que Houston vuelva a ser parte de IndyCar  es el apoyo de Roger Penske, el ya mítico dueño de equipo múltiple ganador de Indy500, quien movió sus influencias para lograr que esto fuera realidad. Así, logró también que este evento contara desde ya con un auspiciador principal, que es Shell/Penzoil, algo que garantiza la correcta organización de la fecha, y también un apoyo importante a nivel corporativo.

Helio Castroneves es el piloto auspiciado por Shell / Pennzoil en IndyCar. Shell es sponsor y socio de Roger Penske. (Imagen: IndyCar Media, LAT Photographic)

Asimismo, Mike Lanigan, quien es también dueño de equipo en IndyCar (Rahal-Lanigan) y será el CEO del Gran Premio, señaló: “Estamos muy contentos con el regreso a Houston. Este evento fue muy exitoso en el 2007 y 2007, con mucha gente en las gradas del Reliant Park, y será un evento muy emocionante el 2013. Será el mejor”.

Recordemos que Houston fue parte del calendario de CART entre 1998 y 2001, tuviendo un relativo éxito, siendo un callejero trabado y difícil de pasar. Luego volvió a integrar el calendario de Champ Car el 2006 y 2007, eventos en donde el ganador fue Sebastian Bourdais, y este diseño de pista sería el que utilizarán los autos de IndyCar para el 2013.

Según dijeron los organizadores, este evento dejó en Houston alrededor de 35 millones de dólares el 2006 y 2007 para la economía de la ciudad, cifra similar se espera para el próximo año durante la realización de la carrera.  La fecha de realización es entre el 4 y 7 de octubre del 2013, lo cual nos señala que el calendario será más extenso que el del 2012, y posiblemente Houston NO sea el season finale de IndyCar, por lo que se añadiría otra carrera más después de esa fecha. El acuerdo es por 5 años, teniendo a Shell como auspiciador por 4 años.

La adición de Houston es algo sumamente importante para IndyCar, ya que es una de las cinco urbes con mayor población en los EE.UU., lo cual la hace un market demasiado atractivo para ella, los equipos y los auspiciadores que tiene la categoría, siendo además un evento callejero, lo cual atraería a más fans a la fecha.

No se puede decir que Houston haya entregado grandes carreras o grandes escenarios. Al final es un callejero más, fechas estables que IndyCar necesita. (Imagen: eschipul on Flickr, CC)

Sin embargo, no todo puede ser tan perfecto…

La adición de Houston trae consigo un grave problema, y se llama Texas Motor Speedway. La segunda fecha más popular de IndyCar en términos de asistencia de público después de Indy 500 corre peligro para el 2013 debido a varios factores, y la llegada de Houston solo pone un mayor signo de interrogación.

Es sabido que el TMS es dirigido por Eddie Gossage, un personaje polémico dentro del ambiente motorsport gringo, ya que es proclive a la discusión y a generar conflictos, todo con el fin de que sus eventos sean más exitosos. A algunos les gusta este estilo, y a otros no, pero lo innegable es que ha hecho que IndyCar en Texas sea una fecha “satisfactoria” para ambas partes en términos económicos y de exposición mediática, y gran parte de esto es gracias a mister Eddie. La Indy Racing League entre 1997 y 2001 tenía dos fechas en Texas, y ambas con una gran cantidad de gente, y fue solamente el hecho de que TMS consiguiese una segunda carrera de la Nascar Sprint Cup que ya no fuera posible seguir con dos carreras de IRL ahí. El TMS fue (y es, o era, no sabemos ya), un bastión open wheeler, algo que todos esperaban con ansías, y durante todos estos años daba unos carrerones impresionantes para los seguidores de la IRL-IndyCar. Tanto que el 2001 la CART quiso correr ahí, pero debido a las altísimas velocidades obtenidas en clasificación, lo cual hizo que los pilotos perdieran el conocimiento y se marearan, por lo que el evento fue cancelado (muchos  expertos dicen que este hecho fue el que inicio la quiebra de CART).

La muerte de Dan Wheldon en Las Vegas cambió totalmente esta relación.  El que Dan haya muerto porque su cabeza pegó con el poste que soporta el catchfence puso en jaque el diseño de los óvalos que son propiedad de Speedway Motorsport Inc (SMI),  que es dueña de Las Vegas, Texas, Charlotte, Atlanta, Bristol, Kentucky y Loudon, ya que en todos estos óvalos el diseño de la malla de seguridad es con el poste afuera de la reja. Pues bien, los pilotos han criticado esto, y han pedido que se modifique este diseño. La respuesta de Eddie Gossage y SMI es que según sus ingenieros, los postes están bien ubicados y que han estudiado esto una y otra vez llegando a la misma conclusión. Esto ha ocasionado una “guerra” de declaraciones a través de los medios periodísticos, lo que ha dañado seriamente las relaciones del TMS e IndyCar. La firma del contrato para la realización de la carrera este año se demoró por la investigación del accidente de Wheldon, y estuvo en el limbo todo este tiempo. IndyCar y Texas firman el contrato año a año, por lo que todo queda sujeto a lo que ocurra en el evento de junio.

¿Será la carrera de Junio la última de IndyCar en Texas? (Imagen: IndyCar Media)

Ahora, con el ingreso de Houston el 2013,  se hace más difícil que el TMS continúe en el calendario, debido a que Eddie Gossage es el más ferviente opositor a esto. Él señala que Houston apunta al mismo mercado que TMS, por lo que el óvalo se vería mermado. Si bien están en el mismo Estado (Texas), la distancia entre ambos eventos abarca más de 600 kilómetros, sumado a que la carrera en el TMS es junio; mientras que la de Houston es en octubre, por lo que a simple vista no debería verse muy afectada.  Randy Bernard, CEO de IndyCar, señaló que las únicas condiciones para que no se topen eventos en el calendario es que éstos se encuentren a más de 200 kilómetros entre sí, y que estén separados por 3 meses, algo que cumple perfectamente Houston.

Sin embargo,  para Gossage esto es algo personal, y difícilmente pueda entender estas razones.  Las críticas que hicieron los pilotos de IndyCar al TMS, y el rumor de un posible boycott al evento por la supuesta inseguridad de la pista, lo irritaron de sobremanera, por lo que ya tenía “sangre en el ojo” a IndyCar.  Ahora con Houston solo puede ser peor…

Y para agregar otro rumor más, se ha informado que el nuevo circuito que se está construyendo en Austin, Texas, para recibir a la Fórmula 1, ha manifestado interés por contar con la IndyCar en ella para el 2013, lo que debe irritar aún más a Eddie.

Son estas cosas las que señalan la posible partida del Texas Motor Speedway, algo que, si ocurre, sin duda le dolerá a muchísimos fans.

Por lo pronto, la IndyCar se encuentra en Barber Motorsports Park en Alabama con presencia entre otros destacados del líder del campeonato, Helio Castroneves, el piloto venezolano Ernesto Viso y el piloto Jorg Gray, Alex Tagliani.

Colaborador Racing5 -Especialista Automovilismo Norteamericano

“Devoto de los autos desde chico, pero sobretodo del automovilismo americano y los óvalos, tipo de pista con la que alucino cada vez que veo una carrera en ellas y donde me distraigo del mundo por un momento y disfruto mi pasión con todo.”

Forgot Password